| Artículos | 01 ENE 2010

¿Cuáles son los beneficios de las redes sociales?

Tags: Histórico
Bárbara Madariaga.
La explosión de las redes sociales está haciendo que el uso de éstas vaya más allá de lo que en un primer momento se pensó. Y es que no cabe duda de que las redes sociales han traspasado el uso personal para entrar en el mundo de los negocios. Ésta fue una de las cuestiones que se abordó en la celebración del VI Conferencia Internacional del ISMS Fórum.

Es un hecho por todos conocido que las redes sociales se van expandiendo a buen ritmo. De hecho, y según datos que maneja Nils Puhlmann, cofundador y CISO de Cloud Security Alliance, “el crecimiento de Twitter, por ejemplo, ha sido del 350 por ciento, mientras que Facebook ya ha llegado a los 300 millones de usuarios”.

Algunas cifras
Si continuamos con los datos que maneja Cloud Security Alliance, Nils Pulhman destaca, por ejemplo, que “eBay ha llegado a los 90 millones de usuarios, Signan a los 60 millones, y eso que sólo lleva dos años en funcionamiento, y Google Voice tiene 1.419 millones de usuarios, lo que supone un incremento del 40 por ciento cada día. Skype, por su parte, ya tiene un total de 521 millones de usuarios registrados”.
Caso aparte es Facebook. “Recientemente la red social ha dado a conocer que en total sus usuarios pasan 8.000 millones de minutos navegando en su página, lo que supone un incremento del 700 por ciento”.
En cuanto a YouTube, “en la actualidad 120 millones de personas se conectan al día para ver vídeos en YouTube. Al día se suben 200.000 vídeos, y, también al día, se visualizan 200 millones de vídeos”.
Aprovechar la oportunidad
Ante este incremento, “el debate se centra en si las empresas deberían de bloquear su uso, o, si por el contrario, se deberían de hacer útiles”.
Nils Pulhman aboga por la segunda opción. “Las reglas del juego han cambiado. En su origen, las redes sociales se utilizaban con otras finalidades, como mantener el contacto con sus familiares o amigos, reencontrarse con antiguos compañeros del colegio o de otros trabajos, o unirse a grupos afines a las ideas del usuario”. Así, y en opinión de este experto analista, lejos de privar a los empleados el uso de esta red social, se debe de utilizar para el propio beneficio empresarial.
Y es que hay que tener en cuenta datos que se desprenden de un estudio que afirma que, en España, el 50 por ciento de los internautas pertenecen a una red social, siendo el primer país europeo en número de usuarios y el segundo a nivel mundial, sólo por detrás de Brasil. El mismo estudio afirma que dos de cada tres reconocen que las utilizan para realizar recomendaciones sobre marcas. De hecho, “en las redes sociales, la publicidad no se percibe negativamente ya que las marcas siempre aportan algo y es el propio consumidor quien demanda la información”. Además, también hay que tener en cuenta que un 67 por ciento de los encuestados reconoce que habla con sus contactos sobre algunas marcas.
De estos números se desprende que Internet, y especialmente los blogs y las comunidades sociales, se convierten en uno de los canales que más influyen en las decisiones de compra.
Otra de la ventajas empresariales de las redes sociales se centra en que el uso de las mismas se plantea tanto hacia el exterior, “es decir, con los clientes o posibles clientes como objetivo”, como interior, “al poder concentrar los intereses y poder compartir herramientas entre empleados o entre diferentes divisiones de una empresa, mejorando aspectos tan importantes como la comunicación interna de una empresa y la productividad de la misma”.

Problemas de seguridad
No obstante, como todo, el uso de estas páginas Web también conlleva una serie de peligros. “En los últimos tiempos las redes sociales y de negocios se han llenado de spammers sociales y cazadores de contactos que rompen ese delicado equilibrio entre la cantidad y la calidad de contactos que generamos y mantenemos”.
Además, el número de infecciones ha crecido considerablemente “y las redes sociales son uno de los objetivos claros”. Ante este panorama, “la seguridad tiene que ser un paraguas que lo abarque todo. Es necesario que las empresas comprendan que éste es un nuevo mundo donde la gente está interconectada entre sí, y asuman como propias las tendencias”. Estas tendencias, se centran “en la agilidad, la velocidad, en superar esa afición que se tiene por crear barreras y comprender que la gente, al final, va a hacer lo que quiera, con lo que se puede orientar el uso que se hacen de estas redes sociales”.


El caso de Second Life
--------------------------------
¿Se acuerdan de la revolución que supuso hace como tres años la aparición de Second Life? Lo que en un primer momento se planteó como un juego de realidad virtual ha traspasado todas las previsiones y se ha convertido en una réplica exacta del mundo real.
“En la actualidad, Second Life cuenta con 16 millones de usuarios registrados, que se comportan igual en el mundo real”, destaca Nils Puhlmann, cofundador y CISO de Cloud Security Alliance, quien asegura que “el Gobierno de Estados Unidos ya ha tenido que intervenir en Second Life, sobre todo, a raíz del valor de la moneda”.
De hecho, y para que se hagan una idea de la importancia que ha adquirido este “juego”, el Producto Interior Bruto de Second Life es el que más rápido crece del mundo, Nike, Adidas, Pontiac y Toyota son algunas de las empresas que venden sus productos en esta realidad virtual, se han creado verdaderas mafias en torno al mismo, que han hecho que la explotación virtual sea una realidad.
En definitiva, una realidad virtual que además de las innumerables ventajas que conlleva, “también tiene sus inconvenientes, sólo hay que saber protegerse y saber aprovechar la oportunidad de negocio que representa”.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información