| Artículos | 01 NOV 2001

El ciberterrorismo, cada vez más cerca

Tags: Histórico
Después de los atentados del 11 de septiembre, las condiciones apuntan a que un ataque en la Red, a escala global, sería completamente factible. Por ello, tanto los gobiernos como la iniciativa privada han de trabajar de manera conjunta para hacer frente a los posibles ataques que puedan sucederse en Internet.

El miedo reinante pasado el 11 de septiembre, ha levantado un halo de incertidumbre en la manera de atajar el problema ante un posible ataque mundial por Internet. Adel Melek, analista de la consultora Deloitte & Touche, ha querido clarificar que este problema deberá ser resuelto entre empresas privadas y los diferentes gobiernos.
Asimismo, Melek ha dicho que la utilización de tecnología digital y el espionaje industrial podría apuntar a un inminente ataque en el ciberespacio.
Con un tono bastante alarmista, Melek ha explicado que "la probabilidad de un ataque a través de Internet es hoy mucho más alto y las consecuencias podrían ser incluso peores". Melek ha basado ésta en que actualmente hay instituciones públicas, agencias del gobierno, hospitales e incluso plantas nucleares conectadas mediante Internet. Así, antes del año 2000 fueron creadas agencias e instituciones para evitar en la medida de lo posible una catástrofe de la que se desconocía su alcance, el efecto 2000. Pasados los primeros meses del año anterior, se desmanteló por completo todo un organigrama que hoy podría ser de gran utilidad para combatir el ciberterrorismo.

¿Quién paga los desperfectos?
Por otro lado, los hechos vividos han llevado a los actores relacionados con la seguridad informática a determinar quién o quiénes han de correr con tan cuantiosa minuta.
De este modo, algunos miembros de la industria de la seguridad han confirmado que la lucha contra el ciberterrorismo será muy costosa, y que se tendrá que llevar a cabo de manera conjunta entre las fuerzas de seguridad públicas y las empresas privadas. En esta línea, el presidente del Comité para la Ciencia, Sherwood Boehlert, ya manifestó que surge una imposibilidad de averiguar si un ataque se dirige de manera exclusiva a redes gubernamentales o privadas.
Así, Boehlert ha realizado un llamamiento para coordinar todos los esfuerzos dirigidos a evaluar todos los riesgos posibles y desarrollar así la tecnología necesaria para prevenir –o al menos para minimizar- sucesivos actos de ciberterrorismo.
De manera paralela, según portavoces del FBI, "por razones históricas, la agencia federal no ha asumido la responsabilidad de soportar investigaciones básicas en este área". Por ello, al no producirse ningún tipo de inversión existe un sentimiento de culpabilidad.
Paradójicamente, Boehlert ha señalado que las pretensiones de tratar temas relacionados con el ciberterrorismo se remonta unos cuantos años atrás, concretamente a la década de los 60.
En lo que se refiere a las compañías que cotizan en el Nasdaq, de momento sólo son pocas las que continúan fuertes en el mercado de valores. Esto es posible después de que el gobierno estadounidense y cientos de empresas hayan optado por incrementar sus niveles de seguridad y cambiar un viaje por una videoconferencia. Así, si una acción de Visionics, compañía especializada en software de reconocimiento del rostro, se cotizaba el pasado 10 de septiembre a poco más de 4 dólares, a finales de octubre el valor se doblaba.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información