| Artículos | 01 MAR 2007

Discos híbridos para grandes capacidades de almacenamiento

Tags: Histórico
La tecnología Flash emerge como solución a los grandes volúmenes de datos
Encarna González.
Ante el incesante crecimiento del volumen de datos que se genera a diario, y que son necesarios guardar, la disponibilidad de soluciones que resuelvan los requisitos de almacenamiento se ha convertido en un aspecto fundamental a tener en cuenta para los profesionales. Conscientes de ello, los fabricantes avanzan nuevas propuestas en las que la irrupción de las memorias con tecnología Flash en combinación con discos duros, parece erigirse como una de las soluciones con mayor proyección de futuro.

Las nuevas tecnologías están avanzando a tal rapidez que la cantidad de datos que se generan diariamente y que los profesionales deben gestionar está evolucionando alcanzando niveles impensables hace algunos años. Es por ello que los fabricantes de soluciones de almacenamiento están invirtiendo sus esfuerzos en desarrollar una oferta acorde a las capacidades que se necesitan hoy en día. Y no sólo es un tema que concierne a ellos, sino también a todos aquellos fabricantes, como por ejemplo los de portátiles que, conscientes de que los usuarios demandan más capacidades a sus equipos, ya están dando los primeros pasos para incorporar aquellas soluciones que les ayuden a este propósito.

Algunos pronósticos
Según IDC, el avance de las soluciones digitales llevará a que los profesionales sigan demandando mayores capacidades de almacenamiento y que éstas tengan mayor robustez, seguridad y fiabilidad, aunque a precios cada vez menores. Esto ha hecho que los requisitos en almacenamiento hayan derivado en el surgimiento de nuevas tecnologías que vayan más allá de las actuales aplicaciones. De esta forma, desde IDC apuntan que el éxito de una tecnología de almacenamiento variará en cada aplicación, ya que ninguna puede cubrir todos los requisitos. Así, a pesar de los retos que existen en este segmento de mercado, IDC espera que sean los discos duros los que continúen liderando en densidad y precio hasta 2015.
Sin embargo, el futuro de los productos que den una respuesta a estas necesidades varía en función de las fuentes consultadas, aunque todas apuntan hacia la emergencia de las memorias Flash como el actor clave en todo este proceso. Así, según publicaba recientemente un rotativo estadounidense, la continua bajada del precio de las memorias Flash podría llevar a que acaben desapareciendo los discos duros, al menos, en los portátiles. Según los especialistas, el pasado año los precios de las memorias Flash cayeron casi un 70 por ciento y se espera que en este 2007 desciendan alrededor de un 60 por ciento. Esto podría llevar a que este tipo de memorias se acabe convirtiendo en una auténtica alternativa a los discos duros. No obstante, para Gartner aún deben pasar muchos años antes de que este tipo de memorias pueda competir realmente con los discos duros tradicionales. Los consultores de esta firma señalan que las tarjetas de 32 GB de memoria Flash bajarán sus precios en los próximos meses hasta situarse en los 50 dólares pero, sin embargo, los discos duros les harán frente al aumentar sus capacidades entre un 30 y un 40 por ciento anualmente sin que su precio se vea incrementado.
Por su parte, In-Stat calcula que, en diez años, las memorias Flash de tipo SSD (Solid State Drive) podrían acabar sustituyendo a los discos duros. Los pronósticos de esta consultora apuntan que en 2013, las memorias Flash SSD habrán conquistado el 50 por ciento del mercado, si bien será el año 2010 cuando empiece a generalizarse su uso.
De acuerdo con IDC, tanto las memorias NAND Flash como los discos duros seguirán avanzando en los próximos años y los fabricantes comenzarán a aproximarse a estas nuevas tecnologías como una oportunidad para formar alianzas para ampliar y extender su oferta.

Llegan los discos híbridos
Aunque IDC pronostica un gran éxito de los discos híbridos y apunta que comprenderán el 35 por ciento de todos los portátiles en 2010, los fabricantes parecen apoyar claramente la adopción de la tecnología Flash. Dirk Devogelaere, responsable de ventas para Benelux y Francia de Fujitsu, apunta que “la tecnología Flash reemplazará los discos duros de 1pulgada, o menores, con pequeñas capacidades. La memoria Flash tendrá su justificación en la baja capacidad mientras que, en lo que a alta capacidad se refiere, el coste por gigabyte de memoria Flash resultará mucho más cara que el disco duro”.
En la misma línea, Ricardo Carrasco, gerente de grandes cuentas de Samsung, considera “apropiado el uso de las memorias Flash pero vinculada a almacenamiento a gran escala y, de momento, vinculada a formato magnético. Ahora bien, todo va a llevar memoria Flash, porque no es volátil, es muy pequeña, se puede poner en cualquier sitio y ya las hay hasta de 128 gigas”.

Pros y contras
Sin duda, ya son muchos los fabricantes que están viendo las ventajas de combinar ambas tecnologías en los denominados discos híbridos. Para Devogelaere, uno de los claros beneficios de la utilización de los mismos es que “será más fácil la puesta en funcionamiento del sistema con el nuevo Windows Vista, lo que también permitirá mejorar la gestión del consumo energético para los usuarios móviles dependiendo de la aplicación que estén utilizando”. En este sentido, el responsable de Fujitsu ha anunciado que la compañía empezará a comercializar discos híbridos a principios de 2008 ante la notable demanda de estos productos tras el lanzamiento oficial del nuevo sistema operativo de Microsoft.
Sin embargo, la lista de ventajas de los discos híbridos va más allá ya que, como apunta el responsable de Samsung, “su funcionamiento es muy básico y almacena eléctricamente los datos, de forma que no son volátiles como la memoria RAM de los ordenadores, sino que pueden quedar almacenados. Por tanto, si las cosas más importantes que hace el sistema operativo se almacenan en la memoria Flash, al tener un tiempo de acceso muy superior al de los discos duros convencionales, las ventajas son múltiples”. Entre éstas, el responsable alude a que, si los archivos de arranque de Windows los almacenamos en esa memoria RAM, existe hasta un 30 por ciento de mayor velocidad en el arranque, desde que el usuario enciende el ordenador hasta que se carga el sistema operativo. Otra ventaja es que, si el usuario almacena las aplicaciones más complicadas y las más comunes en esa memoria Flash, cualquier cambio, en opinión del responsable de Samsung, se hace mucho más rápido. “Por otra parte, si el usuario dispone de un disco duro y para los principales movimientos del día a día no tiene que mover elementos físicos, está comprobado que hay un ahorro del 10 por ciento en la batería del portátil”, añade el responsable.
Fiabilidad de los datos y mucho menos ruido, son otras de las ventajas que apunta Ricardo Carrasco del uso de estos discos.
No obstante, y aunque estas tecnologías siguen perfeccionándose, también hay identificadas una serie de inconvenientes como es el hecho de que, para hacer todas estas cosas, estos discos duros tienen que ir acompañados de un sistema operativo que lo permita, en este caso de Windows Vista. Desde Gartner, otro de los puntos a mejorar es que “los tiempos de escritura son más lentos, relativa baja capacidad y alto precio”.

Primeros productos
No cabe duda de que, cada vez más, los profesionale

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información