| Artículos | 01 DIC 2000

Discográficas y usuarios reaccionan frente al acuerdo entre Napster y Bertelsmann

Tags: Histórico
Una vez calmado el impresionante efecto mediático que produjo anuncio del pacto entre la discográfica Bertelsmann y el sitio de intercambio de música online Napster, se empiezan a percibir las primeras reacciones por parte de las compañías de discos y usuarios.

El citado acuerdo conlleva el suministro de archivos de Bertelsmann para Napster. Por su parte, el sitio web se compromete a cobrar una cifra mensual a sus usuarios para compensar así a los artistas, compañías de discos, etc.
La reacción de La RIIA, asociación de las principales compañías discográficas, ha sido cautelosa. Esta asociación llevó a Napster a los tribunales en diciembre del pasado año, y está a la espera de una resolución sobre el caso. Según altos cargos de la compañía, la asociación piensa mantener su postura frente a Napster. Para su directora, Hilary Rosen, este anuncio de pacto únicamente viene a dar la razón a aquellos que abogan por la necesidad de que el intercambio de música online sea debidamente regulado.
El hecho de que en el anuncio de pacto no se hayan concretado las cifras que se cobrarán a los usuarios de Napster (se habla de una cuota inicial cercana a las 1.000 pesetas mensuales), ni la fecha en que el acuerdo entrará en vigor, ha provocado que los 38 millones de usuarios del servicio de intercambio de música permanezcan a la expectativa de los próximos acontecimientos. Mientras las descargas de música online han aumentado considerablemente, se empiezan a escuchar las primeras voces de queja de aquellos internautas que hasta ahora veían a Napster como estandarte de la independencia frente a las grandes discográficas. Ante estas acusaciones, el CEO de Napster, Hank Barry, mantiene una postura ambigua, argumentando que "la alianza estratégica con Bertelsmann beneficiará enormemente a la página". Tampoco Bertelsmann se ha librado de las críticas y ya ha sufrido la dimisión del presidente y del consejero delegado de BMG, la filial discográfica de la compañía alemana, por desacuerdos con la nueva estrategia de la compañía, según informa el periódico Wall Street Journal.

Ruptura de la hegemonía
Además, Napster puede ver amenazada su hegemonía en el campo de la descarga de música online. La compañía discográfica Universal Music y MP3.com han llegado a un acuerdo amistoso, según el cual el sitio estadounidense de música pagará 53,4 millones de dólares (aproximadamente unos 10.300 millones de pesetas) en concepto de daños por el atentado contra los derechos de autor. El acuerdo posibilitará a los usuarios de MP3.com, que ya tienen acceso al catálogo de Sony, BMG, EMI y Warner, la descarga previo pago del catálogo musical de la Universal.
Otra de las interrogantes con las que tendrá que enfrentarse Napster es si los usuarios estarán dispuestos a pagar por unas canciones que pueden conseguir gratuitamente en otros sitios de intercambio de música online. Al amparo de Napster han surgido numerosas páginas web, similares en características y funciones. Entre estos clones de Napster se encuentran Surfy, Gnutella, Imesh y Scour. Esta última, que incorpora archivos de vídeo, ha anunciado públicamente la venta de sus activos a Listen.com, una página web de servicios musicales que cuenta entre sus inversores a las cinco grandes discográficas. Esta venta de activos, pendiente todavía de aprobación por el Tribunal, ha coincidido con el anuncio de la suspensión de pagos por parte de la página, maniobra interpretada como método para paralizar los litigios actualmente en curso contra la página web.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información