| Artículos | 01 FEB 2004

Divorcios online, sólo para unos pocos

Tags: Histórico
Piedad Bullón.
Si el número de entradas que aparecen en Internet sobre divorcios online significa algo, se podría concluir que su abundancia obedece a una demanda real. Sobre el papel, el gancho de la rapidez en los trámites y lo barato del proceso pueden ser un acicate, siempre y cuando el mutuo acuerdo entre las partes no sea sólo una declaración de intenciones.

Aunque las separaciones y divorcios por Internet son un fenómeno relativamente reciente y que surgió tímidamente, durante el año pasado el número de sitios bajo ese epígrafe ha crecido tanto, que los interesados se pueden encontrar con el dilema de no saber a quién acudir. Todos los sitios, casi sin excepción, atienden sólo las demandas de tramitación en aquellos casos en que la ruptura matrimonial se produzca por mutuo acuerdo.
Estadounidenses y neozelandeses fueron los pioneros en usar Internet como canal para dar asistencia y asesoramiento legal a las parejas que se declaran incompatibles. Y ha sido en esos países donde han surgido las primeras dudas. En principio, las ventajas son evidentes: un servicio más rápido y mucho más barato que los bufetes especializados -los porcentajes de ahorro son difíciles de evaluar- cuyas tarifas duplican o triplican en muchos casos las cobradas por los sitios online. En España, la tramitación de divorcio por Internet parte de un supuesto ideal: el mutuo acuerdo sin resquicio alguno. Es decir, las parejas que tengan hijos, unas finanzas complicadas, planes de pensiones o alguna desavenencia, por nimia que sea, tendrán que acudir tarde o temprano a verse las caras con un abogado.
El procedimiento a seguir por las parejas que opten por la fórmula online para tramitar su divorcio o separación es similar en todos los sitios especializados. Los solicitantes deben completar un formulario con sus datos personales, familiares y patrimoniales; también deben determinar de qué modo desean resolver cuestiones como la custodia de los hijos, la vivienda familiar o la cuota de alimentos. Una vez recibida la solicitud por e-mail, un abogado redacta el convenio regulador de separación o divorcio y la demanda correspondiente, y concreta la primera entrevista de los clientes en los tribunales de su ciudad para leer el convenio y la comprobación de que éste se ajusta a lo dictado. El último paso consiste en la firma, para su presentación ante el juzgado de familia, iniciando de tal modo el divorcio definitivo. Luego, sólo queda esperar a que el juez cite a las partes para entregarles una copia de la sentencia.
La existencia de una oferta tan abundante de sitios que se anuncian para tramitar divorcios a través de la red, y habida cuenta de la estandarización de los procedimientos que deben seguir los interesados, hace más complicada la elección. Motivos para la suspicacia no faltarán: ¿serán serios estos abogados?, ¿habrá truco?, ¿y si surgen problemas?, etc. Por esta razón, en una primera aproximación conviene eliminar todos aquellos que no ofrezcan una información clara de los servicios que ofrecen y a cambio de qué. A continuación, analizamos sólo tres entre muchos sitios que, bajo una apariencia similar, ofrecen variantes que pueden dar la pauta de la complejidad del fenómeno, aunque sus ropajes se asemejen. Es ésta, pues, una muestra que no pretende ser exhaustiva ni mucho menos una recomendación, pero que puede ayudar a los lectores que se encuentren en esa situación, en función de parámetros tales como la información, la seguridad de los datos de carácter personal o la especificación de las tarifas.
Lo mejor del sitio Separaciones Matrimoniales www.separacionesmatrimoniales.com/ es la claridad de la información en el apartado dedicado a los requisitos legales para la separación de mutuo acuerdo, la red de abogados con los que trabajan en distintas provincias, la página dedicada a la tramitación en sí misma y la posibilidad de realizar consultar gratuitas en las que sólo se requiere indicar nombre y apellidos y la dirección de correo electrónico. Los honorarios, fijados en 550 ¤, cubren los honorarios del abogado y el procurador, pero no el coste del poder general que es necesario otorgar ante notario, y que tiene un precio aproximado de 35 ¤, variable según la provincia. Por lo demás, el momento de hacer efectivo el pago de los honorarios, y sus conceptos, están bien especificados.
Bajo el nombre de I-Separación www.i-separacion.com/separacion1.htm. se encuentra un bufete matrimonialista que tramita en toda España procedimientos judiciales de separaciones y divorcios, aunque también cubre otros servicios como la reclamación de mensualidades impagadas, pero éste es otro asunto. Por 450 ¤, que no incluyen los gastos de procurador, se comprometen a tramitar un divorcio en dos meses acudiendo una única vez ante el Juzgado (comparecencia de ratificación). El resto de los trámites se realiza a través de Internet. A priori, parece un poco osado ofrecer dos meses como plazo máximo para la sentencia, si se tiene en cuenta que el último trámite, la comparecencia ante el juez, no depende tanto del bufete como de la diligencia de los juzgados a los que esté adscrito el caso, y que puede prolongarse hasta cuatro meses. Por lo demás, la información es clara, se pueden hacer consultas gratuitas y calcular las pensiones, así como obtener informes personalizados.
“Realice su procedimiento de separación o divorcio de forma rápida, económica y con todas las garantías legales” es el texto del anuncio de Separaciones.com www.separaciones.com/. páginas en las que se desglosan, para que nadie se llame a engaño, los emolumentos de cada paso: consulta 20 ¤, asesoramiento previo 90 ¤ y separación o divorcio 600 ¤. Lo más novedoso está en otros dos apartados que pretenden responder a cuestiones tan peliagudas como ¿y después del divorcio, qué?, ¿por qué hacer la separación o divorcio por Internet? o ¿qué puede perder si tramita su divorcio o separación vía Internet? El sitio ofrece tres tipos de servicios que se pueden contratar en su totalidad o por separado: consulta, con formulario de preguntas; asesoramiento previo y propuesta de mediación, con un informe y una propuesta de mediación y, por último, el procedimiento de separación de divorcio, con la redacción del convenio regulador definitivo y la demanda de separación o divorcio que se presentan ante el juzgado para obtener la sentencia.
Como esta sección pretende ser práctica, pero la práctica ni la experiencia del divorcio o separación son algo que PC World desee para sus lectores, no estará de más avisar de que los atributos que ofrece Internet para gestionar el divorcio (es decir: anonimato, inmediatez, precio, todo ello dentro del mismo objetivo que dan los servicios convencionales de un bufete), sólo son posibles si se cumplen dos condiciones: que ambas partes estén debidamente asesoradas y que en el acuerdo mutuo no haya retranca o abuso por una de las partes. Que sea para bien.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información