| Artículos | 01 FEB 2006

Consejos para comprar un monitor

Tags: Histórico
Te contamos cómo elegir el mejor TFT a través de 7 propuestas
Daniel Comino.
El mercado de los monitores TFT está en plena expansión, después de alcanzar la supremacía en detrimento de los CRT. sin ánimo de llegar al rigor de una comparativa, A continuación te presentamos siete propuestas de diferentes fabricantes en los que prima la velocidad de refresco de la pantalla, aspecto fundamental dado el aumento del consumo audiovisual que estamos experimentando, para que sepas qué debes tener en cuenta al elegir un TFT.

Hoy en día los monitores TFT son productos muy estandarizados. Si hace tan sólo un par de años asistíamos a la transición de la tecnología CRT (tubo de rayos catódicos) a la TFT, en la actualidad es prácticamente imposible comprar un ordenador nuevo que incluya un monitor CRT, ya que los TFT copan el mercado por mejor precio y calidad.
Dentro de estos, últimamente están muy de moda algunos televisores TFT con conectores válidos para conectarlos al ordenador (VGA o DVI). No obstante no te aconsejamos que compres un dispositivo de estas características si tienes pensado conectarlo al ordenador tarde o temprano, ya que la resolución que ofrecen es bastante baja comparada con un monitor TFT de calidad media. De hecho, mientras un televisor con conexión adicional a PC suele tener una resolución máxima de 800 x 600 puntos, cualquier monitor TFT alcanza los 1.024 x 768 como mínimo (ver tabla de características). En cualquier caso, no debes confundir un televisor con posibilidad de conectarlo al PC con un monitor con sintonizador integrado, pues estos últimos sí disponen de una resolución adecuada.
Otro de los aspectos a tener en cuenta es el grado de luminosidad. Se mide en candelas por metro cuadrado (cd/m²) y expresa el índice de iluminación del monitor. Si vas a utilizar el monitor en un cuarto con gran luminosidad agradecerás que el monitor sea muy brillante.
Igualmente importante en un monitor TFT es su nivel de contraste, factor determinante en cuanto a la calidad de imagen final. Se expresa en ratios (500:1), es decir, la diferencia entre el punto más oscuro y el más intenso que es capaz de alcanzar.
Otro factor básico es el tiempo que tarda en realizar el refresco de un punto en la pantalla. Esta tasa, que se mide en milisegundos, ofrece una idea de la rapidez con la que el monitor da respuesta a nuestras peticiones dinámicas. Por lo tanto esta característica es tremendamente importante, ya que un tiempo de refresco muy elevado puede hacer que se produzcan estelas en los movimientos rápidos, lo que se hace notar sobre todo en las escenas rápidas de las películas de acción o mientras jugamos, situaciones ambas que requieren una gran agilidad ¿a la hora de cambiar unas pantallas por otras?.
No obstante los monitores TFT actuales suelen cumplir esta condición (podemos catalogar como bueno un tiempo de refresco a inferior a 12 milisegundos) y esto no suele ser un problema. De hecho todos los monitores que hemos probado pasan con éxito las condiciones más comunes de los entornos domésticos.
Por el contrario, si buscas un monitor para navegar por Internet, utilizar las típicas aplicaciones ofimáticas o ver fotografías, no es necesario que seas muy estricto en este aspecto, aunque la verdad es que no existen diferencias muy significativas de precio en función de la tasa de refresco, más bien depende de otras características (como el tamaño, conectores disponibles…).
Continuando con los aspectos a tener en cuenta en los monitores TFT nos encontramos con el ángulo de visión (que se mide en grados). Éste nos permite visualizar el contenido de la pantalla desde diferentes puntos de la habitación. Normalmente en una misma gama de productos no suele haber excesivas diferencias en este aspecto, aunque nunca está de más revisar esta medida antes de proceder a la compra.
Por último, también hemos de prestar atención a la hora de comprar un monitor TFT al tipo de conexiones que tiene nuestra tarjeta gráfica, ya que dependiendo de ésta nos interesará una u otra opción. Actualmente las conexiones analógicas VGA siguen siendo el método de conexión más utilizado, pero poco a poco se van imponiendo los conectores DVI (Digital Video Interface, o interfaz de vídeo digital), que ofrecen una mejor calidad en las imágenes y cada vez se están haciendo con una mayor cuota de mercado por ser más adecuados para pantallas TFT.

Acer AL1951 AS
La opción más rápida de Acer la representa este AL1951 As, un dispositivo cuya calidad general está fuera de toda duda. En cuanto a diseño contamos con una peana regulable en posición que permite ajustarlo en las medidas adecuadas.
Justo en la parte baja de esa peana se encuentran los botones para encender y apagar la unidad, autoajuste, y los controladores del menú (bastante sencillo e intuitivo). Dentro de él podemos seleccionar tres modos de configuración predefinida (cálido, frío y una configuración establecida por el usuario).
Pero la mayor sorpresa nos la llevamos al encender la pantalla y comprobar la excelente luminosidad que aporta gracias a que está fabricada con la tecnología CrystalBrite, que ofrece unos resultados realmente impresionantes.
Además de la gran calidad, otra de las variables que de permite escalar posiciones con respecto a muchos de sus competidores es la relación calidad-precio que aporta, ya que si tenemos en cuenta las prestaciones, podemos considerar su precio bastante razonable.
No obstante se trata de un monitor que no cuenta con altavoces o sintonizador de TV integrados, además de no ser de formato panorámico (16:9).

Asus PM17TU
El monitor más rápido de los que proponemos en este artículo es el que nos envió Asus, al alcanzar la velocidad de 3 milisegundos gracias a la tecnología Trace Free desarrollada por ellos mismos.
Con un aspecto imponente, está diseñado a base de medidas circulares, lo que ofrece una apariencia más moderna. Cuenta con una botonera de configuración en la parte derecha de la pantalla (con seis controles) que nos permite acceder al menú de configuración (no muy sencillo de manejar), en el que podemos seleccionar varios modos de visualización preconfigurados (Standard, Theater, Game, Night View and Scenery).
Al igual que ocurre con el modelo de Acer, la pantalla del PM17TU destaca por su alta luminosidad producida por la tecnología Crystal Shine de Asus.
En la parte trasera del aparato encontramos los conectores VGA, DVI y entrada de audio. El abanico de características lo cierran el par de altavoces integrados, que ofrecen una potencia total de 2,5 vatios, situados en la parte inferior del panel.
Por último, el producto viene con una garantía de un año ante píxeles muertos y de tres años a nivel general.

Benq FP71V
Con un diseño simple a la vez que moderno se presenta este FP71V de Benq. Es un modelo de 17 pulgadas perfectamente equipado en cuanto a conectividad. Atendiendo a la calidad de imagen no es el mejor de los que hemos evaluado, probablemente debido a una leve falta de uniformidad en el reparto de colores a lo largo de la pantalla.
En el frontal del equipo únicamente apreciamos el botón de encendido, pero en la parte baja del mismo encontramos el resto de controladores: volumen, contraste, brillo, menú principal y el botón de configuración rápida. Este último facilita el cambio rápido de modos de visualización entre los cuatro modos que incorpora (est&

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información