| Artículos | 01 NOV 2004

Consejos para elegir: los componentes

Tags: Histórico
Daniel Comino.
Las dudas que nos asaltan a la hora de comprar un ordenador son muchas. En este Artículo vamos a aclarar todos los conceptos necesarios para que tome la decisión más adecuada, ajustándose a sus necesidades.

Antes de comprar un ordenador es necesario tener en cuenta muchos factores que van a determinar en gran medida tanto la calidad del mismo como su durabilidad.
Si no queremos que el presupuesto de nuestro equipo se dispare debemos tener muy claro qué tipo de componentes necesitamos de forma obligatoria y de cuáles podemos (o debemos) prescindir. Para ello, antes de atender cualquier tipo de oferta en los catálogos, Internet o en los centros especializados en informática es necesario conocer las últimas tecnologías en cada ámbito para sopesar la posibilidad de incluirla en nuestro ordenador o no. En este artículo pretendemos ofrecerle los mejores consejos para comprar un ordenador de última generación.
En las siguientes líneas pondremos de manifiesto cuáles son los requisitos mínimos que debe tener un ordenador actual, así como los mejores consejos para ahorrar el máximo dinero posible, con la premisa de mantener nuestro equipo a la última durante el mayor tiempo posible.
Podremos especial énfasis en las últimas tecnologías que podemos encontrar ya en las tiendas especializadas y desgranaremos su utilidad para que el lector decida cuáles de ellas necesita.

La placa es el 70% del PC
Sin duda alguna el elemento más importante de un ordenador es la placa base. En este componente debemos centrar todos nuestros esfuerzos (tanto a nivel económico como de características), ya que de ella dependerá en gran medida que podamos alargar la vida de nuestro PC. Para ello lo más importante es verificar que nuestra placa sea compatible con las últimas tecnologías del mercado.
Debemos asegurarnos de que tiene soporte para las tecnologías más utilizadas, como DDR2, Dual Channel, Serial ATA, RAID, PCI Express (todo está explicado con detalle más adelante). Además son muy importantes las conexiones para dispositivos USB, ya que hay infinidad de productos que las necesitan (cámaras, ratones y teclados, discos duros o grabadoras externas). Igualmente, si tenemos una videocámara digital DV (y sin compatibilidad con USB) es muy importante contar con al menos un puerto FireWire en placa, ya que de lo contrario las posibilidades de capturar nuestros vídeos en el ordenador con calidad se reducen bastante.

Procesador y memoria
Una de las ventajas que suelen vendernos como especialmente relevante es la tecnología HyperThreading, desarrollada por Intel. Consiste optimizar los ciclos del procesador con el fin de que realice otras tareas en los tiempos de inactividad. Si bien es cierto que la diferencia no es radical, actualmente la gran mayoría de los procesadores de última generación de Intel incorporan esta ventaja.
Continuando con el procesador, un aspecto capital es el bus de comunicación entre éste y el resto del equipo. Aquí debemos atender a dos vertientes distintas dependiendo del fabricante del procesador. Si optamos por comprar un procesador de Intel, la velocidad más alta que podremos encontrar es de 800 MHz, mientras que si nos decantamos por AMD, el asunto cambia, ya que esta compañía apuesta por la tecnología HyperTransport (para comunicaciones internas), un concepto totalmente distinto que les permite alcanzar velocidades de hasta 2.000 MHz (en los procesadores de 64 bits) y hasta 1.600 MHz en la nueva gama de consumo (Sempron).
Igualmente un factor a tener en cuenta es la caché de nivel 2. Se trata de un área específica en la cual se guardan las operaciones que más utilizamos, lo que significa que si vamos a realizar una operación que ya se encuentra almacenada no será necesario repetirla de nuevo y nos dará el resultado inmediatamente. Por ello, cuanta más memoria caché de nivel 2 podamos tener, más óptimo será el funcionamiento del equipo.
Con el fin de que nuestro ordenador sea lo más veloz posible hemos de tener en cuenta varios aspectos. En principio, lo más importante es una buena combinación entre el procesador y la memoria, ya que de ellos depende en gran medida la velocidad de procesamiento. De hecho, si profundizamos un poco más, incluso con dos procesadores similares, la memoria es la que se lleva la palma en cuanto a velocidad. En este último aspecto, la mejor configuración de memoria es Dual Channel. Atrás quedaron los tiempos en los que era más recomendable contar con un módulo de mayor capacidad en lugar de ocupar dos o más bancos.
Dual Channel consiste en tener dos módulos colocados en la placa con el fin de que el ordenador sea capaz de acceder a los dos a la vez. Esto aumenta la velocidad de proceso de una forma bastante importante puesto que se duplica la velocidad de acceso a la RAM. No obstante, hay que tener en cuenta que para configurar la memoria en Dual Channel debemos contar con una placa que lo soporte y la memoria debe ser al menos DDR 400 y debemos tener 2 módulos iguales (en modelo y marca).
De todas formas ya tenemos aquí DDR2, una tecnología de última generación de módulos de memoria que aumentan el ancho de banda sin consumir más energía. Evidentemente, si tenemos en cuenta que a medio plazo todos los nuevos desarrollos serán para la tecnología DDR2, es recomendable que nuestra placa soporte este tipo de tecnología, ya que podemos igualmente configurar DDR2 para Dual Channel.

Discos duros
Además de lo anteriormente comentado existen otras características que conviene repasar, aunque sean cuestiones menores, bien porque afectan menos al rendimiento, o directamente porque se suelen entregar los productos que más rendimiento ofrecen.
En primer término, el disco duro. Lo último en este aspecto se denomina Serial ATA. Es una tecnología que, si bien no supone una mejora en cuanto a velocidad se refiere, sí que nos permite estar preparados para cuando ésta se produzca, ya que está previsto que poco a poco la velocidad de los discos aumente bastante en los próximos años. No obstante, toda mejora debe pasar por el puerto Serial ATA, por lo que se hace indispensable que nuestra placa base acepte este tipo de tecnología. Como los precios de los discos Serial ATA actuales no son mucho más caros que los ATA133 tradicionales, recomendamos comprar Serial ATA.
Pero independientemente de la tecnología utilizada, al igual que ocurre con el procesador, la caché es igualmente importante en un disco duro ya que, a mayor caché, más rápido podremos obtener los datos que buscamos. Por ello recomendamos comprar un disco con el máximo de buffer caché disponible (porque 2 MB de caché será menos óptimo que 8 MB).
Por otra parte, la configuración de los discos es extremadamente importante ya que, al igual que ocurre con la memoria, es posible configurarlos discos de tal forma que el sistema acceda en paralelo a dos dispositivos simultáneamente. Esta configuración se denomina RAID 0. Para ello se necesitan 2 discos idénticos (tanto en marca como en capacidad) y consiste en montarlos de tal forma que el sistema pueda leer y copiar datos de una forma mucho más rápida.

Tarjeta gráfica
En este punto hemos de hacer un alto, ya que la tarjeta gráfica es un elemento muy importante en algunos aspectos. Actualmente las placas base cuentan puertos PCI Express, unos puertos que, si bien no suponen una gran ventaja con

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información