| Artículos | 01 JUL 2004

Convierte tu PC en un DVD de salón

Tags: Histórico
Es la última moda. Se trata de utilizar un PC como reproductor de películas DVD, DivX y XviD, además de archivos de audio y muchas más tareas. Lo mejor: sin duda, el precio. Si utilizamos un modelo antiguo, poner un PC en nuestro salón puede salirnos casi gratis.

Con este curso pretendemos sumarnos a la moda que está en pleno apogeo en este momento. Tratamos de utilizar un PC como “aparato para todo” conectado al TV y/o al sistema de sonido de nuestro salón. Esta posibilidad, a la que muchos fabricantes intentan sacar tajada comercial mediante caros y potentísimos equipos, es totalmente asequible para todo tipo de usuarios. Sólo necesitamos un antiguo PC y algunos extras para conseguir desterrar el DVD, la cadena musical e incluso el vídeo VHS. Y todo ello por un coste irrisorio. Pero no nos quedaremos ahí. En la segunda parte del curso utilizaremos este PC como un centro domótico para controlar nuestro hogar también desde el PC. En definitiva, sacaremos un partido hasta ahora inimaginable al antiguo PC que teníamos abandonado en el último rincón de la casa.

¿Por qué un PC?
Sus ventajas son numerosas: en cuanto a la visualización de vídeo, la calidad de la señal de origen es mucho más elevada que la señal de un vídeo VHS, por ejemplo. Además, al utilizar un PC también podremos emplear otros dispositivos mediante la salida VGA y obtener altas resoluciones, como un proyector. También debemos destacar el coste de cero euros si reciclamos ese antiguo PC que no utilizamos. Otra gran ventaja de la que disfrutaremos es la inmensa versatilidad que aporta el PC, con un inmenso catálogo de software para solucionar antiguos y nuevos problemas. Por ejemplo, podremos leer todo tipo de archivos de audio con diversos sistemas de compresión, visualizar fotos de nuestra cámara fotográfica digital o ver películas en DivX o XviD. Hemos recogido todas sus ventajas en el cuadro Razones para utilizar un PC.
Sus desventajas se centran en dos apartados: es difícil de esconder, es ruidoso y puede que necesitemos alguna actualización. Trataremos de solucionar estos problemas en esta primera entrega.

Equipo necesario
Básicamente, un PC antiguo. De todos modos debemos exigir una potencia mínima: Pentium II alrededor de los 300 MHz o un AMD K7 sobre los 350 MHz, un disco duro de 800 MB, 64 MB de memoria RAM, tarjeta de sonido, CD-ROM o DVD-ROM (este último es imprescindible si queremos visualizar DVD-Vídeo) y tarjeta de vídeo con salida de TV. Si queremos capturar vídeo o grabar los programas también necesitaremos una tarjeta sintonizadora/capturadora. En esta primera entrega desglosaremos cada aspecto del hardware para buscar las soluciones más apropiadas.

Microprocesador
Si nuestro procesador dispone más o menos de la potencia que hemos indicado no tendremos problemas para reproducir ningún tipo de archivo, ni siquiera DVD-Vídeo. Tampoco aconsejamos forzar este componente, ya que los beneficios no serían muy espectaculares. Lo que sí le recomendamos es que cambie el cooler o disipador debido al ruido que suelen producir los ventiladores antiguos. El primer problema con el que va a encontrarse es la poca variedad de coolers que existen para modelos antiguos. Infórmese en su tienda de informática o visite www.ibertronica.es. el distribuidor más especializado en estos temas. Nosotros podemos recomendarle el modelo Zalman Quiet CPU Cooler CNPS3100-Plus CPU para Socket 7 (AMD K7, Athlon y Duron). Su precio ronda los 20 euros y además permite regular la velocidad del ventilador: su mejor acierto. Para Slot 1 (Pentium II y Pentium III) es mucho más difícil encontrar coolers, así que recomendamos adquirir el ventilador por separado y adaptarlo al disipador. Para su instalación, en el caso del Socket 7 dos patillas sujetan al cooler. Hay que colocar la primera -que no es articulada- para luego presionar con fuerza la segunda y ubicarla en la pestaña contraria. En el caso de adquirir sólo el ventilador para Slot 1 lo podremos atornillar o pegar directamente al disipador, dependiendo de su tamaño. Nunca olvidemos conectar la toma de alimentación del ventilador a los puertos destinados a tal efecto en la placa. Están identificados como FAN (FAN1, FAN2 y/o FAN3) en el manual. El indicado es el que está más cerca del micro.
Si va a cambiar el conjunto disipador/ventilador es aconsejable, pero no imprescindible, utilizar pasta térmica. Los consejos -si va a incluir este componente- son: limpiar bien la base del cooler y añadir pasta térmica sólo en la superficie de contacto con el micro. Expandir la pasta hasta conseguir la capa más fina posible, ya que una cantidad elevada tiene el efecto contrario. Una vez hecho, instalar el cooler.

Tarjeta de vídeo
Lo más probable es que nuestro equipo no disponga de salida de TV, así que la opción de compra más recomendable serán los modelos más bajos de gama de la serie nVidia GeForce (GeForce4 MX o GeForceFX 5200) y también ATi Radeon (ATi Radeon 8200), ya que por unos 60 euros ofrecen dos cosas que nos interesan: decodificación MPEG-2 (DVD-Vídeo) por hardware y salida de TV. Además permiten jugar a los títulos de última generación, que también puede ser otra interesante aplicación para nuestro PC de salón. Si las encontramos, otras opciones más económicas pueden ser las tarjetas nVidia TNT2 TV por unos 30 euros. Otras alternativas, como los conversores VGA a RGB, además de ser incluso más caras, no suelen ofrecer extras de ningún interés.
Cuando tengamos nuestra tarjeta con salida TV, las conexiones con las que nos podemos encontrar son dos: vídeo compuesto o S-Vídeo (ver imagen). Y las posibilidades de conexión a nuestro televisor varían dependiendo de los conectores disponibles. De todos modos siempre podremos utilizar adaptadores (ver tabla). Como conclusión, debemos saber que utilizando la salida S-Vídeo obtendremos mejor calidad, pero no todos los televisores la soportarán, así que es mejor asegurarse. En algunos, la imagen puede verse en blanco y negro hasta que algún menú del propio TV nos permita aceptar la entrada de imagen a S-Vídeo, pues sólo acepta por defecto la de Vídeo Compuesto. La mejor opción en todo caso es adquirir una tarjeta con salidas S-Vídeo y vídeo compuesto (o S-Vídeo con la posibilidad de utilizar las dos señales) y un adaptador a euroconector con entradas S-Vídeo y vídeo compuesto. El precio de este adaptador es de unos 3 euros.
También debemos recordar que algunos TV antiguos sólo disponen de conexión de antena, para lo que tendríamos que utilizar un reproductor de vídeo que haga de puente entre el PC y el televisor. Existe diverso software que nos ayudará a gestionar la imagen en nuestro televisor y que veremos en el capítulo siguiente de este curso.

¿CD-ROM o DVD-ROM? Instalación
Aunque tengamos un reproductor de CD-ROM en nuestro PC antiguo y creamos que puede servir para leer películas en DivX o XviD, puede que no sea suficientemente rápido (12x), así que debemos abordar la compra de un dispositivo nuevo. En este caso, si optamos por un reproductor DVD-ROM podremos además ver películas en DVD sin apenas notarlo en el precio de compra. Existen lectores DVD-ROM desde 30 euros: LG, Pioneer, Toshiba o Samsung podrían ser sus marcas. No acepte uno que sea inferior a 16x.
Si

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información