| Artículos | 01 FEB 2010

El mercado conecta con el estándar USB 3.0

Tags: Histórico
Hilda Gómez.
Cuando estamos frente al ordenador esperando para utilizar o almacenar nuestros archivos multimedia los segundos se hacen eternos. Es en este escenario donde la tecnología USB 3.0 representa un gran adelanto, un estándar que se presenta con particularidades sorprendentes, como una velocidad de transferencia diez veces mayor y un tercio del consumo energético con respecto a la versión anterior, de ahí el aluvión de productos compatibles que está por llegar.

Como su propio nombre indica, el estándar USB (Universal Serial Bus) se ha convertido en el bus universalmente usado en la industria para conectar cualquier dispositivo de electrónica de consumo y cualquier periférico a un ordenador, ya sean discos duros, cámaras digitales, impresoras, teléfonos móviles o reproductores multimedia, y como ha venido haciendo desde los inicios, ha evolucionado su tecnología para ir ofreciendo mejores prestaciones.
Si pasar de los 14 megabits por segundo de la primitiva versión a los 480 Mbps del USB 2.0 supuso un salto cualitativo, el relevo del USB 3.0, también conocido como SuperSpeed, representa una gran revolución, prometiendo una velocidad de transferencia de datos diez veces superior a su antecesor, mucho más adecuada a los volúmenes de información que se manejan en la actualidad.

Nuevas aplicaciones
Además de su velocidad, que teóricamente puede manejar hasta 5 Gbps, la tecnología SuperSpeed ofrece múltiples atractivos que facilitarán su asimilación, siendo uno de los más importantes su compatibilidad con el estándar USB 2.0. Así, aunque para disfrutar plenamente de las ventajas del nuevo estándar sean necesarios un nuevo cable y un adaptador host, o una placa madre que soporte USB 3.0, se podrá seguir utilizando el dispositivo en un puerto USB 2.0, aunque con un rendimiento inferior.
Por otra parte, USB 3.0 es un es un puerto de alimentación inteligente que gestiona mejor la energía y racionaliza la cantidad que se destina para la alimentación de un aparato. Así, además de aumentar la intensidad de la corriente hasta los 900 MA (miliamperios), sólo transfiere la energía cuando se necesita, por lo que cuando los dispositivos no se utilizan pueden entrar en estado de bajo consumo. Esto hace que el nuevo estándar utilice únicamente un tercio de la energía de su antecesor.
Todas estas ventajas hacen de USB 3.0 una tecnología a tener muy en cuenta sobre todo en las nuevas aplicaciones relacionadas con el almacenamiento, la imagen digital y el vídeo en alta definición, permitiendo agilizar la descarga de fotografías o de archivos MP3, en el caso cámaras o reproductores de audio; reproducir archivos en alta definición y transferir grandes cantidades de información en los discos duros externos; transmitir vídeo a 1080p (Full HD) a través de Internet mediante una webcam conectada a un puerto USB 3.0; además de registrar videoconferencias, ofrecer servicios de alquiler y compra de vídeos a través de la Red, o realizar emisiones de vídeo en streaming.

USB marca tendencia
En 2009 ya se habló y mucho del nuevo estándar USB 3.0, y en los últimos meses surgieron algunos productos equipados con el nuevo bus. Es el caso del dispositivo Freecom Hard Drive XS 3.0, un disco duro que alcanza una velocidad de transferencia de 130 Mbps; del Buffalo DriveStation HD-HXU3, otro disco duro externo USB 3.0 capaz de alcanzar velocidades de intercambio de 125 Mbps; o del RAIDDrive de SuperTalent, el primer pendrive USB 3.0, cuyas tasas de transferencia se sitúan en más de 200 Mbps.
Pero ha sido en la ultima edición de CES cuando se le ha dado el espaldarazo definitivo a esta nueva tecnología, con la presentación a cargo del grupo de estandarización USB Implementers Forum (USB-IF) de los primeros 17 productos certificados para el USB SuperSpeed, incluyendo controladoras host, tarjetas adaptadoras, placas base, unidades de disco duro y sistemas portátiles. Para Jeff Ravencraft, presidente del USB-IF, “el duro trabajo de las compañías desarrollando productos y dispositivos certificados en USB SuperSpeed es un claro indicativo del interés existente por el nuevo estándar”.
Entre los productos que conforman esta primera oleada de soluciones testadas y certificadas figuran los de dos de los pocos fabricantes de placas base que han apostado por esta tecnología, la Asus P6X58D Premium y la GA-P55A-UD3 de GigaByte. CheWei Lin, director general de la unidad de negocio de placas base de Asus, comenta que “Asus está comprometida en proporcionar la mejor experiencia de PC en todo nuestra oferta de productos. Estamos emocionados de poder trabajar con el USB-IF y ofrecer capacidades USB SuperSpeed sobre nuevas placas P7P55D series y M4 series, una tecnología que abrirá las puertas a nuevos diseños y a nuevos consumidores de tecnología”.

Discos duros y portátiles
En cualquier caso, los discos duros fueron los productos USB 3.0 más vistos en la feria. Entre ellos fue presentado el modelo My Book 3.0 de Western Digital, un disco duro externo basado en USB 3.0 con una tarjeta adaptadora, que permite una punta de velocidad de transferencia hasta 10 veces mayor que con los demás estándares, y capaz de funcionar unas 5 veces más rápido que con un USB 2.0. Al respecto, Juan Sanz, director general de WD, comenta que, “dentro de la gama My Book, Western Digital irá introduciendo nuevos productos que incorporarán esta interfaz. Como es previsible, el mercado ira migrando paulatinamente de USB 2.0 a los dispositivos con conexión USB 3.0. Éste será el único estándar que ofrecerá la compañía en un futuro”.
Junto a Western, otras muchas compañías de soluciones de almacenamiento han mostrado productos o comunicado sus planes de lanzar dispositivos en los próximos meses, entre ellas Iomega, Seagate y LaCie, si bien aún no cuentan con la certificación oficial. No en vano, In-Stat señala que más del 70 por ciento de los dispositivos de almacenamiento podrían utilizar el estándar USB 3.0 para 2012.
Los que parecen que están esperando a ver como evoluciona la tecnología son los fabricantes de portátiles, entre ellos el fabricante taiwanés MSI, que ha indicado que no abrazaría el estándar USB 3.0 hasta, como muy pronto, el tercer trimestre de este año.
De momento, Asus, Fujitsu y HP son los únicos que han anunciado modelos de portátiles compatibles. Concretamente, los equipos FMV-Biblo NF/G70 de Fujitsu y Envy 15 de HP también cuentan con el visto bueno del USB-IF.
En el caso de HP, la compañía renovará  próximamente su gama de portátiles profesionales HP Probook y HP Elitebook, que incorporarán USB 3.0. Como afirma Alfonso Enebral, director del área de sobremesas profesionales de HP PSG, “HP tiene muy en cuenta todas y cada una de las novedades tecnológicas que surgen en el mercado para su gama de portátiles profesionales. La tecnología USB 3.0 no iba a ser menos  y en esa línea la compañía trabaja para incorporarla en  los equipos destinados al público profesional, con el fin de contar con los últimos avances tecnológicos del mercado”.

Garantía de compatibilidad
Con todo, parece que la llegada de nuevos productos al mercado en los próximos meses será masiva. Es por ello que una de las cosas en las que habrá

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información