| Noticias | 02 JUL 2012

Diablo III, el arte de saber invertir en la Casa de Subastas

Tags: Histórico
La última versión de Diablo incentiva a los jugadores a economizar al máximo sus recursos, a jugar de manera estratégica y a invertir con brillantez en la Casa de Subastas, si en Diablo II la protagonista fue la permanencia de la magia, en el III lo será la del oro, ya sea ficticio o real.
PC World
Ya ha pasado un mes y medio desde que Blizzard lanzó el tercer juego de la saga de Diablo III y en tan sólo unas semanas se ha convertido en uno de los juegos más vendidos de la historia. No obstante, algunos jugadores se están quejando sobre los cambios que se han producido respecto a Diablo II, donde era posible agotar todas las existencias en la Casa de Subastas. Lo cierto es que en Diablo III todavía es posible jugar de esa manera pero la ‘adicción’ que provoca la Casa de Subastas puede ser peligrosa para el rendimiento del juego.

En Diablo II era posible entrar a comerciar en el mercado negro de los negocios del azar, sí así lo decidía la comunidad del juego. Mientras que en Diablo III, la Casa de Subastas está totalmente organizada y en vez de proporcionar una salida al mercado negro, al jugador se le facilitan una serie de estadísticas para que su equipo mejore en rapidez y eficacia para comercializar con su dinero y vender los artículos que ha ido encontrando.

Por lo tanto, si Diablo II incentivaba el juego y los golpes de azar en la Casa de Subastas, Diablo III estimula la habilidad para invertir.

Algunos jugadores se quejan de que la estrategia de Blizzard no es otra que la de persuadir a los participantes para que inviertan su dinero real en la Casa de Subastas para vender y comprar objetos más poderosos. Aunque sigue existiendo la posibilidad de comercializar con el oro ficticio en la Casa de Subastas.

 Por otro lado, al llegar al Acto II la adrenalina del juego desciende de nivel y baja a 63 armas, lo que significa que a partir de ese momento es más fácil y más barato invertir en la Casa de Subastas, con lo cuál, sí el jugador no invierte  con maestría su dinero en los actos anteriores, llegará con muchos apuros al Acto II del juego.

Por último, la ejecución de Diablo III muestra un nuevo tipo de dominio del juego, centrado en la estrategia de saber jugar con el dinero, aunque todavía es pronto para saber sí el retorno de la inversión realizada tendrá el misma permanencia que tuvo la magia en Diablo II, lo cierto es que Diablo III insta a sus jugadores a manejar los tempos de forma inteligente para lograr el máximo rendimiento y obtener el mayor número de elementos posibles para potenciar el conjunto de equipos.  Diablo III

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información