| Artículos | 01 ABR 1995

Comunicaciones

Tags: Histórico

El concepto de ordenador que se baraja en la actualidad incorpora necesariamente un fax/módem, algo necesario para poder considerarlo una herramienta profesional de trabajo plenamente funcional. Con un fax/módem se amplían las posibilidades de un ordenador de forma casi infinita. Esto no quiere decir que sea la llave que abre la puerta de las autopistas de la información, pues todavía queda mucho camino por recorrer para desembocar en tales autopistas. Pero la cantidad de servicios electrónicos cada vez es mayor y su calidad aumenta sin parar.

En muchos casos, los usuarios integran un fax/módem para utilizarlo en un servicio específico que, posiblemente, se gestiona mediante su propio programa de comunicaciones; tarde o temprano todo usuario con un fax/módem ha de plantearse la posibilidad de instalar en su ordenador programas genéricos de comunicaciones. En España, como mínimo, todo usuario con un fax/módem ha de poseer tres tipos de programas de comunicaciones: primero, un programa de fax que gestione el envío y recepción de facsímiles; segundo, un programa de módem para comunicarse con servicios electrónicos e intercambiar ficheros y mensajes; tercero, un programa especial para comunicarse a Ibertex, el servicio videotex español que ofrece ahora la posibilidad de conectarse a 9.600 bits por segundo. Las comparativas que integran el tema de portada de este mes en PC World intentarán ayudarle en esta triple decisión.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información