| Artículos | 01 ENE 1998

Creative, Guillemot, Hitachi, Philips y Sony

Tags: Histórico
Oscar G. Peinado.

Hace unos meses que llegaban a nuestras páginas las primeras unidades lectoras de DVD. Aquellos modelos no podían leer discos grabables ni reescribibles, debido a una incompatibilidad de la longitud de onda del láser con las características intrínsecas de estos discos. Los fabricantes se han apresurado a corregir este problema y han aumentando las prestaciones de sus equipos. Así, ya se dispone de equipos que leen a doble velocidad y pueden manejar todos los formatos de CD que existen. Por otra parte, los fabricantes que no habían presentado sus modelos en España, ya empiezan a introducirlos, comenzando a configurar un mercado con competencia y favoreciendo así, la bajada de precios. Actualmente el hardware no es problema, pues ya se puede elegir entre una variedad de modelos suficiente, de buenas prestaciones y precio ajustado. El verdadero freno para la implantación de estos equipos está siendo la escasa, por no decir nula, disponibilidad de títulos en DVD, tanto de datos, como de vídeo. Sin embargo, si tiene que comprar un CD-ROM, es mejor que haga una inversión algo mayor y compre un DVD.

En las próximas líneas evaluamos los nuevos modelos que han llegado a nuestra redacción. Si quiere conocer los primeros que se presentaron, puede hacerlo en el número 133, de junio del pasado año.

Creative PC-DVD Encore Dxr2

Creative ha actualizado sus kits multimedia con la última tecnología. El kit incluye una unidad DVD-ROM de x2, una tarjeta descompresora de vídeo y audio MPEG-2 y todo el software necesario para poder reproducir los DVD-Vídeo.

Como decíamos el DVD-ROM es de x2, es decir, transfiere los datos a una velocidad de 2.700 KB/s. Cuando se utiliza como CD-ROM esta velocidad se incrementa hasta 3.000 KB/s, es decir, x20. En este modo, el DVD soporta todos los formatos de CD, incluidos los grabables y los reescribibles.

El DVD utiliza velocidad angular constante (CAV), por lo que la velocidad máxima sólo la alcanza en la zona exterior del disco. En la parte más interna se ve reducida a algo menos de x10.

La descompresora de MPEG se conecta a una ranura PCI. A ella se enchufará el monitor, conectándola con un cable a la tarjeta de vídeo. También hay que hacer pasar el sonido a través de ella, pues utiliza descompresión de audio por hardware. Esta tarjeta dispone de salida S-VHS y Dolby AC-3 para conectar a un televisor y un amplificador. De este modo se puede usar el DVD-ROM como DVD doméstico.

El programa de control del DVD permite gestionar todas las posibilidades de estos discos desde una especie de mando a distancia que aparece en la pantalla. Durante su instalación se puede elegir el código de zona que se quiera, así como el nivel de protección por edades. Si después se quiere cambiar habrá que empezar por desinstalar el programa.

El precio del kit es de 63.800 pesetas (IVA incluido), un precio bastante bueno si consideramos que incluye todo lo necesario para sacar las máximas prestaciones del DVD. El manual del DVD-ROM está en español además de en otros idiomas, no así el de la descompresora MPEG-2 que sólo se encuentra en inglés.

Guillemot Maxi DVD Theather

Ubi Soft distribuye en España los productos de Guillemot y, entre ellos este DVD-ROM. En realidad se trata del modelo SD-M1102 fabricado por Toshiba, que pertenece a la categoría de segunda generación, aunque las velocidades que hemos medido son inferiores a lo esperado. El lector permite leer todos los formatos de CD excepto los CD-RW grabados con UDF. Esto es así debido a la imposibilidad de cerrar estos discos como ISO 9660, no obstante, nos sorprende que no pueda leerlos, pues entre las características del equipo (expuestas en la caja) se indica que soporta tanto ISO 9660 como UDF.

Para poder usar todas las prestaciones del DVD, Ubi Soft distribuye la tarjeta descompresora de MPEG-2 Realmagic DVD Hollywood. En esta descompresora se realiza la sobreimpresión de vídeo a través del cable VGA, pues se intercala entre la tarjeta de vídeo y el monitor. Además, dispone de salidas de Vídeo compuesto y S-VHS para poder usar un televisor en lugar del monitor. La descompresión del sonido la hace por software, por lo que no es necesario hacer pasar cable de sonido del DVD a través de la tarjeta antes de enviarlo a la tarjeta de sonido.

Hitachi GD-2000

Como ya anunciábamos en nuestra revista del pasado mes de junio, el DVD que comercializa Hitachi en nuestro país es el GD-2000. Se trata de un modelo de doble velocidad (2,76 MB/s) que reemplaza al GD-1000 de simple velocidad y que no llegó a venderse en España. Además de aumentar la velocidad, se ha implementado la lectura de discos grabables y reescribibles, con lo cual es apto para cualquier disco que actualmente se encuentre en el mercado. Como es habitual en los lectores de alta velocidad, utiliza la tecnología CAV en todo el área del disco. Con este método lo lógico sería que la velocidad máxima se consiguiera en la zona más externa, y que se fuese reduciendo progresivamente hasta la mitad en la zona más cercana al agujero del disco. Sin embargo, en las pruebas que hemos realizado en el laboratorio nos encontramos con un comportamiento curioso. La máxima velocidad en lectura de CD-ROM (reflejada en la tabla) se obtiene en la zona media del disco, y no alcanza los niveles esperados, pues se queda en 2.043 KB/s (x13,6) frente a los x20 previstos. En el interior es algo menos rápido (1.309 KB/s, x8,7), y en la zona más externa, la velocidad de transferencia decrece notablemente hasta 773 KB/s (x5,2). Donde sí se consigue la velocidad anunciada es en la lectura de DVD-ROM, llegando incluso a superarla ligeramente.

Philips DRD-5200

Philips también ha presentado su modelo de DVD de doble velocidad. Se trata de una unidad con doble láser que permite leer tanto CD-R como CD-RW. Sin embargo, tiene problemas con algunos reescribibles. Técnicos de Philips nos indicaron que lee correctamente los discos grabados por el método convencional, es decir, pista a pista o disco a disco. Los problemas aparecen cuando se ha grabado el disco con Direct CD, utilizando UDF. Con este método hay que dar formato al disco, grabar los archivos como en cualquier unidad de disco convencional y después cerrar la sesión, pero no se puede cerrar la sesión de un CD-RW como ISO 9660. Al hacer esto el DVD no reconocerá los discos. Pudimos comprobar que, efectivamente, es así, pero no deja de ser una desventaja, pues debería leer ambos tipos de disco sin ningún problema. A su favor hay que decir que, según sus especificaciones, soporta discos de doble capa y doble cara (dándoles la vuelta). De este modo, se podrán leer DVD-5, DVD-9, DVD-10 y DVD-18. En cuanto a velocidad, es capaz de manejar los CD-ROM hasta a x24. Decimos "hasta", porque al utilizar CAV, esta es la velocidad del exterior, mientras que en el interior se quedara en torno a x10. La ventaja de este método es que permite conseguir excelentes tiempos de acceso.

Sony DDU-100E

El DDU 100E de Sony es un DVD de simple velocidad, es decir, de 1.350 KB/s. al tratarse de un modelo de primera generación, no es capaz de reconocer los CD-RW (reescribibles), aunque funciona correctamente con los más comunes CD-R (grabables). Para que la unidad funcione como CD-ROM, basta con enchufarla al bus IDE y dejar que Windows la reconozca. Sin embargo, para que pueda reconocer correctamente los DVD, será necesario instalar un controlador, consistente en un único fichero que hay que copiar al disco duro.

Esta unidad utiliza velocidad lineal constante (CLV), esto quiere decir que mantendrá la máxima tasa de transferencia en toda la superficie del disco, aún a costa de perjudicar ligeramente los tiempos de acceso. Que sea un DVD de x1 no quiere decir que la velocidad sea insuficiente. Incluso durante la reproducción de películas en DVD, se mostró suficiente

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información