| Artículos | 01 JUN 2007

El largo camino de los ordenadores portátiles

Tags: Histórico
Su futuro se basa en tecnologías de comunicación y en una eficiencia energética superior
Pablo Oliveira.
El futuro de los ordenadores portátiles parece centrarse de forma directa en la mejora de las actuales tecnologías. Después de conseguir reducir su precio a valores accesibles a cualquier usuario, los fabricantes pugnan por ofrecer las últimas vanguardias tecnológicas en todos sus modelos. Más allá de los pequeños dispositivos, cercanos a las PDA, que han aparecido bajo la denominación de UMPC, los ordenadores portátiles tradicionales tienen vigencia aún y un largo camino por recorrer como una herramienta fundamental entre los profesionales móviles.

El panorama en cuanto a tecnología en ordenadores portátiles ha cambiado radicalmente en los últimos meses. La incesante bajada de los precios de los productos de informática portátil en los últimos años ha generado actualmente una situación de estancamiento en precios pero, sin embargo, un momento prolijo en cuanto a la introducción de nuevas tecnologías y funcionalidades en los dispositivos. Este hecho es una consecuencia directa de la forma de actuar por parte de los grandes fabricantes que, al no poder seguir reduciendo los márgenes, han preferido incorporar nuevas tecnologías por el mismo valor, para incentivar la compra. El actual nivel de precios en el mercado de ordenadores portátiles permite ya que cualquier profesional pueda acceder a un equipo potente, fiable y de calidad, por menos de 900 euros, figurando en los catálogos de los fabricantes equipos por menos de 600 euros. Este hecho ha generado que para los compradores ya no resulte tan importante el baremo del precio y sus demandas se centran precisamente en la introducción de nuevas tecnologías y funcionalidades en los equipos, que ofrecen valores añadidos.

Un cambio de mentalidad
El mercado se ha visto modificado y hoy un equipo portátil llega en muchas ocasiones a costar menos que un ordenador de sobremesa. Además, en los últimos meses se han vendido más portátiles que equipos de sobremesa y este año la tendencia sugiere una ventaja cada vez mayor para los ordenadores portátiles. También, la llegada de nuevas tecnologías que han buscado su espacio en el mercado portátil ha provocado un cambio de mentalidad que resulta fundamental como revulsivo del sector. La introducción de tecnologías de comunicación en los portátiles, cambios en los procesadores, en los dispositivos energéticos, nuevas unidades ópticas, discos para almacenamiento o nuevos tipos de pantallas, además de innovaciones en diseño y conectividad han conseguido lavar la cara de un mercado que parecía detener su exponencial ritmo de crecimiento.
En el ámbito profesional, con mayor rapidez, y en el mercado de consumo, más lentamente, los ordenadores portátiles se han popularizado, convirtiéndose en una opción de compra altamente válida. De hecho, se ha producido una tendencia de mejora de la calidad en los productos por parte de numerosos fabricantes generada por la tremenda penetración de los ordenadores clónicos que resultaban más económicos. Por ello, actualmente las tecnologías que se incorporaban a equipos de gama alta han pasado a formar parte ya de la arquitectura de ordenadores portátiles realmente económicos.
Al igual que hace unos años la aparición en el mercado de procesadores especialmente diseñados para ordenadores portátiles permitieron a los equipos ser más silenciosos y consumir menos energía y recursos, hoy la llegada de revolucionarios modelos de microprocesadores de Intel y AMD, la aparición del almacenamiento en discos de memoria flash, el vídeo en alta definición, la introducción de Windows Vista y, sobre todo, la comunicación a través de internet y las redes de telefonía móvil, han cambiado por completo los catálogos de ordenadores portátiles de todos los fabricantes.

Procesadores: velocidad sí, consumo no
Lo que hoy nos ofrece el mercado es una gran variedad de procesadores para equipos portátiles. Además de la potencia como elemento diferenciador, lo que distingue a unos y a otros es también la gestión que realizan de la energía. Intel con sus procesadores Centrino, y sobre todo los modelos que incorporan la arquitectura Core 2 Duo mobile, ha conseguido traer al terreno portátil toda la capacidad de los procesadores para ordenadores de sobremesa, pero incorporando tecnologías especialmente centradas en prolongar la duración de las baterías para una mejor experiencia en movilidad. Es el caso también de AMD, que con sus Turion 64 Mobile dio un paso de gigante en el terreno de la movilidad ofreciendo microprocesadores de bajo consumo y alto rendimiento, gracias a la incorporación de la tecnología de 64 bits, fundamental para el actual sistema operativo de Windows Vista. En el camino de esta evolución también se ha visto mejorada la arquitectura interna de los procesadores, que han pasado de 96 nanómetros a 65 nanómetros y pronto culminará con procesadores de 45 nanómetros. Pero el futuro cercano de los procesadores en cuanto a movilidad es sin duda la integración de diferentes núcleos destinados a la optimización de procesos diferentes. La inclusión de procesadores dentro de plataformas que además se integran con chipset y tecnologías inalámbricas de conectividad o aplicaciones de gestión, como IAMT de Intel, se ve representada en la nueva propuesta de Intel como Santa Rosa, para culminar en no mucho tiempo en los desarrollos de cuatro núcleos.

Gráficos de gran calidad: la asignatura aprobada
Hasta hace pocos años, el nivel gráfico que alcanzaba un ordenador portátil no conseguía cumplir con las exigencias de muchos profesionales y consumidores. Precisamente el apartado gráfico era una de las características más criticadas de los ordenadores portátiles. El rendimiento de una potente tarjeta gráfica obliga a la incorporación de ventiladores y disipadores de gran tamaño, por lo que consume muchos recursos de la máquina. Además, la conexión de una tarjeta gráfica a la placa base del sistema tiene que ser necesariamente de alta velocidad, para que el rendimiento gráfico sea el adecuado. Todas estas necesidades no podían llevarse a cabo en un portátil y los fabricantes optaban por integrar procesadores gráficos que utilizaban menos recursos de la máquina y por lo tanto eran más lentos en su comunicación con la placa base y ofrecían un menor rendimiento gráfico.
Sin embargo, debido a la gran demanda del mercado por ordenadores portátiles con mayores capacidades gráficas, los fabricantes de sistemas gráficos se han puesto manos a la obra para conseguir ofrecer soluciones que no tienen nada que envidiar a los que se instalan en ordenadores de sobremesa.
ATI, que ya es parte de AMD, incorporó en el mercado una amplia gama de tarjetas Mobility Radeon, tanto en formato AGP, como PCI Express o procesadores integrados XPress. En el terreno de las PCI Express, su serie X (X300 a X800) se convirtió rápidamente en un estándar de calidad. Posteriormente mejoró esta serie con la introducción de la serie X1000, aumentando las capacidades para el modelado 3D e incorporando funcionalidades para la reproducción de vídeo de alta definición. Con la llegada de Windows Vista y las nuevas necesidades gráficas en este ámbito ATI ha reorientado su catálogo de PCI Express ofreciendo la nueva serie HD2000, donde destacan sus mo

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información