| Artículos | 01 JUL 2003

Compartir recursos entre Linux y Windows

Tags: Histórico
Alvaro Ortiz.
La integración entre Linux y Windows en las redes corporativas resulta cada vez más imprescindible. Para ello contamos con Samba, el cliente/servidor Linux para conectarse a redes que comparten recursos a través del protocolo SMB propio de Microsoft.

Una vez más, a la hora de la integración de sistemas, es Linux el que debe bailar al son que marca Microsoft. Por ello, para compartir discos o impresoras con el sistema propietario debemos utilizar un programa que se adapte a sus condiciones. En este caso las condiciones son el protocolo propietario SMB y el adaptador Linux es la herramienta libre Samba.
En este artículo supondremos que la red ya está configurada para ambas partes. Nos encontramos ante máquinas Windows o Linux conectadas a una red local y nos disponemos, pues, a configurar sus utilidades cliente/servidor para compartir recursos entre ellas.

1- ¿Qué necesitamos?
Para empezar, cualquier Windows -desde 95 hasta XP- y cualquier Linux. Lo siguiente será obtener Samba para Linux (samba.org/samba/download.html). La última versión es la beta 3.0, que podemos obtener en código fuente (para su posterior compilación) o más cómodamente en formato binario. Si tenemos una distribución RedHat o basada en RedHat, obtendremos el paquete rpm y lo instalaremos haciendo:

rpm -ivh nombre_del_paquete.rpm
Si tenemos Debian o cualquiera basada en ella bastará con que, estando conectados a Internet, usemos apt de la siguiente forma:

apt-get -install\ nombre_del_paquete.deb

2- La base Windows
Sea cual sea el Windows sobre el que esté trabajando, los pasos a seguir serán parecidos. La principal diferencia estriba en que la serie NT está claramente orientada a red y, por tanto, maneja dominios en lugar de grupos de trabajo como se hace en la serie 95.
Lo primero que deberá hacer, común en Windows 95/98, Me y NT/2000/XP, será asegurarse de tener instalada la opción Compartir impresoras y archivos para redes Microsoft. Lo verá pinchando con el botón derecho del ratón en el icono Entorno de Red, después en Propiedades y después en la pestaña Configuración (serie 95) o en Propiedades de conexión de área local (serie NT). Esta propiedad suele estar instalada. Si no, necesitará usar el CD de Windows para instalarla.

3- Identificar la máquina Windows
Lo siguiente será determinar la identidad de cada equipo dentro de la red, que básicamente consiste en dotar de nombre al equipo y, de forma particular, en Windows 95 el grupo de trabajo y en NT un dominio.
En Windows 95 accederá a esta configuración desde la misma ventana de antes. En NT accedemos desde Propiedades del sistema » Identificación de red (botón derecho sobre el icono Mi PC del escritorio) o bien Inicio » Configuración » Panel de Control » Sistema » Identificación de red. Estos datos son proporcionados por el administrador de red. Si se trata de una instalación doméstica, deberá definirlos a su gusto, todos igual en cada equipo salvo el nombre que asigne a cada PC.

4- Recursos Windows
Ahora bastará con que pulse con el botón derecho del ratón sobre la carpeta, disco o impresora que quiera compartir por red y seleccione la opción Compartir... dentro de las posibles opciones que le aparecerán en el menú contextual.
Este ajuste es igual para todos los Windows, pero en NT puede definir también derechos de uso y manejo para el recurso que comparte en función del usuario o dominios concretos.

5- Identificar la máquina Linux
Como hemos dicho, partimos de una red configurada. Así pues, lo más fácil es que hasta este paso todo esté configurado e instalado de manera correcta.
Sin embargo, si teclea hostname en una ventana de terminal y no obtiene nada, deberá editar como root el archivo /etc/sysconfig/network y definir el nombre de equipo (hostname) que desee. Salvo la opción NETWORKING=yes, el resto del fichero no nos compete aquí.

6- Recursos Linux
Con Samba instalado, como dijimos al principio, cualquier recurso que queramos servir desde Linux pasará por la edición del fichero de configuración smb.conf (en /etc o /etc/samba), que está organizado en secciones.
La primera es global y en ella, entre los muchos parámetros a definir para comunicarnos con Windows sin problemas, nos aseguraremos de que estén los siguientes:
[global]
workgroup = mismo_que_en_paso_3
security = share
printcap name = /etc/printcap
load printer = yes
encrypt passwords = yes
logfile = /var/log/samba/%m.log
Para compartir una carpeta, crearemos la siguiente sección:
[miCarpeta]
path = ruta_de_carpeta_a_servir
writeable = true/false
browseable = true
public = true
create mode = 750
Y para una impresora, la siguiente:
[miPrn]
path = /usr/spool/public
read only = yes
printable = yes
Para configurar impresoras SMB también podemos emplear la utilidad printtool de RedHat, que es una interfaz gráfica bastante sencilla (ver figura).
Al final, para servir recursos deberemos ejecutar /etc/init.d/samba start para arrancar Samba o teclear lo siguiente para ejecutarlo en cada arranque de niveles 3 y 5:
chkconfig –level 35 samba on
Para montar un directorio servido por Windows, desde Linux, ejecutamos
mount –t smbfs //nombre_equipo_windows/dir_windows
/mnt/mi_dir_local.

7- Chequearlo todo
En Windows bastará con hacer doble clic sobre el icono Entorno de Red. En Linux utilizaremos el comando smbclient –L equipo_a_explorar o exploradores como gnomba (Gnome), ksamba (KDE) o xsmbrowser.
Si no es capaz de ver nada de lo compartido, compruebe que ha realizado los pasos anteriores de manera correcta, teniendo en cuenta qué nombres de grupo y dominio deben existir en su red local. Si sigue sin funcionar, el administrador debe confirmarle que hay red activa y deberá volver a repetir el proceso.


Beneficios: Compartir recursos entre equiposcon distinto sistema operativo.
Tiempo requerido: 15 minutos
Nivel de experiencia: Medio
Coste: Gratuito, Samba es libre
Herramientas: Ninguna

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información