| Artículos | 01 ABR 1997

Diseño Gráfico Profesional

Tags: Histórico
ABC Graphics Suite 2.0, Adobe Illustrator 4.1, CorelDRAW 7.0 y Macromedia FreeHand 7.0
Jorge Pascual.

Las nuevas herramientas de diseño gráfico profesional acaban de salir al mercado. Además de potenciarse de forma espectacular las opciones tradicionales, la mayoría de las herramientas ahora dan la posibilidad de publicar en Internet.

Los principales fabricantes de herramientas para diseño gráfico nos tienen acostumbrados a una actualización de las mismas aproximadamente cada año. En contra de lo que pudiera parecer, las actualizaciones que se realizan en los productos suelen ser de bastante profundidad, existiendo grandes diferencias entre la versión anterior y la nueva. Este es el caso de las herramientas que se analizan en esta comparativa y que se han actualizado recientemente. Todas las compañías, salvo Adobe, han creado nuevos productos que ya tienen en el mercado. En el caso de Adobe se está trabajando en una nueva versión de Illustrator, pero lo más probable es que no aparezca hasta Septiembre.

Todas las herramientas actualizadas han sido influenciadas por la misma entidad: Internet. El mundo del diseño gráfico no podía permanecer pasivo al avance que está suponiendo la Red en todos los campos. Precisamente este sector es uno de los más demandados dentro de Internet, pues el mundo Web se está convirtiendo en escaparate mundial de los diseñadores gráficos. Por este motivo, todos los programas que han actualizado sus versiones han incluido herramientas para la publicación electrónica. Ésta es una de las nuevas opciones, pero no la única. Además de todo lo que tiene que ver con Internet, los nuevos productos incorporan muchas mejoras en las herramientas tradicionales. Por ejemplo, se han incluido herramientas para crear transparencias, potentes procesadores de texto integrados en el mismo programa de dibujo y, sobre todo, ha mejorado sustancialmente la integrabilidad entre los diferentes componentes de los programas.

Hemos de decir que alguno de los productos que se evalúan en esta comparativa no se venden por separado y únicamente es posible adquirir la suite completa. Este es el caso de CorelDRAW 7.0 y Designer 7.0 (incluido en ABC Graphics Suite 2.0). En las suite, además del programa de dibujo se incluyen programas de retoque fotográfico y herramientas de 3D, fundamentalmente. En el próximo mes examinaremos con detalle los programas de retoque fotográfico, pero el lector puede profundizar un poco más en las ventajas y desventajas de las suites completas leyendo el recuadro de texto Las Suites, integrado en este mismo artículo.

Metodología de trabajo

Todos los programas analizados se basan en el dibujo de tipo vectorial. Como es bien conocido, este tipo de dibujo tiene grandes ventajas con respecto al dibujo pixelado. Mientras en el dibujo vectorial existe una definición matemática de todos los objetos que forman el proyecto, el dibujo pixelado simplemente consta de una matriz de puntos donde cada uno de ellos adopta un color determinado. La gran ventaja del dibujo vectorial consiste en que su calidad no varía en función de la escala con la que se trabaje. Esto permite, por ejemplo, almacenar en un solo fichero un logotipo y después reproducirlo con la escala y resolución que deseemos. Sin embargo, esto es imposible hacerlo con el dibujo pixelado, ya que únicamente se mantienen las propiedades y el aspecto del proyecto trabajando a la misma escala a la que fue creado.

La metodología de trabajo basada en vectores hace que exista dentro de los programas una entidad fundamental y básica: el objeto. Un objeto dentro de un programa de dibujo vectorial es cualquier trazado abierto o cerrado que se ubica dentro del proyecto. Así, los objetos clásicos son los rectángulos, círculos, líneas, etc. Esto hace que el proyecto sea orientado al objeto y, por este motivo, las herramientas destinadas a la creación y transformación de objetos son fundamentales. Una buena base de herramientas destinadas a manejar de forma cómoda y rápida los objetos es una de las características principales que diferencian la calidad de un programa con respecto a otro.

Los objetos

Para el trabajo con objetos podemos distinguir dos categorías de herramientas: herramientas de creación y de transformación. Las herramientas destinadas a la creación son las que permitirán de una forma u otra incorporar nuevos objetos al proyecto. Aunque esta definición pueda parecer trivial, lo cierto es que no lo es tanto, pues también se consideran herramientas de creación las que a partir de un conjunto de objetos generan otro diferente. Un ejemplo de estas últimas herramientas son las destinadas a crear combinaciones booleanas de objetos. Por ejemplo, dados dos círculos concéntricos de diferente tamaño, mediante la aplicación de la herramienta resta booleana podemos crear un aro. Este tipo de herramientas pertenecen a la última generación de programas de diseño y únicamente las más recientes actualizaciones cuentan con ellas.

Otra herramienta añadida recientemente es la mezcla (blend). A partir de un objeto inicial y de otro final es posible crear una serie de objetos intermedios que parten del inicial y convergen en el final. La transición consta de un número de pasos parametrizable, y los efectos que se consiguen son muy diversos, desde simples contornos hasta sofisticados gradientes de color multiformes. La extrusión es otra herramienta avanzada de creación y su función consiste en dar un aspecto de profundidad a un objeto dado. Para ello se crea un objeto nuevo adherido al antiguo creando un aspecto 3D.

Al contrario de lo que sucede con las herramientas de creación, las herramientas de transformación únicamente se limitan a modificar las propiedades del objeto. Las típicas herramientas de transformación son el desplazamiento, cambio de escala, rotación e inclinación. Son pocas las mejoras que se pueden incluir dentro de estas herramientas, ya que son muy básicas, pero en la última versión de algunos productos se ha incluido una nueva herramienta muy útil: el cambio masivo de propiedades. Así podemos indicar al programa que nos busque un tipo de propiedad y la cambie por otra, de igual forma que se buscan y reemplazan palabras en un procesador de textos. Por ejemplo, supongamos que deseamos cambiar el color de relleno de todos los objetos rojos por el azul. Utilizando la herramienta de cambio masivo de propiedades podemos hacerlo sin ningún problema y de forma rápida y sencilla. Imagínese lo laborioso que puede llegar a ser cambiar el color a un coche rojo (compuesto por cientos de objetos) sin una herramienta como la citada.

El texto

Un objeto que requiere una atención especial es el texto. Esto es así porque todo lo que tiene que ver con él requiere de un trabajo extra, puesto que junto a éste se encierran muchos matices clave en un buen acabado del diseño. Por ejemplo, es intolerable que un proyecto final cuente con faltas de ortografía, por lo que es muy recomendable que los programas incorporen herramientas de revisión. Evidentemente, este aspecto es característico del texto, pero no de los objetos en general. La distribución del texto también es importante, ya que podemos estar redactando un párrafo más o menos largo y deseamos que adquiera una determinada forma o bordee unos objetos determinados. Por todos estos motivos, el texto es uno de los objetos clave dentro de las herramientas de diseño.

Podemos distinguir dos tipos de texto: artístico y párrafo. Los dos tipos de texto se basan en las mismas fuentes, pero el artístico, a diferencia de los párrafos, puede ser modificado carácter a carácter para personalizarlo. Cada carácter del texto artístico cuenta con sus propios nodos que definen la geometría del mismo. Modificando los nodos se puede modificar la geometría del carácter, pudiendo lograr a partir de una tipografía otra diferente. Esto es muy utilizado en la creación de logotipos, donde alguna de las letras del nombre de la empresa suel

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información