| Artículos | 01 ABR 2008

D-Link se involucra con su tecnología Green Ethernet

Tags: Histórico
Incorporación paulatina en toda la gama de productos
La compañía está presentando actualmente sus primeros productos basados en el ahorro de energía. Pudimos ver los primeros modelos en la pasada edición de SITI/asLAN, que se celebró en madrid durante los días 26, 27 y 28 de febrero.

La apuesta Green Ethernet de D-Link está basada en ahorrar energía a través de dos factores fundamentales. El primero de ellos es cortando el consumo de energía en los puertos inactivos y el segundo se efectúa detectando la longitud del cable que tenemos en cada puerto. De esta forma, el sistema puede detectar de forma dinámica la potencia que necesita enviar a través de cada una de las bocas de los switches. La incorporación de estas mejoras puede redundar en ahorros energéticos de hasta un 40 por ciento, según cifras de D-Link.
En cuanto a disponibilidad, los primeros modelos en incorporar este nuevo concepto han sido los de la gama entrada de gama, los switches no gestionados. Concretamente, se trata de los modelos DGS-1216T, DGS-1224T y DGS-1248, cuya diferencia entre sí es el número de puertos disponibles (16, 24 y 48, respectivamente). Se trata de modelos basados en puertos Gigabit Ethernet destinados a medianas empresas y disponen de soporte para la creación de entornos de redes virtuales, o VLAN (802.1Q y GVR), así como de trunking (protocolo que permite agrupar varios puertos para establecer la comunicación con el resto de los switches de la red) de hasta seis puertos, calidad de servicio (QoS), control de acceso a nivel de puerto, técnicas de IGMP Snooping, que permiten ahorrar en el ancho de banda, mejorando el rendimiento general de la red, así como Spanning Tree, que evita la generación de bucles en la red, lo que redunda en un menor tiempo de parada y en la posibilidad de solventar este tipo de problemas de forma remota, sin necesitad de tener acceso físico al equipo.
A nivel de precios, los nuevos modelos mantienen su coste con respecto a las versiones previas, lo que deja a las claras el compromiso de la compañía por fomentar las tecnologías responsables con el medio ambiente.
Aunque por el momento los productos Green Ethernet están únicamente disponibles en la gama baja del catálogo de D-Link, Xavier Campos, jefe de producto para España y Portugal, nos confirmaba que irán “incorporando esta alternativa en todas sus líneas de producto”. De hecho, “la gama media, denominada Smart, contará con esta nueva técnica a mitad del presente año y más adelante la llevaremos a nuestros productos para gran empresa, conocidos como xStack”.

Productos para el apilado físico
Junto con este anuncio, durante la celebración de SITI/asLAN D-Link también hizo las primeras demostraciones de sus nuevos switches apilables correspondientes a la gama DGS-3100.
Esta gama está compuesta por cuatro productos basados en la capa 2 del modelo OSI, que se corresponden con los modelos DGS-3100-24, DGS-3100-24P, DGS-3100-48, DGS-3100-48P (de 24 y 48 bocas tanto con Power Over Ethernet como sin él), además de un modelo adicional, DGS-3100-24TG, que ofrece hasta 16 puertos de fibra en modo SFP (Small Form-factor Pluggable), además de 8 bocas Gigabit Ethernet. Todos ellos cuentan con sistemas de alimentación redundantes.
La solución que ofrece D-Link se presenta como un entorno totalmente escalable para las necesidades de las empresas, ya que permite apilar desde uno hasta seis switches en modo Gigabit Ethernet (hasta 20 Gbps de capacidad total) de forma sencilla con el fin de proporcionar comunicaciones de alta velocidad en la infraestructura. De esta forma, es posible crear entornos de gran capacidad (hasta 288 puertos en modo Gigabit) apilados en modo maestro y esclavo, que establece además un sistema redundante, de tal forma que si el nodo maestro deja de prestar servicio, cogerá el testigo de forma automática el siguiente en la pila, manteniendo el servicio activo. Esta solución cuenta con técnicas de ruteo inteligente, que identifica la ruta más corta en cada caso, lo que optimiza el rendimiento general de los datos. Con el fin de abaratar costes y hacer la comunicación más accesible, el método de conexión entre cada switch se establece mediante cables HDMI de alta velocidad, de bajo coste, que vienen incluidos con los propios productos. Cada dispositivo cuenta con dos ranuras para este tipo de conectores (cada una de ellas aporta hasta 5 Gbps en modo full dúplex).
A nivel de gestión, este entorno se presentará en cualquier caso como un único dispositivo (con independencia del número de nodos que tenga asociados), lo que facilita la labor de mantenimiento y configuración. Para acceder a ella, el administrador únicamente deberá acceder a una única dirección IP (accesible vía web), cuyo interfaz ha sido mejorado con el fin de facilitar la labor de configuración y mantenimiento del administrador, gracias a que soporta Single IP Management (SIM). Dentro de este entorno es posible configurar aspectos como listas de control de acceso (ACL) por tráfico, protocolos por VLAN o por dirección IP, así como realizar técnicas de Link Aggregation (que permite combinar varios puertos Ethernet de comunicación en paralelo para aumentar el rendimiento en las comunicaciones). El sistema también trabaja con extensiones de los frames (Jumbo Frames) de hasta 1.024 Bytes y tiene soporte para VLAN asimétricas.
Además de esto, esta nueva interfaz de gestión cuenta con varios asistentes que hacen mucho más sencilla la configuración, generación y aplicación de políticas, lo que reduce tiempo y complejidad a las tareas más comunes.
Desde el punto de vista de la seguridad, dispone de un gran número de opciones como integración con Radius, SSH v2, control de acceso basado en direcciones MAC, segmentación de tráfico, además de la tecnología Safeguard, propietaria de D-Link, diseñada para detener ataques desde el exterior a base de identificar paquetes sospechosos y deteniendo su propagación por la red.
Esta arquitectura es válida tanto para entornos centralizados (donde existe una troncal de acceso) como para modelos situados en los extremos de la red.
Según nos confirmaba Xavier Campos, “los precios de estas soluciones son un valor diferencial adicional, ya que los productos de otros fabricantes que ofrecen este tipo de características suelen estar un escalón por encima en coste”. Concretamente, los modelos DGS-3100-24 y DGS-3100-24 (24 puertos con y sin PoE), se sitúan en 758,90 euros y 1.516,90 euros respectivamente, mientras que los DGS-3100-48 y DGS-3100-48P (48 bocas con y sin PoE), quedan en los 1.516,90 euros y 2.275,90 euros, respectivamente.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información