| Artículos | 01 ABR 1995

El oráculo Delphi: excelente entorno de desarrollo

Tags: Histórico
El esperado entorno de programación 4GL de Borland
Rais Busom.

Borland acaba de presentar su nuevo entorno de programación Delphi, que conjuga la facilidad del lenguaje Pascal, la orientación a objetos, las herramientas visuales y un compilador que genera ejecutables.

En la antigua Grecia, Delfos era uno de los lugares donde los ciudadanos iban a consultar sus decisiones respecto al futuro. El oráculo de Delfos se hizo famoso como intermediario terrenal de las respuestas de Apolo, dios de la belleza. El programa Delphi, es el delfín de Borland que contiene, si no todas, muchas de las respuestas, que los desarrolladores esperan de un entorno de programación para el futuro. Pero muchos aún se preguntan: ¿qué es realmente Delphi?, ¿qué hace que no hagan otros entornos?, ¿para qué tipo de desarrollos está indicado? ¿se podrán portar las aplicaciones de otros entornos? En este artículo intentamos responder a estas preguntas.

¿Qué es Delphi?

Delphi es un entorno de desarrollo visual de aplicaciones, dotado de un lenguaje 4GL, indicado tanto para aplicaciones monousuario como para cliente/servidor. Es un producto del tipo de Visual Basic, aunque las similitudes son sólo aparentes. Delphi, a diferencia, es un compilador real que funciona sin runtime. Por compatibilidad, soporta controles VBX 1.0 además de los propios y viene equipado con todas las herramientas necesarias para la programación de bases de datos, tanto de sobremesa como SQL. A este respecto, soporta los estándares de acceso a datos IDAPI y ODBC. El paquete se complementa con un depurador integrado, excelentes ayudas en línea, el generador de informes ReportSmith, un mini gestor de bases de datos similar a Paradox llamado Database Desktop, el módulo Borland Database Engine (BDE) para la programación de Interbase, dBASE, y Paradox, el módulo Interbase Interactive para realizar consultas interactivas en lenguaje SQL, un editor de recursos gráficos llamado Image Editor, las mini-aplicaciones WinSight, un trazador de mensajes y WinSpector, un examinador post-mortem de aplicaciones Windows (véase figura 1). En la versión definitiva (PC World ha tenido la oportunidad de evaluar la última versión beta) se ha señalado que Delphi estará incluso dotado de un programa de control de versiones y que será compatible con Intersolv PVCS.

Entorno de desarrollo

El entorno consiste en una pequeña ventana flotante con una barra de menú, otra de botones y una dotada de pestañas con los tipos de controles que pueden utilizarse. Las barras de botones no son flotantes, pero sí contextuales y totalmente configurables. Nos parece una buena elección que siempre deja a la vista las herramientas necesarias. A la izquierda, aparece una ventana con las propiedades y eventos de los objetos, y a la derecha, otra ventana con un formulario vacío (ver figura 2). Debajo del formulario se encuentra otra ventana con declaraciones de código estándar en Pascal. La apariencia visual está entre Visual Basic de Microsoft y el entorno de dBASE para Windows de la propia Borland.

El entorno de programación de Delphi está muy cuidado y es configurable en sus más mínimos detalles. Utiliza sintaxis coloreada, tipos de letra diferentes, potentes herramientas de búsqueda, visores de ventanas, gestor de proyectos y emulación de los editores IDE y Brief. Existe además la útil posibilidad de añadir cualquier aplicación externa al mismo entorno como una herramienta más.

Al crear un nuevo proyecto se crea automáticamente un fichero PROJECT1.DPR (tipo ASCII) donde se declara y define todo aquello que tiene que ver con la aplicación en general y un UNIT1.PAS, un fichero de unidad o módulo fuente, en lenguaje Object Pascal, en el que se escriben los comportamientos de los objetos ante los eventos. La parte visual del formulario vacío generado por defecto, se almacena en UNIT1.DFM, fichero binario no compilado Además crea PROJECT.OPT, un fichero INI con la configuración del entorno del proyecto y PROJECT1.RES, un fichero binario de recursos Windows.

Las propiedades de cada objeto son definibles visualmente desde la ventana del llamado inspector de objetos, así como los métodos que pueden responder a los eventos. Al pulsar sobre un método determinado, se abre una ventana de edición para añadir el código de respuesta correspondiente al evento relacionado.

Se dispone de un sencillo gestor de proyectos que permite añadir o borrar ficheros, tanto visuales como de código. Esta utilidad permite tener un control de los diversos elementos del proyecto e ir de uno a otro con facilidad, especialmente cuando la pantalla tiene más ventanas apiladas que un tablón de anuncios.

El gestor de proyectos permite determinar todas las características de configuración de la aplicación: desde el icono de aplicación hasta los parámetros de compilación y enlazado. Al iniciar un nuevo proyecto aparece una galería de plantillas (ver figura 3) que nos permiten crear hasta cuatro tipos de aplicaciones: en blanco, es el proyecto vacío que aparece por defecto; SDI es una aplicación con una ventana principal y una sola ventana para documentos; MDI, para aplicaciones con múltiples ventanas de documentos; y finalmente, CRT que sirve para realizar aplicaciones MS-DOS o ejecutarlas en una ventana Windows. La plantilla para aplicaciones MDI es realmente espectacular. Dotada de todos los menús estándar (File, Edit, Window, Help), barra de botones, barra de estado, y con diálogos comunes para localización de ficheros, está lista para funcionar desde el primer momento. También cuando se necesita crear un nuevo formulario, aparece un galería de formularios donde se puede escoger una plantilla por defecto entre las siguientes: blank, about box, dual list box, multi-page dialog, standard dialog box, password dialog, tabbed notebook dialog. Las plantillas son realmente sofisticadas, y se puede adelantar mucho trabajo utilizándolas. Además estos integran los controles tridimensionales que más recientemente llevan las aplicaciones Windows de última generación. Los formularios son las ventanas Windows que forman las aplicaciones de Delphi.

Componentes y lenguaje Object Pascal

Delphi es un entorno visual. Mucho se puede hacer sin escribir ninguna línea de código, pero lo más importante es que se escriba código o no, Delphi mantiene sincronizada la parte visual y la escrita. La tecnología two-way permite visualizar lo que se escribe y ver escrito lo que se ha diseñado visualmente al instante.

El desarrollo de aplicaciones se basa en la realización de formularios encadenados. En cada formulario se pueden colocar diversos objetos y controles. Los controles, llamados componentes (ver figura 4), son abundantes y se distribuyen a través de siete tipos diferentes: Standard y Additional, reúnen todos los elementos gráficos; Data Access y Data Control, sirven para el acceso y presentación de bases de datos; Dialogs recoge los cuadros de diálogos comunes (ver figura 5); VBX, controles de Visual Basic versión 1.0; System y Samples, reúnen una miscelánea de componentes que van desde un calendario a objetos DDE y OLE.

El corazón de Delphi lo forma precisamente la VCL (Visual Component Library) formada por objetos y controles. La facilidad para crear nuevos componentes incluso como librerías dinámicas (DLL) es algo que no tiene comparación en ningún otro producto. Se pueden realizar componentes propios modificando los ya existentes o crear otros completamente nuevos mediante TCustomControl. También se pueden utilizar los de Windows por medio de TWinControl, o incluso implementar controles no visuales mediante TComponent.

El lenguaje compilado Object Pascal tiene una orientación a objetos completa, soportando: encapsulación, polimorfismo y herencia. Las definiciones de la sección type encapsulan datos y procesos para crear tipos de datos abstractos. Delphi soporta exclusivamente la herencia simple de clases por derivac

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información