| Artículos | 01 ENE 2009

Comprar, alquilar, pagar por usar? ¿qué opción elegir? Nuevas opciones de compra

Tags: Histórico
Arantxa Herranz.

Como en los coches, hace tiempo que el renting llegó al sector tecnológico. Y, como en los servicios básicos (como el agua, la luz o el gas), el pago en función del uso (o gasto) también ha llegado a esta industria. Uno de los nichos donde más evidente resultan estas diferentes modalidades es en la impresión. Pero, ¿cuál se ajusta más a nuestras necesidades?

Atrás quedaron los tiempos en los que se compraban impresoras para ser instaladas y usadas hasta que se acabara su vida útil. Ahora, cuando necesitamos renovar nuestro periférico, tenemos a nuestro alcance otras alternativas a la compra. Acostumbrados a poder alquilar (con o sin opción a compra una vez acabado el plazo de alquiler) en otros sectores, como el automovilístico, hace años que los fabricantes de impresoras o empresas especialidades en renting ofrecen a los usuarios la posibilidad de alquilar las máquinas, con el soporte incluido, durante determinado tiempo, al término del cual puede que nos queramos quedar con el periférico o, por el contrario, sustituirlo por una máquina más moderna.
Y, al igual que estamos acostumbrados a pagar en función del consumo que hagamos del teléfono, de la electricidad o del gas, las modalidades del pago por uso también se están popularizando en la actividad de la impresión.
El abanico de posibilidades, pues, se abre pero también conviene saber con qué opción quedarnos antes de terminar de deshojar la margarita.

Tres grandes ramas
A grandes rasgos, podemos decir que nos encontramos antes tres posibilidades de adquisición de soluciones de impresión.
1- Compra de forma transaccional. Es el cliente el que adquiere las impresoras/copiadoras en un único pago, de tal manera que todos los productos son de su propiedad desde el inicio, con la opción de adquirir el servicio de garantía que se ajuste a sus necesidades, desde 1 año hasta 5 años. “El consumible se compra de forma separada” en valoración de HP.
2- Compra de forma financiada (renting). Cuando el importe de compra de las impresoras/copiadoras es mayor que en la anterior opción, lo más habitual es que se financie el pago y la opción más elegida suele ser, precisamente, el renting. Mediante este sistema, el cliente paga una cuota mensual en la que se incluye el hardware y el servicio de mantenimiento, la garantía, todo ello por el periodo que dure la financiación. Lo normal es que los plazos del renting sean de 3, 4 ó 5 años. Es importante señalar que el consumible se compra de forma separada.
3- Contrato de Pago por Uso, o contrato de pago por página, o pago por clic. Aunque los fabricantes suelen emplear diversos términos, casi todos se refieren a lo mismo. Ésta es, para muchos, la forma más habitual en la que se adquieren copiadoras, y en la que usuario paga un precio por página impresa. En este precio se incluye todo, el hardware, el mantenimiento y los consumibles asociados. Al igual que en el renting, la duración del contrato oscila entre los 3 y los 5 años.

Programas flexibles
Eso sí, a partir de estas nociones básicas, lo cierto es que son múltiples las opciones que se abren. Así, muchos de estos fabricantes permiten adaptar y modificar, tanto al alza como a la baja, la cantidad de páginas color incluidas. Por ejemplo, Oki también abre la puerta a la modificación trimestral de la cobertura contratada “porque cada tres meses se efectúa una regularización en la que el cliente tiene la opción de pagar por página, todas aquellas impresiones a color que excedan del total contratado, además de hacer efectivo el pago de todas las impresiones monocromo realizadas”.
Esta misma empresa ha puesto en marcha otro sistema, denominado Tarifa Plana, y por el que los usuarios puedan beneficiarse del uso de una impresora Láser/Led Color en Din-A4, de al menos 16 páginas por minuto, y de todos los consumibles necesarios para la impresión de sus trabajos, pagando una cuota mensual de 69 euros más IVA. El plan está pensado para dar cobertura a profesionales y pequeños departamentos de PYMES, pues cuenta con una producción recomendada de 400-500 páginas al mes.
La compañía defiende que este nuevo programa va a proporcionar al usuario hasta un 30 por ciento de reducción del gasto en impresión, así como controlar de forma clara el gasto que ésta supone, pasando de ser una variable incierta a una constante fácilmente presupuestable durante 3 años. Y, además, “al tratarse de una cuota mensual correspondiente a un servicio, la cuota mensual será 100 por cien desgravable. Y por supuesto, al no haber adquirido el equipo en ningún momento, no hace falta inversión inicial, aunque sí disfrutará de una garantía in-situ durante toda la duración del contrato”.
Otra de las propuestas de Oki es el de Coste por Copia, que se puede contratar al adquirir su impresora y por el que se decide el paquete de impresión de páginas monocromo y a color que más se ajuste a las necesidades de impresión. Este programa también se puede aplicar al parque de máquinas instalado en cada empresa, siempre y cuando no exceda de los dos años de antigüedad, lo que “permite que el cliente modifique al alza o a la baja la cantidad de páginas contratadas. Además, mensualmente se efectúa una regularización en la que el cliente tiene la posibilidad de pagar por página, todas aquellas impresiones que excedan del total contratado”, explica Oki, que detalla que está disponible para todas las máquinas de la serie estándar (es decir, series C5000, C8000, C9000 y los equipos multifunción color).
Desde Epson, por ejemplo, proponen tres soluciones diferentes, en función de necesidades.
Solución 1: impresora láser monocromo personal para 500 páginas/mes, por 19¤/mes (sin IVA, en 36 meses), 3 cartuchos adicionales de tóner de alta capacidad 3 x 6.000 copias y 1 garantía a domicilio CoverPlus+ para 3 años. La Solución 2: incluye impresora láser monocromo en red para 1.000 páginas/mes, por 28¤/mes (sin IVA, en 36 meses), con 6 cartuchos adicionales de tóner de alta capacidad 3 x 6.000 copias, 1 unidad fotoconductora y 1 garantía a domicilio CoverPlus+ para 3 años. La última de las soluciones propuestas es un equipo multifunción láser color con 17.500 copias, por 59¤/mes (sin IVA, en 36 meses), que incluye 4 cartuchos adicionales de tóner negro + 3 cartuchos adicionales de color y 1 garantía a domicilio CoverPlus+ para 3 años.

Otras opciones
Mientras, Kyocera ofrece a sus clientes dos opciones: Kyoclick y Kyopack. Con el primero de ellos no se realiza ningún tipo de desembolso por los sistemas de impresión, ya que el cliente estipula el número de páginas que imprime al mes y, tras estudiar los equipos más afines a sus necesidades, se calcula un coste por página. Este programa es aplicable a toda la gama de productos Kyocera, tanto impresoras, como multifuncionales, a color o en blanco y negro de mayor o menor productividad.
Según el fabricante

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información