| Artículos | 01 OCT 2005

Con los datos a cuestas

Tags: Histórico
Disco duros externos
Blanca Salvatierra.
Los discos duros externos se han hecho asequibles para una gran cantidad de consumidores que cada día demandan más espacio. La popularización en la descarga de contenidos a través de Internet, un precio aceptable y el aumento de las capacidades lleva a muchos usuarios a decantarse por ellos.

Los dispositivos de almacenamiento externo han experimentado un auge importante en el último año. Aunque buena parte de éste se debe a la expansión de Internet y a la descarga de contenidos, los fabricantes también realizan un esfuerzo considerable para ampliar capacidades, aumentar la portabilidad y reducir el precio de las unidades. En nuestra comparativa hemos analizado, por un lado, discos duros portátiles y, por otro, discos duros de sobremesa. En los primeros vamos a encontrar cómo se prima el tamaño y la capacidad mientras que en los de sobremesa se aporta un impresionante volumen de almacenamiento a un precio por GB muy asequible. En ambos casos se trata de dispositivos sencillos plug & play con Windows XP, lo que permite que sean utilizados en varios ordenadores con facilidad y rapidez. Todos los discos analizados disponen de conectividad USB 2.0 aunque, en algunos casos, también incorporan FireWire.

Discos portátiles
Aunque las unidades de memoria también han aumentado considerablemente su capacidad y han bajado de precio, cada vez es más común que los usuarios utilicen un disco duro portátil o ultraportátil para transportar sus datos al ofrecer unas capacidades y precios incomparables. Observando los discos duros portátiles que hemos analizado en nuestra comparativa, es posible afirmar que se está popularizando un camino hacia la miniaturización. En aquellos que siguen apostando por un tamaño medio, vemos cómo en gran parte de los casos se ofrecen elevadas capacidades a buen precio. Con este tipo de periféricos resulta difícil encontrar detalles distintivos que no sean de diseño o accesorios incluidos. Su precio, dimensiones, peso o rendimiento, los detallamos de forma individualizada en las tablas que se incluyen, por lo que recomendamos que se observen en detalle.
Los discos de menor capacidad que hemos incluido en nuestra comparativa cuentan con 40 GB, y corresponden a unidades de 1,8’’ de Archos y Transcend. Su tamaño especialmente compacto los hace muy recomendables para aquellos que prioricen la portabilidad, aunque en el caso del ARCDisk de Archos nos encontramos ante las velocidades de lectura y escritura más bajas de la comparativa. En el caso del StoreJet de Transcend, sus velocidades son mejores, pero también vamos a encontrar un importante incremento del precio con respecto al modelo de Archos. Por otro lado, no podemos dejar de mencionar la estética Apple del modelo de Transcend, uno de los dispositivos de diseño más llamativo.
A excepción de los discos de Freecom, Iomega y Western Digital, los demás tienen prácticamente el mismo diseño. En cuanto a velocidades, las unidades de Woxter, Fujitsu y Transcend nos han ofrecido unos tiempos de lectura y escritura medios, superados por las unidades de Plextor, LaCie y Airis. Por otro lado, los discos de Freecom, Iomega y Western Digital ofrecen prácticamente las mismas velocidades, siguiendo muy de cerca a los anteriores en el grupo de los más rápidos. De cualquier forma, para observar las diferencias en cuanto a velocidades recomendamos observar la tabla de pruebas, en la que se encuentran detallados todos los datos.
En cuanto a conexiones, hay que destacar que el disco de LaCie es el único de los discos portátiles evaluados que incluye conexión FireWire además de USB 2.0. Siguiendo con peculiaridades hay que destacar que la unidad de Freecom cuenta con un botón de sincronización que no poseen el resto de los dispositivos. Será muy útil para aquellos que utilizan el disco duro para transportar datos, que realizan cambios sobre ellos en otro ordenador, y posteriormente han de pasarlos de nuevo al disco. La unidad detecta mediante la sincronización si los archivos han sufrido cambios y los sustituye si el usuario lo autoriza.
El disco de Western Digital es uno de los de mayor tamaño de la comparativa de portátiles, aunque sigue siendo muy reducido. A cambio, hay que mencionar que sus conexiones no están a la vista. Cuenta con una tapa que las oculta y, a su vez, está recubierto de goma por los laterales. En cuanto a la alimentación, todos ellos se alimentan de la propia interfaz y, aunque son muchos los discos portátiles que incorporan una entrada de alimentación, son muy pocos los que incluyen en el embalaje inicial el cable que lo posibilita. En casos como el del FHD-2 Pro de Freecom y el Mobile Hard Drive de LaCie sí se incluye cable de alimentación a través de USB mientras que en el Portable Hard Disk de Iomega se realiza a través de PS2. Otro detalle que nos ha llamado la atención es que el PX-PH08U de Plextor cuenta con tres LED en el frontal que indican si el disco está conectado mediante USB 2.0 o 1.1, si está protegido contra escritura y si se está accediendo a los datos del disco. A su vez, también incluye modos para bloquear o desbloquear el acceso y la escritura de información en la unidad.

Discos de sobremesa
Aunque los ordenadores de sobremesa cuentan con discos duros internos cada vez de mayor tamaño, los usuarios demandan más capacidad de almacenamiento. La opción más cómoda es adquirir una unidad externa que, mediante conexión USB o FireWire, aporte más espacio. Aunque por su tamaño no están optimizados para el transporte, que sean externos aumenta sus posibilidades, pudiendo conectarlos fácilmente a varios ordenadores o transportarlos si fuera necesario. Al igual que comentábamos en los discos duros portátiles, pocos detalles podemos especificar de estas unidades de sobremesa que no se hayan enumerado en las tablas correspondientes, por lo que recomendamos su observación.
En lo que respecta a velocidad, todos ellos ofrecen unas velocidades medias de lectura y escritura muy buenas. Los discos de Freecom, Iomega, LaCie y Maxtor ofrecen, además de la conexión USB 2.0 común a todos ellos, conectividad FireWire. Por otro lado, las unidades de Airis y Freecom son las que cuentan con una mayor capacidad: 400 GB y, por tanto, son los discos más caros de esta comparativa. No obstante, observando el precio por GB, destacan de forma importante los discos de Conceptronic, Argosy, Woxter y Archos, con unas cifras sorprendentemente económicas. El disco con menos capacidad (160 GB) se corresponde al Personal Media Drive de HP. Al cierre de este número de PC World, este disco no se comercializa de forma individual sino sólo con los ordenadores HP Pavilion. No obstante, hemos decidido incluirlo porque está previsto que salga al mercado este mes de octubre.
En nuestra tabla de calificaciones de discos duros de sobremesa puede llamar la atención que también hayamos puntuado la portabilidad. Aunque no se trata de una prioridad en este tipo de dispositivos (y por ello sólo supone un 5% de la nota final), lo deben tener en cuenta aquellos que buscan gran cantidad de almacenamiento para su PC pero desean transportarlo de la forma más cómoda posible. Para valorar la portabilidad, en el caso de estos discos duros, no sólo se ha tenido en cuenta el peso del propio dispositivo sino el peso total de todos los elementos necesarios que se requieren para que el disco funcione correctamente, incluyendo la fuente de alimentación. Mientras que discos como los de Archos, Woxter o A

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información