| Artículos | 01 NOV 2008

El mercado asiático, clave para el desarrollo de la banda ancha móvil

Tags: Histórico
PC World se adentra en dos de los mercados más avanzados del mundo
Daniel Comino.
"Probablemente, si queremos aprender sobre redes móviles de banda ancha, el mejor espejo para mirarnos es el mercado asiático. Concretamente, Corea del Sur y Japón aglutinan una gran experiencia tanto en el despliegue de la red como en el número de dispositivos compatibles y el desarrollo de servicios que puedan aprovechar estas ventajas. Con el fin de conocer más en detalle las ventajas que aportan este tipo de redes, la empresa Qualcomm, desarrolladora de chipset 3G para dispositivos móviles, nos invitó a conocer, en primera persona, cuáles son las principales oportunidades de negocio que se esconden tras las redes móviles de alta velocidad.
Y es que el avance de redes, dispositivos y servicios basados en redes 3G es imparable. Según un estudio de Wireless Intelligence, existen más de 670 millones de suscriptores de redes de tercera generación. No obstante, 2012 se posiciona como el año de referencia, ya que las previsiones del mismo estudio elevan hasta los 1.600 millones de usuarios de redes 3G en ese año, lo que significa que, más bien pronto que tarde, tendremos que afrontar la realidad y desarrollar cada vez más y más servicios que se consuman mediante este tipo de redes. De hecho, otro estudio, de Strategy Analytics, señala que para 2012, el 92 por ciento del mercado de banda ancha estará capitaneado por alguna de las variantes de la familia 3G (ya sea HSPA, EV-DO, WiMax o cualquiera de las alternativas que están por venir, como LTE o UMB, por ejemplo). Otro dato que nos viene a confirmar la explosión definitiva de esta tecnología son las previsiones de ventas de terminales, donde, una vez más, los modelos 3G alcanzarán el 55 por ciento del mercado en 2012 (donde el 33 por ciento del total de las ventas corresponderán a dispositivos de tipo smartphone), y se espera que durante el próximo año, 2009, comience el paulatino descenso en las ventas de terminales 2G.
Cuando hablamos de redes móviles de banda ancha no sólo nos referimos a la posibilidad de conectarnos a internet mediante un módem USB. Es uno de los primeros pasos para la adopción de esta tecnología pero el principal negocio del consumo en las redes 3G vendrá a través de los teléfonos móviles, que, aunque ya son el elemento indispensable para una gran mayoría de ciudadanos, cada vez lo será más, puesto que se irán incorporando dentro del terminal cada vez más funciones. Pero además de los teléfonos, este tipo de redes afectarán a todo tipo de negocios (desde los más corporativos y profesionales hasta los más de consumo) y dispositivos (desde los ordenadores de sobremesa hasta los portátiles ultraligeros o los propios teléfonos móviles, aunque los productos más atractivos para consumir servicios 3G serán los que van desde las 4 hasta las 12 pulgadas).
De hecho, en países como Corea de Sur o Japón, este tipo de plataformas llevan en producción bastante tiempo y ya se están comenzando a plantear otro tipo de servicios más avanzados, pues algunos de los que están por venir suelen necesitar un gran porcentaje del ancho de banda.
Nuestro país no es de los más atrasados en el desarrollo de aplicaciones y servicios avanzados (no en vano, somos uno de los países mejor valorados en cuanto al nivel de los programadores), como bien demuestran las iniciativas que podemos ver en los eventos que organizan las operadoras más importantes de nuestro país. Pero también es cierto que muchas de las propuestas más innovadoras tendrán que esperar años para ser ofrecidas al mercado de consumo, ya que las redes 3G no están preparadas para afrontar aplicaciones que demanden un nivel medio de tráfico.

Corea del Sur y Japón, dos mercados muy avanzados
Tanto Corea de Sur como Japón son dos de los principales referentes para desarrolladores, fabricantes y operadores, ya que cuentan con una extraordinaria capacidad de adaptación a las nuevas tecnologías.
Por ejemplo, en Corea, el 95 por ciento de la población tiene acceso a internet, y el 93 por ciento tiene teléfono móvil (se comercializan anualmente unos 24 millones de terminales). De hecho, la tecnología HSUPA comenzó a desplegarse este año 2008, por lo que se posiciona como un caldo de cultivo perfecto para lanzar pruebas piloto y de concepto entre la población, ya que tienen acceso a los recursos necesarios para examinar las distintas tendencias.
Por su parte, Japón ya ha completado la migración de sus redes a 3G, alcanzando el 93,6 por ciento de cobertura en el país (y ha alcanzado un ratio de penetración de suscriptores a servicios móviles del 85,6 por ciento).
En definitiva, la gran sintonía entre las tecnologías 3G y las aplicaciones que ofrecen ha permitido desplegar con éxito un entorno de tercera generación.

Operadores y tendencias
Los operadores asiáticos han realizado grandes inversiones en actualizar sus infraestructuras. Por ejemplo, NTT Docomo, el operador más importante de Japón, se encuentra en pleno despliegue de su red HSPA, cuya velocidad de descarga se sitúa entre los 7,2 y los 14,4 Mbps (5,7 Mbps de subida). Pero durante 2010 tiene previsto comenzar a desplegar su red Super 3G (con tecnología LTE), cuyas primeras pruebas (marzo de 2008) han arrojado unas velocidades de hasta 250 Mbps de descarga (50 Mbps de subida), así como los primeros de red 4G, cuya velocidad alcanzará 1 Gbps.
Lo que sí queda patente es que LTE será el siguiente paso para la mayor parte de los grandes operadores, ya que tanto en Europa (Vodafone, Orange, Telefónica y T-Mobile) como en Estados Unidos (AT&T o Verizon) y en Japón (NTT Docomo, Softbank y KDDI) la tendencia es adoptar este tipo de redes.

Fabricantes de terminales
Otro de los pilares fundamentales que necesitamos para tener un exitoso despliegue de un entorno 3G son los fabricantes de terminales. Aquí la tendencia suele ir a la diversificación de los modelos, con el fin de alcanzar el máximo número de clientes. Así, nos encontraremos con diferentes modelos con teclado QWERTY físico (tipo BlackBerry), además de terminales muy enfocados a la conectividad (con Bluetooth), de diseño (seguiremos viendo colaboraciones puntuales entre fabricantes y diseñadores o marcas de reconocido prestigio), dispositivos orientados a la gestión de la salud (tuvimos la oportunidad de comprobar in situ alguno de los modelos que permiten conocer la distancia recorrida, la velocidad, las calorías consumidas o las pulsaciones que desarrollamos en cada momento), o incluso los que están orientados a un público cada vez más infantil (en NTT Docomo vimos teléfonos móviles diseñados para niños de entre 10 y 12 años, que integran servicios de localización, para saber dónde se encuentra en cada momento, además de control parental, para gestionar el acceso o bloqueo de la navegación no autorizada). Probablemente los terminales que más van a crecer sean los que incorporan interfaces táctiles. Aquí, uno de los fabricantes que más apuesta por este tipo de interfaces es LG, que ya lleva bastante tiempo presentando modelos de este tipo (Prada, Secret o Renoir son sólo algunos ejemplos).

Servicios
Desde un punto de vista general, los servicios más atractivos son los que integran opciones de geolocalización, que proporcionan acceso a Internet y la información que necesita el usuario, el correo electrónico o la posibilidad de acc

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información