| Artículos | 01 NOV 2001

Comparta el PC con sus hijos de manera segura

Tags: Histórico
José C. Daganzo.
Si necesita compartir el PC con sus hijos, deberá poner medidas de seguridad, tanto para dotar a los pequeños de una navegación segura como para preservar sus datos de interés de posibles accidentes.

Cuando un PC de casa ha de ser compartido con varios usuarios ha de ser muy bien configurado para evitar posibles accidentes que echen por tierra el trabajo de varios días o incluso meses. Este peligro se hace aún más latente cuando el equipo se ha de compartir con niños, ya que dependiendo de su edad y conocimientos pueden causar verdaderos estragos en nuestro sistema, borrando y desconfigurando aplicaciones de mucho valor.
Si, además, dicho PC tiene conexión a Internet el peligro se ve incrementado de manera alarmante, pues una navegación inadecuada por parte de sus hijos puede ocasionar algo más que daños materiales o económicos. La conexión a Internet nos obliga a dotar a nuestro sistema de herramientas que nos permitan controlar el uso que hacen nuestros hijos de la Red, pues si bien pueden perfectamente realizar una navegación sin problemas, los contenidos violentos, sexistas y xenófobos acechan constantemente durante la navegación.
Con este artículo práctico pretendemos ayudar a todas esas personas que debido a su trabajo no pueden navegar con sus hijos menores cuando estos se encuentran delante de la pantalla del ordenador. Aunque lo más aconsejable es que nuestros hijos aprendan con nosotros costumbres y hábitos saludables para una manipulación responsable del ordenador, debido a diversos motivos no siempre podemos realizar dichas tareas, por lo que aquí encontrará unas cuantas normas de seguridad que podrá poner en práctica para paliar esta carencia.

1- Configuración de nuevos usuarios (para uso local)
Si deseamos salvaguardar nuestros datos, hemos de crear un usuario alternativo para que sea utilizado por nuestro hijo. Seguramente el nuevo usuario necesitará un escritorio personalizado y aplicaciones a su medida, pero también debemos dar mucha importancia a las opciones que el nuevo usuario tendrá sobre nuestro sistema. La configuración de un nuevo usuario no difiere mucho entre los sistemas operativos Windows 98/Me y 2000. Windows 98 y Me tienen prácticamente la misma forma de crear nuevos usuarios. Para ello vaya a Inicio·Configuración·Panel de Control·Contraseñas. Ahora pulse sobre la pestaña Perfiles de usuario, a continuación marque la opción Todos los usuarios pueden personalizar sus preferencias y configuración de escritorio. Windows cambia a la configuración personal cuando se inicia la sesión. En este momento se le presentará la posibilidad de marcar otras dos opciones más: Incluir iconos de escritorio y el contenido... e Incluir el menú de Inicio y... Marque ambas opciones y pulse Aceptar. A continuación defina el nuevo usuario, Inicio·Configuración·Panel de Control·Usuarios, se le abrirá una nueva ventana, pulse sobre Nuevo y dote a su usuario de Nombre y Contraseña. Sólo resta definir las preferencias de ese nuevo usuario. La siguiente pantalla se denomina Configuración de los elementos personalizados. En esta pantalla debe marcar las cinco primeras opciones para optimizar la configuración de su nuevo usuario, y por último pulsar Siguiente.
Windows 2000 es el sistema más seguro para crear un nuevo usuario que pueda ser utilizado por un niño sin ningún peligro. Para ello acceda a Usuarios y Contraseñas, comience por Inicio·Configuración·Panel de Control·Usuarios y Contraseñas, pulse sobre la pestaña Usuarios y a continuación Agregar... Una vez aquí se le pedirá rellenar los campos Nombre Usuario:, Nombre completo: y Descripción:; hágalo y pulse sobre Siguiente. En la siguiente pantalla se le pedirá la contraseña para el nuevo usuario (Contraseña y Confirmar contraseña), después pulse Siguiente y a continuación le aparecerán tres opciones: marque la casilla Usuario restringido, y con esto creará un perfil sin capacidad para realizar cambios peligrosos en su sistema. Por último, reinicie su sistema para aplicar los cambios.

2- Transmitir valores de comportamiento ante los contenidos
(para uso con Internet)
Intente transmitir a su hijo cómo realizar un uso adecuado de Internet. Para eso la mejor opción es sentarse con él y empezar a mostrar de una manera directa cuáles son los mejores usos que puede hacer de su tiempo de navegación. Por eso, y sobre todo al principio, navegue siempre junto a su hijo y evite que él acceda a la Red sin su presencia. Sólo en sucesivas sesiones deje al niño navegar a sus anchas para controlar sus tendencias. Cree reglas para la navegación por Internet, y adviértale de que debe avisarle si encuentra material inadecuado.

3- Vigile el historial de su navegador
Los navegadores poseen una herramienta bastante útil para saber qué lugares visitan sus hijos y con qué frecuencia lo hacen: la opción Historial, que muestra una serie de carpetas con los URL de las páginas visitadas ordenados por fechas. Para acceder a esta carpeta con su navegador solamente tendrá que pulsar sobre el icono Historial situado en su barra de herramientas. Si no pudiera localizar esta opción, pulse Ver·Barra de Herramientas·Estándar, y aparecerá una barra de herramientas con el botón Historial. De no ser así, puede personalizar su navegador para que aparezca mediante Ver·Barra de Herramientas·Personalizar... y allí indicar qué elementos desea que aparezcan y cuáles no. Lo más aconsejable será no dejar a la vista la barra de herramientas, pulsando sobre ella en el menú desplegable Ver·Barra de Herramientas·Estándar para desactivarla, o bien personalizándola para que aparezca sin la opción Historial (dentro del menú Personalizar...).

4- Funcionamiento de una herramienta de filtrado Web
Existe multitud de proveedores de páginas web y de aplicaciones para filtrar contenidos cuando un menor se encuentra conectado a Internet para evitar que acceda a lugares con contenidos sensibles, como por ejemplo sectarios, racistas, violentos, drogas, casinos online, armas y explosivos, pornográficos, sexistas, etc. La manera de trabajar de estas aplicaciones es bastante sencilla: capturan (analizan) el tráfico que realiza nuestro ordenador y mediante un proceso similar al que realiza un Proxy, analizan los contenidos de dicha navegación, para que posteriormente un motor de análisis situado en un servidor decida si dicha dirección puede ser hiriente o no a la vista de nuestro hijo.

5- Instale una herramienta de filtrado de contenidos Web
Para este paso, y aunque existen muchas y muy variadas aplicaciones para realizar un filtrado, hemos elegido la aplicación Optenet, alojada en www.optenet.com. ya que se trata de una herramienta totalmente en castellano, lo que facilitará su uso, además de realizar un buen filtrado de contenidos. La versión demo de esta aplicación puede descargarse directamente de su página web e instalarla. La instalación es muy sencilla, solamente haga doble clic sobre optenet.exe y la instalación comenzará. Únicamente deberá poner una clave de activación/desactivación del programa para cuando usted no desee ser filtrado y reiniciar el equipo para que los cambios sean efectivos. Una vez reiniciado el equipo, el filtro estará activo (apa

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información