| Artículos | 01 SEP 1999

El mercado de discos duros crecerá hasta el 2003

Tags: Histórico
Ahorrar costes informáticos sin mermar los servicios a los ciudadanos. El ayuntamiento de Parets del Vallès, en Barcelona, ha comenzado a aplicar la máxima implantando Linux. La alternativa a los gigantes del software podría cundir entre otros municipios españoles, mientras asociaciones como Fronteras Electrónicas realizan una campaña para favorecer la difusión de software libre en la administración pública.
Tras su fuerte entrada en el entorno universitario y los proveedores de servicios de Internet, Linux tiene visos de ganar batallas frente a Windows NT, especialmente, en otros ámbitos. Como en los municipios con menores recursos económicos.
Gratis y fácil son las palabras que más repiten en Parets. Este industrioso ayuntamiento de 15.000 habitantes cercano a Barcelona hace meses que funciona con un servidor de ficheros basado en Linux. Sin ningún tipo problema. La versión Red Hat 5.2 ha sustituido a un servidor Novell "que se nos quedaba pequeño", señala Xavier Seguer, responsable de informática municipal.
La gratuidad de Linux frente a los costes que supone instalar sistemas desarrollados por multinacionales del software como Windows NT (Seguer calcula en medio millón largo el ahorro "y sólo es el principio") no ha sido el único argumento que ha pesado en la decisión. Además del ahorro económico, el responsable técnico opina que "el funcionamiento de Linux es muy superior y no se cuelga nunca".
Seguer se encarga de las tareas informáticas desde hace sólo unos meses, con el fin de intensificar el soporte tecnológico que requería el municipio, antes abordado por una empresa muy puntualmente. Las metas a abordar fueron muy claras: optimizar el sistema informático, mejorar la red, los servidores y los terminales. Del único servidor Unix y cinco terminales conectados ha pasado a un entorno mixto de 80 usuarios con Novell, Windows NT...y Linux.

Usuarios satisfechos
Como informático convencido, ofrece una interminable lista de ventajas. Por ejemplo, los usuarios no advierten en ningún momento si trabajan con este sistema o con Windows, "no encuentran ninguna diferencia". Para Josep Castells, regidor de Hacienda del municipio barcelonés, este detalle es fundamental: "los usuarios trabajan satisfechos y la valoración del sistema es muy positiva". Y eso que primero fue necesario convencer a algunos, temerosos de que un sistema gratuito no fuera fiable o tuviera importantes dificultades de mantenimiento.
Asimismo sobresalen otras virtudes como la facilidad de actualización a través de Internet y la seguridad. El ayuntamiento de Parets tiene previsto migrar en breve a la versión 6.0. "La ventaja de Red Hat es que se ha impuesto bastante y actualizarlo es fácil, sólo es necesario bajarse un fichero". Además, Xavier Seguer considera que la última versión de Linux ha sufrido cambios muy relevantes y positivos que aportarán grandes ventajas a los usuarios: "el Kernel 2.2, que gestiona mejor la memoria, es capaz de manejar hasta 16 CPU; el servidor de ficheros Samba es más rápido y detecta prácticamente cualquier tarjeta de red y de vídeo. La versión beta del Kernel 2.3 incluye USB".
Dado el éxito de la iniciativa han decidido pasar el padrón de habitantes a Linux, a pesar de que Absis, el fabricante de software de esa aplicación, les comentó que dudaban que funcionase tal invento. "Y lo está haciendo desde hace tres meses", asegura Xavier Seguer.
Ahora se han planteado hacer lo mismo con el sistema contable CGAP, que Absis ha actualizado para NT: "si es así también lo puede hacer en Linux, porque prácticamente lo emula, no hay ningún problema", confía el informático. Y, en un plazo indefinido, esperan poder sustituir Windows NT por Linux cuando, como esperan, aparezca una versión de Lotus Notes que pueda funciona en el entorno del pingüino.

Software libre
Las pasadas elecciones municipales del 13 de junio suponen una oportunidad de oro para promover cambios en la informática pública. Es lo que piensa la asociación de cibernautas Fronteras Electrónicas (FrEE), que desde hace algo más de un mes planteó una campaña a través de Internet para favorecer la difusión de software libre en todos los niveles de la Administración Pública.
David Casacuberta, presidente de FrEE, es consciente de que no es una medida que se pueda hacer realidad de la noche a la mañana. Como primer paso se han contentado con llamar la atención de las administraciones locales. Porque, como asegura, muchos ayuntamientos no se plantean adoptar en los equipos que adquieren software de código libre "porque los ordenadores ya vienen con Windows".
En su opinión, tomar la opción de un entorno como Linux no es tan complicado; "aunque es cierto que es algo complicado instalarlo, después es muy fácil. Hay mucha gente que domina este sistema. Los equipos con Linux son más baratos y eficientes y evitarían los costes de actualizar los programas de Microsoft". Mejor aún es, afirman, la posibilidad de que el usuario pueda modificar el programa según sus intereses, porque el código fuente es completamente libre y permite que los usuarios puedan realizar cualquier tipo de cambio en el programa.
¿Cómo podría ser un kit informático gratuito? Entre los sustitutos económicos de las grandes aplicaciones informáticas creadas por empresas como Microsoft destaca Star Office. Este "copy left" (sin derechos de autor) incluye, entre otras prestaciones, base de datos y procesador de textos.
Casacuberta también destaca herramientas de desarrollo como versiones libres de C++ frente a Visual C, la amplia variedad de navegadores para la Red y servidores de Internet bajo Linux. Y como estos sistemas requieren máquinas de menor potencia y precio, pero de mayor sencillez de manejo, el ahorro puede ser más importante.
Para el presidente de Fronteras Electrónicas, esta iniciativa puede chocar con la tendencia de la administración pública para comprar software propietario "que anime a la creación y desarrollo de pequeñas empresas, pero después las compras se realizan mayormente a Microsoft". Con Linux mucha gente podría fabricar, según explica, software más económico y bien documentado.
La organización ha difundido en Internet un documento, ww.arnal.es/free/campanya.html, en el que informa de las virtudes de las aplicaciones gratuitas y busca voluntarios que remitan una carta a los alcaldes pidiendo que la administración de su localidad considere la posibilidad de introducir software libre en sus sistemas informáticos.
Habrá que esperar a ver si se produce la reacción esperada. De momento, ayuntamientos próximos a Parets como Mollet, Barberà del Vallès y Montmeló se han interesado por la iniciativa del pionero y podrían instalar servidores bajo Linux en un futuro cercano. En administraciones públicas de mayor tamaño, con grandes entornos informáticos, la cosa parece más difícil. Algunos analistas todavía ven lejano el momento en que Linux sea capaz de traspasar la barrera del mundo servidor."Tiene problemas de escalabilidad y sus herramientas de clustering aún no están listas, por lo que no es adecuado para la informática mainframe", asegura William Peterson, director de IDC.


Contener el gasto en las

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información