| Artículos | 01 JUL 2004

Crear la película

Tags: Histórico
Ha llegado el momento de crear nuestra película, que podremos almacenar en el PCo grabar en formato digital o analógico.

Una vez completado el proceso de edición llegamos a la última etapa de nuestro curso, la creación de la película. Studio ofrece numerosas alternativas para distribuir nuestro trabajo: archivos AVI, MPEG, formatos específicos para Internet e incluso grabar directamente una cinta digital o analógica y crear discos VCD o DVD. En cualquier caso, como veremos a continuación, se tratará de un proceso sencillo mediante el que podremos realizar todo tipo de ajustes según nuestras necesidades y el medio elegido.

La ventana Hacer vídeo
Para seleccionar el formato y el tipo de soporte sobre el que distribuiremos nuestra película debemos pulsar la tercera pestaña de la parte superior de Studio, accediendo de esta forma a la ventana Hacer vídeo -Figura 1-.
Su aspecto es similar a las ventanas de captura y edición vistas anteriormente. A simple vista podemos identificar elementos que nos resultarán familiares, como el reproductor, el diskometer, el control de volumen y la ventana de la película, con sus correspondientes vistas de línea de tiempo, guión y texto.
En la parte superior, a la izquierda del diskometer, se encuentra la ventana de estado -Figura 2-, que ofrece un conjunto de seis pestañas que dan acceso a los diferentes modos de creación de la película: grabación en cinta -analógica o digital-, ficheros AVI, MPEG, web vídeo, compartir a través de Internet y disco.
Al seleccionar cualquiera de estas opciones, la ventana de estado mostrará información sobre el formato elegido, y el diskometer indicará automáticamente el espacio libre en disco y el requerido para llevar a cabo el proceso. Además, a la izquierda del diskometer aparecerá el botón de configuración de la opción elegida.
La opción cinta permite distribuir la película en cintas analógicas o digitales. En ambos casos necesitaremos hardware específico en nuestro sistema, una controladora FireWire para enviar la película a la videocámara digital o una tarjeta con salida de vídeo para conectar un reproductor de vídeo analógico. Mediante las opciones AVI y MPEG podemos guardar nuestra película en este tipo de archivos, permitiendo configurar diferentes parámetros de compresión y calidad. Finalmente, las opciones web vídeo y compartir permiten reproducir nuestras películas desde una página web o enviarlas por correo electrónico.

Guardar la películacomo un fichero de vídeo
Studio permite guardar nuestras películas en cuatro formatos de archivo diferentes: AVI, MPEG, Windows Media y RealVideo. Cada uno de estos formatos tiene sus ventajas e inconvenientes. Así, los archivos AVI -dependiendo del método de compresión (códec) seleccionado- ofrecen una calidad de imagen y sonido superior al resto, aunque el tamaño del archivo resultante puede ser excesivo.Por otro lado, los formatos MPEG-1 y MPEG-2 ofrecen un buen equilibrio entre calidad de imagen y tamaño de archivo, siendo el formato empleado por los títulos VCD y DVD, respectivamente.
Por último, Studio también nos ofrece la posibilidad de distribuir nuestras películas través de Internet, para lo cual disponemos de los formatos Windows Media y RealVideo, ideales para reproducir vídeo desde una página web o enviarlos directamente por correo electrónico.

Crear un archivo AVI
Para crear un archivo AVI haremos clic en la pestaña correspondiente de la ventana de estado. Una vez abierta pulsaremos el botón Ajustes para mostrar la ventana de opciones de ajuste -Figura 3 -. Esta ventana se divide en diferentes apartados dependiendo de la opción elegida en la ventana de estado; en nuestro caso se abrirá automáticamente la sección Crear archivo AVI. Las diferentes opciones se dividen en dos grupos de controles que nos permiten ajustar el formato y la compresión del audio y vídeo de manera independiente, o mantener la misma configuración de audio y vídeo del proyecto original.
Lo primero que haremos será seleccionar la casilla Incluir vídeo en archivo AVI. Por defecto, Studio sólo mostrará los codecs certificados por Pinnacle. Si queremos ver el resto de codecs instalados en nuestro sistema activaremos la casilla Listar todos los codecs situada en las opciones de vídeo de esta ventana.
Dependiendo del códec seleccionado se activará el botón Opciones, mediante el que podremos configurar las diferentes opciones disponibles para el códec, ajustando la calidad y por lo tanto el tamaño final del archivo AVI. Debajo de la lista de codecs se encuentran dos campos de texto donde ajustaremos el ancho y alto del vídeo -teniendo en cuenta que a mayor resolución, mayor tamaño tendrá el archivo final- y una lista desplegable para seleccionar el número de fotogramas por segundo de la película. Por último, si las opciones elegidas lo permiten se activará una barra de deslizamiento para controlar el porcentaje de calidad o tasa de datos de vídeo.
Del mismo modo podemos ajustar las diferentes opciones de sonido. Para ello activaremos la casilla Incluir audio en archivo AVI y elegiremos el códec de sonido de la lista correspondiente, seleccionando el número de canales y la tasa de muestreo de la señal.
Una vez finalizados todos los ajustes cerraremos esta ventana y pulsaremos el botón Crear de la ventana de estado, asegurándonos mediante el diskometer de que disponemos del espacio necesario para crear el archivo de vídeo.

Crear un archivo MPEG
Para crear un archivo de este tipo haremos clic sobre la pestaña MPEG situada en la ventana de estado y pulsaremos sobre el botón Ajustes para mostrar la ventana de opciones de ajuste correspondiente a este formato -Figura 4-. En la parte superior de la ventana aparece una lista desplegable donde podremos seleccionar alguno de los ajustes predefinidos o personalizar los diferentes parámetros del formato. Si elegimos esta última opción se habilitarán los controles para realizar manualmente los ajustes de audio y vídeo.
Lo primero que haremos será elegir el tipo de compresión: MPEG-1 o MPEG-2, según convenga. Los archivos MPEG-1 se utilizan principalmente en la creación de discos VCD y no requieren de software o hardware descodificador adicional, como ocurre con el formato MPEG-2, aunque su calidad de imagen y sonido es notablemente inferior.
Una vez elegido el tipo de compresión podremos seleccionar el ancho y alto del vídeo, activar el filtro para mejorar la calidad de la imagen a bajas resoluciones, y seleccionar un modo de prueba, que realizará el proceso de captura MPEG a baja calidad para hacer pequeñas pruebas antes de crear el archivo final. Bajo estas casillas se encuentra además una barra de deslizamiento para seleccionar la tasa de transferencia de vídeo.
También podremos realizar ajustes de sonido pero, a diferencia de los archivos AVI, solamente será posible modificar la tasa de datos y muestreo de la señal.
Una vez realizados los ajustes cerraremos la ventana y haremos clic en el botón Crear Archivo MPEG. El proceso de creación será lento y dependerá de las características de nuestro equipo, ya que Studio deberá procesar de nuevo todas las transiciones, títulos o menús de disco. Por último, podremos ver el progreso de creación mediante dos pequeñas barras que apa

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información