| Artículos | 01 NOV 1996

Compra y venta en Internet

Tags: Histórico
Fernando R. Cabello.

Internet no es sólo un lugar común de intercambio de información. El adelanto en las últimas técnicas de seguridad está abriendo las puertas al intercambio de productos.

Internet se presenta como un lugar aún poco utilizado y lleno de oportunidades. Las empresas lo saben y utilizan el espacio de Internet para publicitarse o vender sus productos. El usuario, por su parte puede disfrutar de la compra directa sin salir de su casa, comparar ofertas y, seleccionar entre un mercado en expansión.

Empresas de cualquier sector pueden ser encontradas en Internet. Todas ellas muestran sus productos y algunas de ellas permiten adquirirlos a través de Internet, mediante una simple transacción bancaria. El producto suele llegar al usuario al cabo de dos días y, normalmente, da igual que el producto sea de una compañía americana o de una compañía alemana, el método de compra será el mismo y las empresas españolas empiezan a darse cuenta de la importancia de ofertar productos en La Red.

Los inicios

Quizás los inicios más directos de la compraventa electrónica, la podemos encontrar en otros servicios electrónicos tales como Compuserve o las famosas BBS´s. Se puede considerar a estos medios de comunicación como caldos de cultivo donde se fraguaron las primeras expectativas sobre compras y ventas. Tanto es así que Compuserve, en la actualidad, mantiene un foro donde es posible realizar las compras a través de un servicio basado en tarjetas de crédito, donde es posible adquirir desde un ramo de rosas a un coche.

También podemos ver una forma de venta dentro de los servicios electrónicos con los famosos programas shareware o soportados por el usuario (programas que se prueba y se compra en caso de que le guste). La idea es mostrar un avance del producto, o incluso versiones finales como reclamo publicitario y atendiendo a la buena razón del usuario final, al cual si le gusta el producto va a terminar por comprarlo.

En la actualidad

Hoy por hoy, Internet, y en especial las páginas diseñadas bajo el lenguaje de hypertexto HTML, son un bonito reclamo de productos por lo que las empresas están estudiando la posible forma de publicitar sus productos para conseguir clientes, ya no sólo de su ciudad o país, sino basándose en el ámbito Internacional que caracteriza a la red.

Los diseños, cada vez más atractivos, son un reclamo propio para el navegante de Internet, que ve cumplidos sus sueños en algunos casos, al poder encargar pizzas a través de La Red o reservar invitaciones de algunos eventos de su ciudad.

Así aparecen lugares dentro de La Red como el Telespacio Virtual, la primera tienda virtual de Telefónica (http://www.telefonica.es/telespacio/w-tienda.htm en la cual se presentan todos los productos ofrecidos por esta empresa de una manera amena para el navegante. También tenemos a El Corte Inglés, (http://www.elcorteingles.es) que nos ofrece otro espacio "virtual" donde poder comprar sin movernos de nuestro asiento.

Se ha hablado también de que este sistema de ventas revolucionará, en un futuro cercano las ventas de materiales al usuario final. La idea es clara; uno ya no se tienen que mover de casa y rara será la persona que no tenga Internet. De aquí a unos pocos años, según dicen los expertos en el tema, no tener Internet es como no disponer de teléfono en casa o de televisión.

Los bancos han sido unos de los primeros en mantener su espacio dentro de la red, quizás sean ellos los que saben por donde se dirige el dinero. Las transacciones económicas están presentes en la red, pese a lo mucho que se ha hablado de la inseguridad (prácticamente ínfima y casual), de estos sistemas de cobro mediante tarjetas electrónicas.

El usuario frente a la oferta

Ante tal despliegue de medios, por parte de las distintas empresas, nos encontramos con un usuario ávido de información que puede comprar cosas con el mínimo coste posible, sin tener que desplazarse, y que además, puede comparar, con un simple clic de ratón similares productos con un coste menor o con ventajas añadidas. Y es que los vendedores en Internet lo tienen difícil, tienen que reducir costes, la competencia es ahora mayor y el mercado es internacional, por lo que es un poco complicado fijar unas cuotas de mercado. El método es ofrecer más garantía, asegurar un buen soporte y tratar de que compre su producto utilizando mayores y mejores técnicas de publicidad.

También podemos encontrar, como en cualquier lugar, sitios donde es posible cambiar, comprar de segunda mano o gente interesada en productos que podemos tener en nuestra casa olvidados y sin uso. Existen grupos de mensajería de compra-venta y de segunda mano, en castellano y en inglés y es un buen lugar para que cualquier usuario pueda adquirir aquello que desea por poco dinero.

Seguridad

A la hora de realizar transacciones económicas mediante tarjeta electrónica, el usuario de Internet se siente un poco reacio. Es fácil sentirse así, y aún más cuando se ha oído y especulado sobre los muchos peligros y "fantasmas" de la red. Los temidos hackers, que pese a lo que muchos articulistas creen no son Piratas informáticos y sí, gente que intenta burlar la seguridad de sistemas, son el más temido enemigo.

La posibilidad de que un mensaje electrónico sea interceptado por un hacker y este lo use para su beneficio propio es casi imposible si tenemos en cuenta la cantidad de mensajes que viajan cada segundo a través de Internet. Se tendría que saber de dónde va a salir, por dónde va a pasar y prácticamente, quién lo va a dirigir para poder realizar algo en contra de su cuenta bancaria. De echo, compañías como Netscape, Microsoft, Visa, Mastercard, GTE y cyberCash, llegaron recientemente a un acuerdo para crear un estándar de seguridad que evitase ese miedo que actualmente se tiene a cualquier transacción económica.

Compañías tradicionales como VISA y MasterCard y empresas punteras en el pago electrónico desarrollaron en un principio diferentes estándares para realizar pagos seguros a través de Internet. VISA ideó el protocolo STT (Secure Transmision Technology), mientras que MasterCard hizo lo propio con SEPP (Secure Electronic Payement Protocol). Con el tiempo ambas empresas se dieron cuenta de que resultaría mas cómodo y efectivo realizar un proyecto conjunto, al que denominaron SET. Actualmente todavía no se ha concluido el estudio e implementación de este protocolo, pero diferentes empresas como CyberCash y DigiCash están en ello y dentro de no demasiado tiempo podremos realizar transacciones seguras a través de Internet. Internet se perfila como un universo cargado de oportunidades comerciales. Las empresas ya se han dado cuenta de ello, y el usuario español está en esa fase de adaptación que ya han pasado otros países como Estados Unidos. La compra-venta en Internet quedará definida tan pronto el usuario se acostumbre a usar este "nuevo" medio de comunicación.

Saber más

Para saber más sobre la compra venta en Internet puede visitar las siguientes páginas Web:

http://www2000.ogsm.vanderbilt.edu/patrali /jcmc.commercial.scenarios.html.

http://www2000.ogsm.vanderbilt.edu /intelligent.agent/index.html

http://www.publired.es/wwwcm2_e.html

http://www.globalreach.com/prosol/empresas.html

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información