| Artículos | 01 MAR 2007

Consideraciones previas a su migración a Windows Vista

Tags: Histórico
Encarna González.
Hace ya muchos meses que desde estas páginas nos hemos hecho eco de todas las novedades que incluyen las nuevas versiones de Windows Vista. Ahora ya disponibles en el mercado, los profesionales se plantean algunas dudas antes de proceder a realizar el paso hacia la nueva versión. PC World recoge en este reportaje algunos de los aspectos que serán necesarios tener en cuenta antes de migrar sus equipos al nuevo sistema operativo de Microsoft.

Las migraciones de sistemas, sean del tipo que sean, siempre constituyen una tarea ardua de llevar a cabo. Conscientes de ello, desde Microsoft han invertido grandes esfuerzos en que el paso a su nuevo sistema operativo no suponga un hecho traumático para sus clientes ya que, según la propia firma, se trata del cambio más radical realizado por la compañía desde que lanzase al mercado Windows 2000. La compañía ha tardado cinco años en tener todo a punto para el lanzamiento de Windows Vista, período durante el que más de cinco millones de personas han tenido acceso a las versiones de prueba del software con la mirada puesta en asegurar la máxima compatibilidad. Además, Microsoft ha trabajado con más de mil desarrolladores y ha invitado a que muchas compañías acudan a su sede central, en Redmond, para probar sus productos con el nuevo sistema operativo y en un entorno seguro.
Sin embargo, a pesar de todas estas pruebas, la complejidad de la migración hace necesario considerar ciertos aspectos. No hay que olvidar que los responsables de TI, además de gestionar los sistemas informáticos, también son usuarios de Vista y en este camino hacia el nuevo sistema operativo, están viendo que los usuarios, más allá del interés por el nuevo sistema operativo, lo que buscan es beneficiarse de las nuevas versiones de Office y Exchange 2007. Se trata de dos aplicaciones críticas y esenciales para el desarrollo de las actividades de muchas compañías y cuyo lanzamiento ha coincidido con el de la nueva versión del sistema operativo de Microsoft. De hecho, Office 2007 parece haberse convertido en un claro impulsor del despliegue de Vista en muchos de los equipos de los profesionales y la posibilidad de crear aplicaciones a medida del cliente combinando el nuevo sistema operativo y la nueva versión del paquete de ofimática de Microsoft, es demasiado atractiva como para obviarla.
Así, la confluencia de estas tres actualizaciones abre paso a un escenario complejo al que los responsables de sistemas deberán estar muy atentos y prestar la máxima atención a la hora de realizar su implantación.

Integración con Office y Exchange
Expertos como Stan Foster, especialista de Microsoft en la división de servicios de HP, apunta que “son las aplicaciones las que son realmente importantes para los negocios. Tanto Vista como Office 2007 y Exchange 2007 cuentan con notables ventajas de forma individual, pero combinados es donde puede verse todo el beneficio que pueden aportar en su máxima expresión”.
De hecho, más allá de la atractiva apariencia que ofrece el nuevo sistema operativo gracias a su nueva interfaz, Aero, Office y Exchange 2007 ofrecen nuevas características para el profesional que influyen de forma positiva en la gestión de los sistemas. La combinación de las interfaces de todos estos nuevos productos permite tener una visualización que optimiza la gestión de los recursos disponibles y, por tanto, según apuntan desde Microsoft, el ROI (retorno de la inversión) también se percibe antes.
Sin duda, se trata de una de las áreas a la que Microsoft ha dedicado más esfuerzos. El propio vicepresidente de soluciones gestionadas de Microsoft, Ron Markezich, explicaba recientemente que, para la firma de Redmond, el despliegue de Vista significaba también el despliegue de Office simultáneamente. Y es que actualmente Microsoft cuenta con Vista implantado en 64.000 equipos de sobremesa.
Por tanto, si bien los beneficios de todas estas novedades son apreciables por separado, la estrategia de Microsoft se encamina a que estas ventajas se vean incrementadas al configurar el proceso de actualización de manera que permita a ciertos usuarios actualizar sus propias máquinas pasando de Windows XP y Office 2003 a Windows Vista y Office 2007. Así, en la nueva plataforma Microsoft utiliza el proceso de actualización SMS (Subsystems Management Server) 2003 para asegurarse que los usuarios de Vista están actualizados con las nuevas actualizaciones.

Abriendo camino a Vista
A pesar de lo mucho que se ha hablado y escrito de las novedades que incluye el nuevo sistema operativo de Microsoft, lo cierto es que ahora que ya está disponible en todas sus versiones son los propios usuarios los que pueden explicar todo lo que les aporta Windows Vista. A continuación detallamos algunos de los aspectos que destacan los profesionales que ya han dado este paso en la transición hacia el nuevo sistema operativo.
El primero de los puntos que hay que considerar hace referencia al hardware del que se dispone. Aunque éste ha sido un punto muy discutido entre los expertos, lo cierto es que para una correcta implementación y funcionamiento de Windows Vista, la compañía aconseja que es necesario que el usuario disponga de, como mínimo, un Pentium 4 o versiones posteriores con 1 GB de memoria RAM y una buena tarjeta de video. Éste ha sido uno de los talones de Aquiles con los que se ha topado Vista, ya que la necesidad de un espacio adicional en el disco duro y almacenamiento extra para el propio sistema operativo es algo que no todos los equipos pueden disponer. Los expertos aconsejan no planificar el paso a Vista si no se dispone, como mínimo, de 2 GB de memoria RAM, aunque lo más aconsejable es disponer de 4 GB y, para disfrutar al máximo de la experiencia de Aero, de pantalla LCD de más de 20 pulgadas.
Por otra parte, desde Microsoft propugnan que el nuevo sistema operativo está diseñado para aprovechar al máximo todas las ventajas de las mejoras de los últimos desarrollos de hardware. Sin embargo, hay que estar muy atentos a la hora de desplegar Vista sobre un hardware antiguo. El hardware antiguo tiene que probarse para un correcto despliegue y un rendimiento óptimo.
La memoria RAM y las tecnologías WiFi y Bluetooth serán puntos a considerar cuando disponemos de hardware antiguo. Esto ha hecho que el mensaje de muchos grandes fabricantes de hardware haya sido que es posible ejecutar Vista sobre sistemas de hardware antiguo pero que, haciéndolo sobre hardware nuevo, el resultado es mucho mejor.
Es por ello que grandes firmas de la industria han introducido importantes mejoras en sus ofertas, como es el caso de Intel. Sus procesadores de doble núcleo, Core 2 Duo, están específicamente diseñados para mejorar los grandes cálculos en Excel, lo cual ha supuesto una mejora del 300 por cien del mismo cálculo realizado un año antes en un hardware antiguo.
Otros fabricantes también están lanzando sus propuestas como PNY, que recientemente lanzaba una solución para que los usuarios actualizaran sus equipos a Windows Vista. Según Ignacio Suñé, director de ventas y marketing para España y Portugal de PNY Technologies, “hay una concepción errónea según la cual, sólo un equipo nuevo puede ejecutar Windows Vista, lo que no es cierto. El nuevo sistema operativo es el primero en estar basado en gráficos lo que supone que, con el adecuado apoyo de hardware, aprovechará al máximo las capacidades gráficas del ordenador”

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información