| Artículos | 01 NOV 1999

Disappearing diseña un sistema de encriptación que convierte el mensaje en ilegible cuando el usuario lo estime apropiado

Tags: Histórico
Como si se tratase de un episodio del Inspector Gadget, pero en versión electrónica, los mensajes de e-mail que reciba podrá autodestruirse sin dejar rastro ni en el servidor, ni en las cintas de seguridad. La empresa californiana Disappearing ha diseñado un sistema de encriptación que convierte el mensaje en ilegible cuando el usuario lo estime apropiado. Aunque de momento no está disponible, se espera que a finales de año se empiece a comercializar. El sistema es sencillo: el mensaje incluye una clave electrónica manejada por el remitente y destinatario. Es este último el que una vez leído el mensaje decide cuando quiere que sea destruido. De esta forma, sólo las personas que dispongan de esa extensión en su programa de correo electrónico podrán leer los mensajes.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información