| Noticias | 01 JUN 2006

El DVD ha muerto, viva el láser azul (I)

Tags: Histórico
Es probable que ya hayas escuchado hablar de la tecnología de láser azul, llamada a revolucionar los soportes ópticos que conocemos. En este reportaje te hablamos de los pros y contras de los nuevos formatos que la soportan, Blu-ray y HD DVD.
Francisco Javier Pulido
Los orígenes del nuevo formato se remontan a 2002, cuando se anunció el primer disco óptico que utilizaba láser azul, Blu-ray, con el respaldo de nueve de las compañías integrantes del DVD Forum (Hitachi, LG, Matsushita, Philips, Pioneer, Samsung, Sharp, Sony y Thompson). Sin embargo, el formato fue desarrollado fuera del seno del DVD Forum, y nunca llegó a ser sometido a votación por el mismo, porque resultaba incompatible con las características técnicas de los DVD. Seis meses otros miembros del organismo, como Toshiba o Nec, desarrollaron su propio sistema compatible con los DVD actuales, denominado AOD (Advanced Optical Disc o Disco Óptico Avanzado), que posteriormente sería bautizado con la denominación comercial definitiva de HD DVD.

Por su parte, Blu-ray toma su nombre de la tecnología empleada para su desarrollo, que utiliza un láser azul violeta para leer y escribir datos. El nombre vendría a ser una combinación de Blue (o azúl, por el color del láser) y Ray (rayo, por rayo óptico). Según la Blu-ray Disc Association, se dejó fuera la e final del nombre para que el término pudiera ser registrado.

¿Adiós al DVD?

Quizá sea demasiado pronto para jubilar nuestros reproductores DVD. Están recientes en el tiempo tecnologías que fracasaron estrepitosamente por ir demasiado por delante de las necesidades reales de los consumidores. Los fabricantes de hardware se curan en salud aludiendo a las dos mayores bondades que ofrece el láser azul. Por un lado, una mayor capacidad de almacenamiento, que quintuplica las capacidades de nuestros DVD. La mayor capacidad de almacenamiento permitirá incorporar contenidos y menús interactivos a las películas, a un nivel que no estamos acostumbrados a ver hasta la fecha. ?Esta nueva generación supone una revolución en lo referente a la capacidad de almacenamiento de los discos, llegando incluso a duplicar la capacidad de un DVD actual, y que permite disfrutar de 8 horas de vídeo en alta definición. Gracias a ello se podrán almacenar y reproducir un mayor número de contenidos audiovisuales y multimedia?, señala Pablo Romero, director de Marketing de Toshiba. Por su parte Javier Pinedo, director de Marketing y Ventas de almacenamiento de Samsung Electronics Iberia, asevera que cada vez hay más contenidos que se almacenan en soporte digital: fotografía, vídeo, música, etc. Esto hace que la cantidad de información que un usuario medio maneja haya crecido por encima de la capacidad que ofrece un DVD?.

Por otra parte, no hay que olvidar que la llegada de la televisión de alta definición, que aporta una mayor definición en la imagen y colores más nítidos, sobrepasa la capacidad de los discos ópticos a los que estamos habituados. Los DVD actuales sólo son capaces de soportar el tipo de definición estándar. En un disco de láser azul de 25 GB se podrán grabar cerca de dos horas de vídeo de alta definición en formato MPEG-2 o, si se quiere, 13 horas en calidad VHS.

Parece difícil que ambos formatos vayan a contar por igual con el favor del público. La experiencia de casos similares (no hay más que recordar la batalla entre los sistemas de vídeo VHS y Beta) nos hace pensar que, como se decía en la película Los inmortales, sólo puede quedar uno. Tanto Blu-ray como HD DVD cuentan con su particular tendón de Aquiles, publicitado por a bombo y platillo por el formato rival.

No cabe duda de que Blu-ray cuenta con una mayor capacidad de almacenamiento. Un disco de este formato permite almacenar hasta 25 GB por capa (50 GB en el caso de discos duales), mientras que HD DVD sólo almacena 15 GB por capa (30 en el caso de los duales). Por otra parte, Blu-ray ofrece una mayor velocidad de transferencia de datos para vídeo (54 Mbps frente a los 36,55 Mbps de HD DVD). Sin embargo, HD DVD cuenta a su favor con la importante baza de la compatibilidad. Los reproductores admitirán sin problemas los actuales DVD. Por otra parte, este formato se ha desarrollado a partir de las características de los DVD actuales, lo que ha redundado en unos costos de producción menores y, presumiblemente, en un precio inferior de los reproductores y discos ópticos. De hecho, la idea de los fabricantes que respaldan HD DVD es que la fabricación de cada disco cueste un dólar. Mientras que para fabricar discos Blu-ray será necesario habilitar nuevas plantas de producción, fabricantes de HD DVD como Toshiba utilizarán las instalaciones ya existentes de sus plantas de producción en Japón.

Como se señala en el reportaje que la revista PC World publicó en el mes de abril, en los discos HD DVD la capa de datos se sitúa en el centro de la estructura del disco, como ocurre con los actuales DVD. Por su parte, en Blu-ray se sitúa en un extremo con una capa protectora de tan sólo 0´1 milímetros. Esto significa que los discos Blu-ray son potencialmente mucho más sensibles a los arañazos y al roce. Cualquier pequeño arañazo, dada la alta densidad de datos que admiten los discos, puede provocar errores en la lectura o escritura de la información, lo que obliga a usar cartuchos protectores o material muy resistente. TDK ha querido adelantarse al problema presentando Durabis2, una capa de protección contra arañazos que elimina la necesidad de proteger los discos con una cubierta plástica.

El DVD ha muerto, viva el láser azul (y II)

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información