| Artículos | 01 ABR 1999

Diode organiza un curso sobre sistema operativo de redes

Tags: Histórico
Recientemente el fabricante norteamericano de microprocesadores AMD ha presentado la nueva gama de procesadores K6 III. Básicamente se trata de una evolución de la anterior gama K6 2, ya que esta nueva familia también se conecta al conocido socket 7, está fabricada con tecnología de 0,25 micras e incorpora el juego de instrucciones 3DNow! diseñado por AMD para incrementar el rendimiento de las aplicaciones que hagan uso de gráficos 3D. La novedad que presentan los procesadores K6 III es que se ha integrado en el propio chip un total de 256 KB de memoria caché de segundo nivel que funcionan a la misma velocidad que lo hace el núcleo del microprocesador. De esta forma, si el usuario dispone de un PC equipado con un K6 III a 400 MHz, los accesos a la memoria caché de segundo nivel también se realizarán a dicha velocidad.
En los sistemas basados en procesadores K6 III, el acceso a la memoria RAM del sistema y a la memoria caché instalada en la placa base se sigue efectuando a 100 MHz. Este tipo de configuración ha dado lugar a lo que AMD denomina como arquitectura TriCache, ya que este tipo de sistemas disponen de tres bloques de memoria caché: 64 KB de caché de primer nivel incluidos en el procesador, 256 KB de caché de segundo nivel también incluidos en el chip del procesador y que funcionan a la misma velocidad que éste y, por último, entre 256 KB y 2 MB de memoria caché de tercer nivel presentes en la placa base del ordenador a los que se accede a una velocidad de 100 MHz a través de un bus de datos de 64 bits.
El sistema del fabricante ADL que hemos tenido ocasión de analizar estaba basado en la versión del K6 III que funciona a 400 MHz, que se encontraba montado sobre una placa base Asus P5A basada en el conjunto de chips Aladdin V de la firma Acer Labs. La placa base dispone de cuatro ranuras PCI, una ISA de 16 bits, otra compartida de tipo ISA/PCI y, por último, la ranura AGP a la que se encontraba conectada una tarjeta gráfica ATI All in Wonder Pro equipada con 8 MB de memoria SGRAM.
Una de las principales pegas que vemos a este ordenador es precisamente su tarjeta gráfica, la cual no ofrece un buen rendimiento si la comparamos con los productos de más reciente aparición en el mercado. Hay que tener en cuenta que el chip ATI Rage Pro Turbo lleva ya en el mercado más de un año, periodo de tiempo muy extenso teniendo en cuenta los cortos ciclos de vida que actualmente tienen los aceleradores gráficos 2D/3D. Hubiese sido más adecuado instalar en este ordenador una tarjeta gráfica basada, por ejemplo, en el chip ATI Rage 128GL o en el Riva TNT de la firma nVIDIA. Para comprobar el incremento de rendimiento que se producía, probamos este equipo, además de con la tarjeta All in Wonder Pro con que venía dotado, con una tarjeta ATI Rage Fury y con otro adaptador gráfico STB Velocity 4400. Ambas tarjetas eran para bus AGP, si bien el modelo de la firma ATI disponía de 32 MB de SDRAM y el del fabricante STB sólo contaba con 16 MB de SDRAM. El producto de ATI utilizaba el procesador gráfico Rage 128GL, mientras que el de STB estaba basado en torno al acelerador 2D/3D Riva TNT de la firma nVIDIA. En los gráficos adjuntos se puede observar el rendimiento que ha obtenido este ordenador bajo el test 3D Mark 99 MAX, el cual se ha ejecutado con resoluciones de 640 por 480 y 800 por 600 pixeles tanto con 16 como con 32 bits por punto. El apartado gráfico se ha completado con un monitor de 17 pulgadas, de la firma Daewoo, que ofrece una visualización bastante buena.
Las únicas ventajas que ofrece la tarjeta gráfica All in Wonder Pro es que integra un sintonizador de televisión y entradas y salidas de vídeo que permiten digitalizar vídeo y conectar el sistema directamente a un televisor o a un magnetoscopio doméstico que disponga de una entrada de este tipo. Si tenemos en cuenta que muchos adaptadores gráficos actuales disponen de salida de vídeo compuesto, sólo queda como justificación para la instalación de una All in Wonder Pro la posibilidad de digitalizar vídeo y ver la televisión en el ordenador.
La unidad que tuvimos ocasión de evaluar en nuestro laboratorio disponía de un total de 128 MB de memoria SDRAM instalados en un único módulo DIMM, si bien es posible ampliar dicha cantidad hasta alcanzar un máximo de 384 MB gracias a los tres zócalos DIMM con que cuenta la placa base del sistema. Ésta incluye una memoria caché de 512 KB, que en el caso de los procesadores K6 III actúa como caché de tercer nivel, a la que se accede a una velocidad de 100 MHz. En una de las ranuras PCI del sistema encontramos instalada una tarjeta de sonido Sound Blaster PCI 128, que incluye la posibilidad de conectar hasta cuatro altavoces para disfrutar de sonido posicional y envolvente, si bien para disfrutar de este tipo de sonido será necesario utilizar aplicaciones que empleen alguna API de sonido 3D, como por ejemplo DirectSound3D. En otra de las ranuras PCI del equipo está instalado un módem V90 de la firma Diamond, por lo que será posible comunicarse con Internet a una velocidad de recepción máxima de 56.000 bits por segundo y de recepción de 33.600.
En el frontal de la carcasa ATX observamos la presencia tanto de una unidad DVD-ROM de la firma Panasonic, como de una unidad CD-ROM de la firma Philips, capaz esta última de alcanzar una velocidad máxima equivalente a x36. No tiene ningún sentido instalar en el mismo PC una unidad CD-ROM y otra de DVD-ROM, ya que un modelo actual de este último tipo es capaz de leer cualquier disco en formato CD, ya sea de música, datos, grabado en unidades CD-R o CD-RW, mixto de música y datos, VideoCD, etc. El apartado de almacenamiento masivo está resuelto con un disco duro para bus IDE que se encuentra conectado a una de las controladores de este tipo integradas en la placa base. El apartado multimedia se completa con un par de altavoces autoamplificados fabricados por la firma francesa Guillemot.
Se trata sin duda alguna de un sistema basado en un procesador que ofrece un rendimiento muy bueno al usar software optimizado para utilizar el juego de instrucciones 3DNow! de AMD, ya que al usar aplicaciones que hagan un uso intensivo del coprocesador matemático apreciaremos que se obtiene un rendimiento en coma flotante inferior al que se consigue con una CPU equivalente fabricada por Intel. Si el lector está interesado en adquirir un sistema de este tipo también debería exigir la sustitución de la tarjeta gráfica All in Wonder Pro por otro modelo más efectivo, como las basadas en los chips Rage 128GL, Riva TNT o incluso en el Banshee de 3Dfx Interactive, ya que cualquiera de ellos les ofrecerá un rendimiento 3D mucho mejor que el Rage Pro Turbo.


ADL Oxford ****
---------------------
FABRICANTE: ADL DISTRIBUIDOR: ADL Tel. 916 647 700 www.adl.es IDIOMA: castellano
PVP: 313.084 pesetas (1.881,67 euros)


eugenio@idg.es

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información