| Artículos | 01 ENE 2009

Cuando la pantalla lo es todo

Tags: Histórico
Táctiles, flexibles y eficientes, el futuro que está llegando
Arantxa Herranz.
"Hace años se debatía sobre si los teléfonos móviles debían tener la pantalla grande, lo que incrementaba el tamaño final del dispositivo, o si, por el contrario, era mejor tener una mínima pantalla que nos permitiese tener un equipo de reducidas dimensiones. Hoy no hay duda: la pantalla es ya la parte más fundamental no sólo de un teléfono móvil, sino de cualquier otro dispositivo portátil que se precie. Y las novedades tecnológicas en la materia no cesan.

La pantalla lo es todo en un dispositivo móvil. Éste, precisamente por su definición, ha de ser un producto de dimensiones reducidas, al igual que su peso. Pero, al mismo tiempo, y sobre todo con la explosión de las redes inalámbricas de banda ancha que permiten que nos conectemos a Internet desde cualquier sitio y lugar, los equipos móviles deben tener una pantalla generosa para que podamos ver todo tipo de contenido sin dificultad.
La llegada y masificación de las táctiles a los terminales más pequeños ha permitido, sin duda, que estemos ante una nueva generación de dispositivos en los que apenas se ha variado el tamaño pero sí su apariencia, desapareciendo la clásica botonera para dar paso a unas pantallas que, prácticamente, ocupan toda la superficie del mencionado dispositivo.
Sin embargo, la tecnología táctil no es la única que ha venido a revolucionar el mercado de los dispositivos móviles ni los teléfonos celulares los únicos protagonistas de esta nueva eclosión. Así, la industria apuesta por nuevos materiales y técnicas que permiten, por ejemplo, que las pantallas puedan doblarse o que sean energéticamente más eficientes, lo que redundará en una mayor duración de cada carga de la batería (sin duda, uno de los altos precios que hay que pagar hoy en día como consecuencia de estas pantallas de mayor tamaño, resolución y definición de colores).

Cuestión de energía
Así, por ejemplo, se nos anuncia la próxima llegada al mercado de unas pantallas de bajo consumo a partir de las cuales se podrían diseñar portátiles que sea tan eficientes, energéticamente hablando, que permitirán que sus baterías duren entre 20 y 40 horas. Es decir, multiplicar por diez lo que, en estos momentos, suele aguantar cada recarga.
Mary Lou Jepsen es la CTO de la iniciativa One Laptop Per Child (OLPC, un portátil para cada niño), la popular actividad con la que se pretendía fabricar portátiles de bajo coste y que ha sido la antesala del populoso nicho de los netbook o mini portátiles. Jepsen es, al mismo tiempo, la máxima ejecutiva de la división de pantallas de Intel, componente el de las pantallas al que dedica gran parte de su actividad investigadora.
Pues bien, Jepsen ha anunciado que tiene planes, a través de la start-up Pixel Qi, para empezar a vender pantallas de bajo consumo para portátiles y libros electrónicos durante la segunda mitad de 2009. Unas pantallas en las que los usuarios podrán leer incluso con rayos de sol directos y que tendrán completo soporte a color en alta definición (HDTV).
Estas pantallas de bajo consumo costarán, además, un tercio que las tradicionales LCD (en contra de lo que pudiera pensarse) y utilizan una décima parte de energía. “En Pixel Qi tenemos una serie de nuevas invenciones que van más allá de las pantallas para la iniciativa OLPC y que estamos desarrollando en estos momentos”, explica Jepsen.
Sin duda, el tener unas baterías más eficientes energéticamente es un aspecto crítico para muchos dispositivos móviles. No hay que olvidar que uno de los handicap de la movilidad es que se depende de las baterías y éstas siempre duran menos de lo que nos gustaría. Como decíamos al principio, la llegada de esta nueva generación de productos en los que las pantallas ocupan la mayor parte del espacio está obligando a los fabricantes a ser más ingeniosos para que estas mayores posibilidades no mermen en exceso la cantidad de horas disponibles del equipo. Cabe recordar, además, que las pantallas son, precisamente, el componente del equipo que más energía consume, por lo que es vital mejorar esta partida para ganar en duración del dispositivo (para más información sobre las baterías, puede consultar el número anterior de PC World, en el que abordábamos esta problemática).
Así pues, Pixel Qi prevé desarrollar un portátil completo a partir de esta tecnología de pantalla con el fin de crear el modelo más eficiente posible.
Pero, como decíamos, no es la única tecnología que está prevista que salga de los laboratorios de esta empresa. Por tanto, podemos hablar también de otro de los productos en desarrollo, un nuevo papel electrónico que es blanco y que ofrece tanto color como vídeo. Estas pantallas utilizan muy poca energía (sobre todo en comparación con las LCD) y permiten desarrollar nuevos portátiles con baterías que duren más. “Estamos trabajando con otros fabricantes para desarrollar diferentes productos”, señala Jepsen, quien asegura que, gracias a esta tecnología, se puede multiplicar por 5 ó 10 las horas de duración de las baterías en un portátil estándar.

Duplicar la autonomía de las baterías
Intel es, precisamente, otra de las compañías involucradas en permitir que las baterías prolonguen su vida útil. El desarrollo final de Platform Power Management (la tecnología en la que trabaja Intel) permitirá gestionar aspectos de la energía de los portátiles relacionados con la pantalla TFT, el teclado, el touchpad, los puertos USB, e incluso, las comunicaciones inalámbricas cuando no sean utilizadas.
Según el comunicado de la compañía, el desarrollo de una nueva herramienta de administración de energía que está en su fase final podrá hacer realidad esta faceta esperada por todos los usuarios.
Según destaca Justin Rattner, director del grupo de tecnología de Intel, “Platform Power Management podrá hacerse realidad en unos pocos meses”. La compañía destaca que el sistema trabaja de forma que constantemente monitoriza los cambios que se producen en los portátiles en todo lo relacionado con las operaciones que desempeñan, para en función de esto, reducir el consumo de alimentación. Así, la nueva herramienta sería capaz de deshabilitar las comunicaciones o incluso los puertos USB en el caso de que no sean utilizados en ese momento.
Mientras los desarrolladores e ingenieros han estado trabajando durante un largo tiempo sobre cómo mejorar la administración de energía, con los modos de hibernación y modo suspendido, la nueva tecnología de los procesadores Atom de Intel va a contemplar seis diferentes niveles de ahorro de energía, con lo que va más allá. Intel menciona que el software va a ser capaz de cerrar todas las aplicaciones que no sean necesarias en instantes determinados de tiempo.
También cita ejemplos, como es el caso de las pantallas. En los momentos en los que el usuario se encuentra leyendo un mensaje, la imagen es refrescada unas 60 veces por segundo. Bajo los nuevos sistemas, la pantalla podría mantener la misma imagen hasta que el usuario mueva el ratón o la rueda, o pulse alguna tecla.

Plegando sin doblez
Pero, más allá de las pantallas que consuman menos energía, t

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información