| Noticias | 11 JUN 2013

Computex 2013 redujo mínimamente la asistencia del año pasado pero se produjeron grandes anuncios

El número de visitantes a la feria Computex de Taiwán parece haber cumplido las expectativas de sus organizadores de situarse a un nivel muy similar a la edición precedente. No obstante, fue prolífica en anuncios, a los que damos un repaso.
PCWORLD PROFESIONAL

El Consejo para el Desarrollo Comercial de Taiwán estima que han podido “superarse los 130.000 asistentes” en las cinco jornadas que duró el encuentro. Esta cifra es muy similar a la de 2012 y algo inferior a los 140.000 que tenía previsto la organización. La convocatoria sí que resultó un éxito en los visitantes internacionales que ascendieron a 38.400, 1.800 más que el año previo.

Los visitantes encontraron una feria algo más pequeña que en años anteriores. Un total de 1.724 expositores ocuparon más de 5.000 stands, comprados con los 1.800 y 5.400 de la edición anterior. En resumen, los organizadores redujeron un pabellón completo, el número 2, en esta ocasión.

La primera feria de la industria de PCs y electrónica de Taiwán se ha visto perjudicada por el declinar del mercado de ordenadores sobremesa y las compañía que fabrican componentes PC y ordenadores de sobremesa están normalmente entre algunos de los más grandes e importantes expositores de Computex.

A pesar de su tamaño más pequeño, la feria sigue siendo una de las más importantes en el panorama internacional y, por ejemplo Intel aprovechó esta edición para lanzar Haswell, la última versión de su chip para portátiles que ofrecer ahorros de energía con respecto a anteriores chips.

Varios fabricantes de PCs también presentaron portátiles basados en Haswell, como Dell que llevó tres equipos que aprovechan este potente chip de cuarta generación, tanto en ordenadores profesionales como de consumo. O Asustek, que presentó lo último en su gama de portátiles Infinity que saldrán a la venta en los próximos meses con la próxima versión de Windows 8, también conocido como Windows Blue.

AMD, por su parte, contraatacó con nuevos modelos de chips, al igual que las novedades de Nvidia que está desarrollando un prototipo de tablet Android, capaz incluso de captar diferentes caligrafías.

En el universo Android, las novedades fueron numerosas. Uno de los fabricantes que más expectación generó fue Asustek, con sus tablet Android de 7 pulgadas y chip quad-core de ARM (Asustek´s MemoPad HD7), con modelos que oscilan entre 129 y 149 dólares  para países emergentes. AsustekLa compañía le ha hecho un regate a la plataforma Wintel con este modelo, aunque en la versión de 6 pulgadas, FonePad Note (Fonepad Note), sí que incluye procesador Atom de Intel y Android.

El fabricante taiwanés también ha mostrado su Transformer Pad Infinity de 10 pulgadas y sistema Android sobre chip de ARM.

Otro estandarte Wintel, como Acer, ha comenzado a abrir la mano y presentó su Smartphone Android de 5,7 pulgadas, Liquid S1, con pantalla de 5,7 pulgadas, perfecto para utiizar con una sola mano, y el nuevo tablet Android de la compañía, su modelo Iconia W3, a un precio de entre 400 y 500 dólares, y que la compañía presentó como el primer tablet de 8 pulgadas del mundo.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información