| Noticias | 12 NOV 2002

El arte llega a los laboratorios del CSIC

Tags: Histórico
Artistas de diferentes áreas podrán realizar estancias en centros del Consejo Superior de Investigadores Científicas y beneficiarse de la interacción con la comunidad técnica. Gracias a un acuerdo de la sala de exposiciones Metrònom de Barcelona y el CSIC. Además, Hangar ha creado un espacio para explorar la aplicación del código abierto y el software libre a la creación artística.
Toñi Herrero
“MetronòmLab, como se denomina esta iniciativa, es el reflejo de la interacción de la ciencia y la tecnología en el campo de la creación artística y su papel esencial en el desarrollo de la sociedad de la información”, asegura Rafael Tous, director de Metrònom y presidente de la Fundación Rafael Tous de Arte Contemporáneo (FRTAC). En noviembre se ha abierto la convocatoria de las becas, unas seis, que constarán de la estancia del artista en uno de los 100 centros del CSIC por un periodo de entre una y seis semanas y una dotación que puede oscilar entre los 3.000 y los 9.000 euros. A partir de septiembre de 2003, los resultados se reflejarán en la programación de Metrònom. “La biología y la microelectrónica son temas que fascinan a los artistas”, señala Tous. Actualmente Metrònom está trabajando con la Universidad Politécnica de Cataluña con imágenes tridimensionales para crear presentaciones interactivas de los trabajos de la bailarina y coreógrafa Constanza Brnic.
Por otro lado, el centro de producción de la Asociación de Artistas Visuales de Cataluña, Hangar, gracias a una dotación de ordenadores de la Universitat Oberta de Cataluña, ha creado un espacio para explorar la aplicación del código abierto y el software libre a la creación artística. Constará de una veintena de equipos en red y servidor propio, todo sobre Linux y con paquetes de edición gráfica y sonido de software libre, y quedará abierto a la comunidad artística que lo quiera utilizar. “Con esta iniciativa pretendemos romper una lanza en favor del software libre que además aporta mayores capacidades a la hora de llevar a cabo trabajos en red o en Internet”, comenta Carme Romero, coordinadora de Hangar. “Al tener el código abierto, el artista puede hacer sus modificaciones y de esta manera desarrollar proyectos muy avanzados tecnológicamente. Además cuentan con el apoyo de la comunidad, gente que está acostumbrada a trabajar en equipo y que colabora”.



Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información