| Artículos | 01 JUL 2007

Comunicaciones vía software

Tags: Histórico
Llegan nuevas tecnologías y jugadores al mercado
Arantxa Herranz.
La entrada de nuevos jugadores tradicionalmente ajenos a este segmento (como es el caso, el de Microsoft), la implicación del software en todo lo relativo a las comunicaciones (bien desde el punto de vista de la gestión de los equipos, bien desde las herramientas que permiten mejorar su rendimiento) y la irrupción de, ahora sí, productos convergentes (móvil, fijo y tecnologías inalámbricas como WiFi) están suponiendo una verdadera transformación de lo que hemos venido conociendo como comunicaciones.

Poco a poco, parece que la tan traída y llevada convergencia en el sector de las comunicaciones está llegando, con la consiguiente transformación que esta industria está experimentado. No en vano, en los últimos tiempos hemos asistido a la entrada de nuevos jugadores en el mercado y a, casi, profundas transformaciones del concepto de networking, con el software como uno de sus principales vectores.
Así, podríamos decir que el software ha pasado de ser un mero elemento para la configuración de los diferentes equipos que conforman una red para tener un papel primordial más allá de la gestión y monitorización de los dispositivos y de la propia red. De hecho, el software se está adentrando, por ejemplo en los switches, como elemento de seguridad, para el control de acceso, la integración WLAN/LAN, la aceleración o los protocolos de mensajería. Pero también es fundamental cuando se aborda el despliegue de servicios.

Clave para la VoIP
Tanto es así que esto ha conllevado la entrada en este negocio de algunos jugadores que, hasta ahora, habían permanecido algo ajenos al mismo. Pongamos, pues, sobre la mesa, los ejemplos de IBM y Microsoft, quienes no han ocultado su interés por pelear en la carrera que se está librando para llevar a los usuarios profesionales la tecnología necesaria con la que ofrecer unas comunicaciones más unificadas. Y para ambos, la base de toda esta estrategia es la voz sobre el protocolo de internet (VoIP) y la infraestructura que la haga posible, especialmente en lo que a las aplicaciones se refiere.
Claro que no son las únicas compañías que creen que será el software el que, en un futuro, tendrá un papel clave, tanto en las centralitas tradicionales (PBX) como en aquellas basadas en IP, puesto que otros nombres más asociados al concepto de networking , como Nortel y Avaya, también se sitúan en esta órbita. Tanto es así que por ejemplo, Rob Koplowitz, analista de la firma Forrester Research, cree que el “desarrollo en este terreno va a ser muy similar al experimentado en el negocio del correo electrónico”.
No obstante, algunos otros analistas consideran que la batalla que se va a librar va a ser mucho más compleja y que en ella estarán involucrados fabricantes tradicionales de equipamiento de red, como puede ser Cisco, Nortel o Avaya. Asimismo, tampoco descartan la participación de otros sectores, como las aplicaciones de procesos de negocio, mensajería instantánea, video, datos, voz o videoconferencias, por nombrar algunas.
Sea como fuere, lo cierto es que Microsoft ya ha empezado a mostrar y a adelantar algo más sobre su primera beta pública de Office Communications Server 2007 y de su cliente Office Communicator 2007, llamados a ser la futura plataforma VoIP de este fabricante. Es más, Microsoft ha adelantado que uno de los primeros clientes en desplegar todas estas aplicaciones será Royal Dutch Shell y está convencida de que el software será el futuro de la voz IP. “Hasta ahora no hemos visto la necesidad de separar la telefonía IP y las plataformas de mensajería de Microsoft, aunque todo dependerá de lo que nos ofrezca este fabricante”, reconoce el responsable de sistemas del mencionado cliente, Johan Krebbers. Para él, el mayor obstáculo al que se enfrenta la telefonía por internet está en que la mayoría de los proveedores “no entienden este concepto en el sobremesa”.
En lo que respecta a IBM, la compañía ha desvelado una alianza con Cisco para la integración del cliente Lotus Sametime con los teléfonos IP de Cisco así como con sus tecnologías de mensajes de voz y conferencias. Además, ambos fabricantes también planean crear un cliente estandarizado que incorpore las API de ambos y que ofrezca a los desarrolladores un entorno de trabajo con el que desarrollar aplicaciones que incorporen comunicaciones unificadas.
Según los analistas, estos anuncios dejan entrever que IBM y Microsoft serán los “guardianes” dominantes en el futuro en lo que a infraestructura de voz se refiere. “Si analizas los anuncios de IBM, refuerzan la idea de que la próxima plataforma de voz será software, que cada vez más aspectos se moverán a esta capa, que IBM no piensa en el hardware, que la red tendrá su papel pero que en ella no se depositarán muchas tareas”, manifiesta Mike Gotta, analista de Burton Group. Para este observador, IBM y Microsoft van a liderar esta tendencia, aunque lo harán desde perspectivas diferentes.

Repercusiones en Europa
Como hemos visto, en esta transformación que están sufriendo las comunicaciones, bien por activa, bien por pasiva, lo cierto es que hay algunas empresas que han pasado a tener un papel de protagonistas. Sin embargo, lo cierto es que la telefonía profesional está evolucionando para ir más allá de una simple centralita PBX (Private Branch Exchange). En estos momentos, se añaden una serie de nuevas características en las que se incluyen conferencia, colaboración, mensajes y movilidad. Conceptos como SaaS (software como servicio) y prestaciones de comunicación basadas en red están atrayendo cada más el interés.
En el caso del mercado europeo, quien ha querido facilitar algunas cifras ha sido la consultora Frost & Sullivan, quien asegura que el mercado empresarial de telefonía ha vendido aproximadamente 21 millones de líneas en 2006 y estima que se alcanzarán los 25,8 millones en 2008 para, en 2010, caer hasta las 24,6 millones de líneas.
Sin embargo, lo cierto es que no encontramos en medio de un ciclo de reemplazo, por lo que, en realidad, los ratios de crecimiento en los mercados de telefonía empresarial están yendo hacia abajo. El pasado año, el número total de líneas entregadas (21 millones) suponía un aumento sobre las de 2005, pero la variación es muy moderada. “Los pobres crecimientos observados en Francia, Italia, los países nórdicos y España han sido responsables del lento crecimiento del despliegue de la telefonía IP en Europa”, asegura el analista de la firma Shomik Banerjee, quien destaca que las ventas “puras de IP continúan creciendo. Sin embargo, el índice de aumento de los sistemas capaces de soportar IP sigue siendo superior al incremento en el uso de IP”.
La buena noticia es que las empresas van a seguir invirtiendo en nuevas infraestructuras, en lo que se incluye también la tecnología IP, aunque la migración continúa estando en boga. Las corporaciones que ya han desplegado IP en sus redes están empezando a buscar fórmulas para impulsar esta tecnología. La idea de que IP es una manera de conseguir mayores prestaciones está ganando adeptos.
En estos momentos, hay modelos de negocios alternos, como los servicios gestionados y alojados, que están amenazando otras proposiones. La entrada de Microsoft en el campo de las comunicaciones unificadas ha impulsado el mercado de las sol

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información