| Noticias | 18 DIC 2002

El Departamento de Defensa norteamericano teme las interferencias de 802.11a con sus radares

Tags: Histórico
Varios grupos de la industria, junto con el Departamento de Defensa estadounidense, están debatiendo fórmulas para evitar las interferencias entre los dispositivos Wireless LAN de nueva generación y los radares militares que operan en frecuencias superiores a los 5 GHz.
Arantxa G. Aguilera
Uno de los segmentos tecnológicos de mayor crecimiento ha sido el de los dispositivos de acceso inalámbrico a Internet basados en el estándar 802.11b, comúnmente conocido como Wi-Fi. Este estándar opera en la frecuencia de 2,4 GHz del espectro radioeléctrico, y permite transferencias de hasta 11 Mbps.

No obstante, otro estándar WLAN se está haciendo hueco en el mercado. Se trata de 802.11a, también desarrollado por el IEEE (Instituto de Ingeniería Eléctrica y Electrónica), que opera entre los 5 y los 6 GHz. Permite transferir datos a velocidades de hasta 54 Mbps, pero tiene un rango operativo más corto que el estándar Wi-Fi.

Como el Departamento de Defensa de Estados Unidos opera diversos sistemas de radar en las mismas frecuencias que el estándar 802.11a, ha mostrado su preocupación por las posibles interferencias que su adopción causaría en las señales de radar. La noticia de que el Pentágono está preocupado por estas interferencias se publicó en un informe del New York Times, en el que no se hacía referencia a la distinción entre las tecnologías 802.11b y el nuevo estándar 802.11a. El Departamento de Defensa no tiene problema con Wi-Fi, ya que no hay equipos del ejército que funcionen en sus mismas frecuencias.

El problema reside en la sensibilidad de la tecnología DFS (Dynamic Frequency Selection - Selección Dinámica de Frecuencias) que existe actualmente en los dispositivos 802.11a para detectar la presencia de emisiones de radar. Cuando DFS detecta una señal de radar en un canal, cambia a otro para evitar interferir con ella. El Departamento de Defensa y la industria no se ponen de acuerdo en el nivel de sensibilidad que deben tener estos dispositivos para evitar las señales de radar, ya que los fabricantes están preocupados por el hecho de que los dispositivos deban realizar demasiados cambios de canal, lo que afectaría a su rendimiento.

No obstante, se espera que Defensa y los fabricantes alcancen un consenso antes del encuentro que la World Administrative Radio Conference (WARC) mantendrá en Ginebra en junio de 2003. Esta organización recomienda políticas de asignación de frecuencias en las diferentes regiones del mundo. Sus decisiones, aunque no son de obligado cumplimiento, generalmente son aceptadas por la mayoría de los países.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información