| Artículos | 01 ABR 2002

EasyWrite

Tags: Histórico
Daniel Avila.
Los sistemas de almacenamiento óptico aún no han llegado a sustituir a nuestra querida -o no tanto- disquetera. Pero esto puede cambiar en un futuro muy cercano gracias a la nueva tecnología EasyWrite (también conocida como Mount Rainer).

El consorcio Mount Rainer Technical Group es una organización que ha definido un nuevo formato de control de errores para discos CD-RW estándares. Este formato es conocido como CD-MRW (Mount Rainer RW).
Mount Rainer se integra en el sistema operativo para facilitar soporte nativo de almacenamiento en soporte CD-RW para cualquier aplicación. Esto hace que el producto sea más fácil de usar y permita reemplazar el disquete como medio de almacenamiento removible. Esto se consigue mediante el control de errores, usando un direccionamiento en incrementos de 2 kB, formateo invisible al usuario y estandarización de los comandos necesarios para su operación.
El nuevo estándar está promovido por fabricantes líderes en la industria informática, entre los que podemos destacar a Philips, Compaq, Microsoft y Sony. Además, otras 40 compañías relacionadas con la informática avalan el nuevo formato (ensambladores, fabricantes de chips e incluso comercios) haciendo que su triunfo sea prácticamente seguro.
Recordemos que en el mercado existían hace años numerosas utilidades de diferentes fabricantes que pretendían proporcionar una funcionalidad parecida a Mount Rainer -DirectCD, InCD, PacketCD-, pero las incompatibilidades tanto entre los diferentes sistemas como en la reproducción de los CD en lectores convencionales han hecho que esta tecnología no haya despegado, hasta ahora.

Requerimientos de Mount Rainer
Lo primero que debemos conocer de este nuevo formato es la necesidad de disponer de una unidad regrabadora que lo soporte en el firmware. Esto quiere decir que la mayoría de las unidades actuales no soportan CD-MRW, pero en muchos modelos, con una actualización del firmware bastaría. Además, prácticamente todas las nuevas unidades que salgan al mercado tendrán soporte para esta tecnología.
El sistema Mount Rainer esquiva este fallo mediante un driver en el propio sistema operativo -de aquí la participación de Microsoft- que proporciona la capacidad de leer discos CD-MRW en cualquier CD-ROM aunque no estén diseñados específicamente para ello.

Manejo de errores avanzado
En el pasado han aparecido muchas soluciones que permitían copiar y pegar directamente en los discos CD-R y CD-RW; la mayoría de ellas estaban basadas en el sistema de archivos UDF v1.50, el cual incluye manejo inteligente de errores. El problema es que esto se realiza desde software y no desde la propia unidad, con el inconveniente añadido de que los discos grabados en este formato eran difícilmente legíbles en una unidad convencional.
Mientras en los CD-RW el tamaño del bloque es de 64 kB, cuando la mayoría de sistemas de datos están basados en 2 ó 4 kB, el CD-MRW ha empleado una técnica de direccionamiento que permite usar sectores lógicos de 2 kB. Entre otras ventajas, esto permite un manejo más eficiente de la caché del disco.

Formateo invisible
El mayor problema que tenían los usuarios de discos CD-RW era el tiempo inicial de formateo que era necesario esperar para poder utilizar el disco por primera vez. En el Mount Rainer este proceso se sigue efectuando, pero esta vez de forma rápida y transparente al usuario, usando una tarea inteligente que funciona en segundo plano o background -imperceptible para el usuario- y sólo tarda 20 segundos, aproximadamente.
De esta forma es posible comenzar a copiar archivos al CD-MRW directamente después de introducir un disco nuevo sin necesidad de esperar al lento formateo de los antiguos métodos. Además, el usuario puede querer sacar el disco antes de completar el proceso de formateo; Mount Rainer permite que esto se pueda realizar pausando el formateo para continuar la siguiente vez que se introduzca el CD.

Compatibilidad
El grupo Mount Rainer ha elegido el grupo de comandos MMC-3 -usado prácticamente por todas las nuevas regrabadoras- haciendo que la compatibilidad con el software de grabación sea un problema fácil de resolver. Pero donde radica su ventaja respecto a otros sistemas similares es en la posibilidad de usar un disco CD-MRW en prácticamente cualquier unidad lectora (debe soportar Multi-Read).
En cuanto a su estructura de datos, se ha elegido una disposición en forma de una sola sesión en la cual está contenida toda la capacidad del disco (también teniendo en cuenta la compatibilidad con las unidades lectoras).
Además de todos los sistemas de Microsoft (mediante actualizaciones necesarias que se procurarán gratuitamente de su web), se está estableciendo un proceso de negociación de la comunidad Open Source para poder incorporar esta tecnología en sistemas de libre distribución. De esta forma se conseguiría dar un empujón mayor, beneficiando a ambas partes (industria y usuarios finales).

Descripción técnica
Desde un punto de vista descriptivo, la capacidad de un disco CD-MRW se divide en 32 sectores de tamaño fijo complementados por los típicos lead-in y lead-out (cabeceras del principio y final de un CD, ver gráfico) incluidos en todos los CD-R y CD-RW. Además de esta información, podemos distinguir las siguientes partes:
Lead-in, sección A: guarda la tabla de contenidos o TOC (Table Of Contents).
Lead-in, sección B: TOC (en el sub-canal Q) variable, dependiendo del número de archivos, esta parte crece hacia el interior del CD.
Área de datos, sección A: pre-gap de 150 sectores que identifica el formato usado para almacenar los datos en la sección siguiente, en este caso el formato de 32 sectores por paquete (packet size).
Área de datos, sección B: área de aplicación general o GAA (General Application Area), no está protegida por el sistema de detección de errores.
Área de datos, sección Cn: aquí es donde realmente se almacenan los datos, consiste en un paquete formado por 2 bloques, el segmento DMA (Defect Manager Area) seguido por el sector de datos.
Área de datos, sección D: 33 paquetes reservados para copias secundarias de la estructura del MTA
Lead-out: cierre de sesión del disco, sin cambios.
El sistema de archivos usado en este formato será el conocido UDF en sus versiones UDF 1.02 o 2.01.

Futuro
En un futuro cercano, las unidades que incorporen Mount Rainer serán prácticamente el 100 % de las regrabadoras que salgan al mercado. Incluso ya están comenzado acuerdos para facilitar la migración de esta tecnología a las unidades DVD+RW. El uso de Mount Rainer en DVD+RW (quizás DVD+ MRW) será un verdadero avance en la forma en la que actualmente entendemos los sistemas de almacenamiento masivo, ya que tendremos la flexibilidad de un disquete y el espacio de un DVD (unos 4,7 GB, a lo que hay que quitar un porcentaje variable para el manejo de errores).
De todo esto podemos resumir que este nuevo formato de almacenamiento de datos tiene un futuro garantizado. Es más, lo empezaremos a usar casi sin darnos cuenta.
Si necesita más información puede visitar la página web www.mt-rainier.org. donde se incluyen notas sobre el estado de este formato.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información