| Artículos | 01 ABR 2004

Comunicación por inducción magnética

Tags: Histórico
Nueva tecnología inalámbrica que soluciona fallos de seguridad de los sistemas tradicionales
Eugenio Barahona.
En los últimos tiempos se está produciendo un auge, aparentemente imparable, de diversas tecnologías de comunicación inalámbrica que nos permiten, por ejemplo, conectarnos a Internet sin disponer de una conexión física a la Red desde los más diversos tipos de terminales móviles. Desde teléfonos hasta ordenadores, pasando por los cada vez más omnipresentes PDA, pueden conectarse entre sí o a Internet mediante tecnologías como Bluetooth, GPRS, las diversas versiones de 802.11, etc.
Sin embargo, algunos de estos avances se han visto afectados, algún tiempo después de su comercialización, por diversos problemas de seguridad, como evidencia el caso particular de las redes inalámbricas de tipo 802.11 en sus distintas variantes. Es bien conocido que con el software adecuado es posible obtener la información necesaria para desencriptar el tráfico de las redes 802.11 y, por ejemplo, obtener las direcciones MAC de los adaptadores de red que legalmente se están conectando a la red. Con dicha información un atacante puede usar software para sustituir la dirección MAC de su equipo que se incluye en los paquetes de red por la de un usuario legal del sistema, burlando así una de las técnicas más empleadas para proteger los puntos de acceso inalámbricos de usos no autorizados.
Todas las tecnologías anteriormente mencionadas se basan en emitir al aire ondas de radio, cada una en la frecuencia que tenga asignada. El problema de estos sistemas es que normalmente las ondas de radio se emiten mediante antenas omnidireccionales, lo que significa que se dispersan en todas direcciones, estando limitado su alcance únicamente por los obstáculos que encuentren a su alrededor capaces de reflejar la señal de radio y por la potencia de la estación emisora. De lo anterior se deduce que cualquier potencial atacante que se encuentre dentro del radio de alcance de un punto de acceso inalámbrico es capaz de escuchar el tráfico de la red e intentar un acceso no autorizado.
La tecnología de inducción magnética emplea un campo magnético que resulta prácticamente estático, es decir, no se propaga como las ondas de radio. En el caso que nos ocupa se genera un campo magnético modulado mediante un elemento transductor, lo que hace que el campo permanezca relativamente localizado alrededor del dispositivo emisor. La no propagación del campo es el resultado de la geometría del elemento transductor en combinación con la frecuencia portadora del emisor. La información se lee del medio, en este caso el campo magnético, midiendo a lo largo del tiempo las variaciones en el campo magnético usando un transductor de diseño similar al del emisor. A pesar de que hay una pequeña cantidad de energía que fluye desde el transductor del emisor en forma de radiofrecuencia, la mayor parte de la energía se transforma en un campo magnético.
Otro aspecto interesante de esta tecnología es su alcance. Lo primero que hay que tener en cuenta es que la inducción magnética no se ha desarrollado para cubrir largas distancias, en cuyo caso la radiofrecuencia es la única opción, sino que se ha pensado para cubrir necesidades de comunicación entre sistemas muy próximos, como por ejemplo auriculares inalámbricos para teléfonos. Esto se debe a que la inducción magnética crea alrededor del emisor una especie de burbuja con un radio de uno a tres metros. Además el campo magnético generado no se ve afectado por la presencia de objetos metálicos, personas o elementos conductores. En caso de las ondas de radio su paso a través del cuerpo humano supone una atenuación de la señal, efecto mucho más reducido en el caso de los campos magnéticos.
La compañía que ha desarrollado esta tecnología se llama Aura Communications, y en la actualidad comercializa diversos circuitos integrados y módulos para facilitar el desarrollo de productos que empleen la técnica de comunicación mediante inducción magnética.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información