| Artículos | 01 OCT 2002

Denuncias online

Tags: Histórico
Piedad Bullón.
Lejos todavía de la administración que nos prometen, en la que las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) deberán jugar un papel crucial, las Administraciones Públicas (AAPP) españolas están implantando nuevos servicios online para los ciudadanos, entre los que en esta ocasión destacamos la Oficina Virtual de Denuncias.

El objetivo de la Oficina Virtual de Denuncias es doble: acabar, por un lado, con el mostrador, las ventanillas y las colas y, por otro, dar respuestas más eficaces, ágiles y transparentes a la gestión, cubriendo una demanda creciente de la sociedad, que reclama mejores servicios públicos.
Las TIC pueden ser herramientas que permitan a las AAPP gestionar con más calidad y eficacia los servicios y recursos públicos, como ponen de manifiesto los documentos publicados por organismos como la Comisión Europea, la OCDE o el G-7. A través de proyectos comunitarios estatales y regionales se recomienda a los diferentes niveles de gobierno el uso, promoción y universalización de las TIC dentro de las propias administraciones y en sus relaciones con la sociedad. En este contexto, la Dirección General de la Policía [www.policia.es], dependiente del Ministerio de Interior, ha trasladado a Internet un sistema de formulación de denuncias, cuyo procedimiento permite a cualquier ciudadano denunciar cualquier hecho que justifique la intervención policial ocurrido en territorio español. De momento, no todos los delitos pueden ser denunciados a través de este sistema: sólo están contemplados los daños, extravío y recuperación de documentos y/o efectos, recuperación de vehículos, robo en el interior de un vehículo, sustracción de documentos, de vehículos y en domicilios y establecimientos. El sistema no se extiende a casos de violencia física, por ejemplo, ni tampoco a aquellos delitos en los que los autores estén identificados; en ambos casos hay que recurrir a los procedimientos tradicionales.

Paso a paso
Lo reseñado hasta aquí, así como los aspectos legales a los que está sujeto el denunciante, vienen especificados con claridad en la página de apertura del sitio web, que conviene leer detenidamente y, que salvo por algunos tecnicismos, es concisa y clara. A partir de esta primera página, el denunciante es guiado a través de una serie de pantallas en las que deberá seleccionar el tipo de denuncia que desea realizar, la provincia y la comisaría, sus datos personales y la declaración de los hechos motivo de la denuncia. Las primeras provincias que contaron con el servicio, puesto en marcha en 1999, fueron Alicante, Barcelona, Cádiz, Islas Baleares, Las Palmas de Gran Canaria, Madrid, Málaga, Sevilla, Tenerife y Valencia. Hoy, el sistema cubre todo el territorio español, a excepción de las tres provincias vascas. No nos consta que la policía autónoma [www.ertzaintza.net] haya puesto en práctica un sistema semejante.
La descripción y narración de los hechos a denunciar se encuentra en apartados tales como “Declaración”, “Descripción de los daños”, “Descripción de los objetos” y “Datos Complementarios”. El formato de pantalla reproduce los formularios que, con las casillas correspondientes, sirven para la exposición de motivos y detalles de los hechos. Los recuadros tienen una extensión limitada, de ahí la recomendación de que el relato sea sintético y no repetitivo. Los campos genéricos deben ser utilizados únicamente como ampliación de los datos consignados en los campos específicos. Lógicamente, la comunicación es cifrada para garantizar la confidencialidad de los datos.
Ahora bien, la presencia en comisaría va a ser necesaria hasta que exista la firma electrónica digital, único sistema que permite consignar la identificación inequívoca del denunciante. Mientras tanto, para cumplimentar el contenido de la denuncia, así como para que ésta adquiera eficacia jurídica, es imprescindible la firma, y por tanto el denunciante debe personarse en la comisaria seleccionada, para firmar la copia dentro de las 72 horas siguientes al envío a la oficina virtual de la policía. Un aspecto que parece menor, pero que es uno de los problemas que tiene la e-administración. Así se reseña en un estudio realizado por Accenture, en el que se destaca que lo que más frena el desarrollo de los servicios en red es la imposibilidad de usar la firma digital (sólo en el 0,2% de las páginas web) y el dinero de plástico, razón por la que muchos de los servicios que ofrece la administración online acaban, finalmente, exigiendo el trámite físico.
En todo caso, las ventajas del servicio de denuncias online están presentes en otras dos de las opciones que proporciona el web de la Policía Nacional. Por un lado, en el apartado “Comprobación del estado de la denuncia”, el denunciante puede efectuar un seguimiento del estado en el que se encuentra su gestión, ya sea porque puede estar disponible para la firma antes de la hora marcada, o bien para evitar molestias o desplazamientos inútiles en caso de que haya algún error en los datos. Además, una vez en comisaría, con indicar el número de referencia asignado, los denunciantes online son atendidos inmediatamente, fuera del turno de espera de los denunciantes que usan el sistema tradicional.
La evaluación del web de la Policía cumple con algunos de los requisitos que se han definido para medir el nivel de sofisticación o capacidad de los servicios públicos en línea. Estos niveles, según un estudio encomendado por la CE, son cuatro: 1) información online sobre servicios públicos disponibles, 2) descarga de formularios, 3) interacción en dos direcciones (proceso de formularios, incluyendo autenticación), y 4) transacción (manejo de casos específicos; decisión, entrega y, en su caso, pago). En los dos primeros niveles, relativos a la información, el servicio de la Policía Nacional cumple los requisitos, tanto por suficiencia como por claridad. La deseable interacción se cumple sólo en un aspecto, el de los formularios, pero no en el de la autenticación. Otro tanto se puede decir de los casos específicos, nivel en el que se cumple con la decisión, pero no con la entrega. En síntesis, la funcionalidad del sistema es obvia, y este servicio ha merecido una de las puntuaciones más altas entre los que han puesto a disposición de los ciudadanos españoles las AAPP.

Delitos tecnológicos
Como colofón, es importante subrayar, además, que en este sitio web existe un enlace para denunciar delitos tecnológicos -la piratería informática es sólo un ejemplo- o casos de pornografía infantil en Internet, que son competencia de la Brigada de Investigación Tecnológica [www.mir.es/policia/bit]. Es éste un servicio destinado a la atención urgente de “alarmas tecnológicas”, que funciona las 24 horas del día. Su objetivo es facilitar un punto de contacto policial que permita una reacción rápida y eficaz en la investigación y en la prevención de las consecuencias de estos delitos.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información