| Artículos | 01 ENE 2007

Configuración de SNMP en Windows

Tags: Histórico
Juan Blázquez.
El protocolo de gestión SNMP proporciona un medio barato, sencillo y estandarizado para saber qué pasa en el sistema administrado. Activar este modo de gestión en la red propia resulta fácil e inmediato. Los servidores y estaciones cliente en Windows pueden integrarse en esta gestión con la misma facilidad.

Como ya se comento en un reciente artículo, el protocolo de gestión de red SNMP proporciona un medio de gestión de red sencillo y muy asequible, fácil de implementar y utilizar. Este protocolo se basa en una arquitectura cliente/servidor. En la parte cliente, se encuentran los agentes SNMP, programa que se ejecuta en los dispositivos de red que se quiere monitorizar que se encarga de recopilar información sobre su actividad y funcionamiento, en base a una tabla de datos donde se especifica qué información debe extractar, según el dispositivo sobre el que se ejecuta. Tabla que se denomina, MIB, acrónimo en inglés de Base de Información de Gestión. Se puede interactuar con estos agentes SNMP, para consultar datos o modificar valores de la MIB, mediante el componente servidor, la consola de gestión. Un ordenador que carga un programa específico para esta administración. La relación entre la consola y los agentes, se produce a través del intercambio de mensajes SNMP, especificando un nombre de comunidad, cadenas de texto que definen el ámbito de las operaciones que pueden soportar los agentes SNMP, lectura y escritura.
Microsoft, para su plataforma de sistema operativo en vigor, incluye de serie soporte para este protocolo de gestión de red, por lo que los ordenadores, servidores o equipos de usuario, bajo Windows, pueden incorporarse a esta administración con una sencilla operación de instalación y configuración, que se describirá grosso modo en estas páginas, para servir de muestra de las posibilidades que puede ofrecer este protocolo y la facilidad con la que se puede abordar su implantación. La activación de SNMP en Windows, permite disponer de un mecanismo con el que conocer, rápidamente, incidencias que se produzcan en los componentes de los equipos, como disco duro, tarjetas de red y similares.

Gestión del soporte SNMP
El soporte SNMP que incluye Microsoft en su sistema operativo no incorpora ninguna consola de gestión para esta administración en red. Por ello, para implementar este protocolo de gestión en este entorno, hay que preocuparse de obtener un programa específico para esta función. Hay dos alternativas. Utilizar una consola de gestión de Microsoft. O instalar un programa de un tercer desarrollador. La consola de gestión SNMP Microsoft se integra en Microsoft Operation Manager, MOM.
En cuanto al programa para consola de gestión SNMP de terceros, existen multitud de ellos. Complejos, sencillos, con más y menos funcionalidades, caros y baratos. Muchos de ellos son de libre distribución y aunque suelen ser una tentación para ahorrar dinero, hay que tener cuidado para optar a uno de estos programas. Normalmente suelen tener cortas funcionales, un interfaz en inglés y, lo más delicado, no tienen soporte o éste es limitado y difícil de conseguir. Al elegir este tipo de programas, con una función importante dentro del sistema, no se puede ser demasiado avaro. Entre programas complejos y caros y aquellos que son sencillos y gratuitos, hay una amplia oferta donde, seguro, se encuentra uno que encaja en cada sistema, en cuanto a funcionalidades y precio. Una rápida consulta al catálogo de los fabricantes de software permite localizar un programa adecuado a cada necesidad. No obstante, antes de lanzarse a buscar un programa de gestión SNMP, conviene revisar el software que ya se ha adquirido. Este protocolo es muy común y muchos programas incluyen funciones de consola de gestión que pasan desapercibidas. En cualquier caso, para instalar y configurar estos programas, hay que acudir a la documentación que entregue su desarrollador.

Agentes SNMP
En lo que se refiere a los agentes SNMP, para integrar los ordenadores con Windows en la gestión de este protocolo, hay que empezar con activar los agentes en los ordenadores que se quieren gestionar. Los primeros candidatos, por supuesto, los servidores. Pero tampoco hay que olvidar las estaciones cliente que desempeñan alguna función especial, comparable a la de un servidor. Para cualquiera de las versiones Windows, la activación de los agentes SNMP es similar y esta activación se realiza en dos fases: Instalación del agente y posterior configuración.
Para montar este agente hay que tener a mano el CDROM de instalación de Windows, pues será necesario para completar la instalación. En el equipo en cuestión, en Panel de Control, hay que acudir al apartado Agregar o quitar Programas, para seleccionar Componentes de Windows. En el cuadro de diálogo que aparece con esta selección se debe resaltar Herramientas de administración y Supervisión y pulsar el botón Detalles. No interesa marcar la casilla de verificación asociada a esta opción, puesto que se seleccionan todos los componentes que pueda incluir. Dentro de la ventana que muestra el asistente, sí se ha de marcar la casilla de verificación de Simple Network Management Protocol, el nombre formal de este protocolo. Hecha esta selección, al cerrar las ventanas, se desencadena una instalación que emplea poco tiempo. Conviene reiniciar el equipo para que la instalación se asiente completamente.

Configuración
Lo siguiente, la configuración del agente, que pasa por acudir a la consola de gestión Administrador de Equipos, localizar la carpeta Servicios y Aplicaciones para situarse en Servicios. Esto dará lugar a que aparezcan en el panel de la derecha de la consola, todos los servicios que se ejecutan en la máquina, donde hay que encontrar el servicio SNMP. Lo mismo, más rápido, es ejecutar la consola de gestión services.msc. Al hacer doble clic sobre el servicio o accediendo a las propiedades, mediante el menú contextual que aparece con el botón secundario del ratón, se ha de seleccionar la ficha Agente. En este apartado, se especifican los datos de identificación del agente, como es Contacto y Ubicación, ambos campos son texto opcional para reconocer mejor el servicio.
En el apartado de Servicio, se especifica qué tipo de información debe monitorizar el agente, marcando las casillas de verificación que se asocia a cada una de las opciones. No son excluyentes. Se puede marcar sólo una, algunas o todas ellas. Si se marca la casilla Físico, el agente monitoriza componentes físicos, como puede ser un disco duro o la tarjeta de red. Con Aplicaciones, el agente también estará al tanto de las aplicaciones que envían datos por la red, como podría ser Microsoft SQL Server. Las casillas asociadas a Vínculo de datos y Subred e Internet, plantean que el equipo actúa como un router y debe vigilar esta actividad para SNMP. Por último, la opción De un extremo a otro especifica que se trata de un host, final, sin otra función dentro de la gestión con el protocolo.
Definida la actividad del equipo que debe monitorizar, queda ahora configurar las comunidades a las que debe atender y dónde ha de enviar las capturas SNMP que se hagan. Para ello, en las propiedades del agente, en la ficha Capturas, se ha de especificar el nombre de la comunidad y el destino donde se deben enviar. En nombre de la comunidad puede ser alguna de las que incluye el protocolo por defecto, “Public”, por ej

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información