| Artículos | 01 JUL 2001

Comparativa de escáneres A4 hasta 50.000 PTA

Tags: Histórico
Agfa Snapscan e52, Artec Ultima 2000 e+, Boeder Sm@rtScan Slim edition, CanoScan FB12101FU, Epson Perfection 1240U Photo, Genius ColorPage-HR7, HP ScanJet 5370C, Microtek ScanMaker 4700, Plustek OpticPro UT24
Noé Soriano y Martín Moncalvillo.
Analizamos los modelos de escáneres de sobremesa A4 de los principales fabricantes, hasta 50.000 PTA. Una amplia gama de posibilidades con periféricos para todos los gustos, tanto en prestaciones y accesorios como en precio.

El escáner es un periférico que ha estado mucho tiempo apartado de las configuraciones de equipos domésticos. Tampoco era corriente que un usuario en este sector adquiriese uno de estos dispositivos, a no ser que tuviese unas necesidades específicas. Tradicionalmente, los dispositivos de adquisición de imágenes han estado reservados para profesionales y empresas; sin embargo, el desarrollo de la tecnología y la bajada de los precios de los componentes, propiciaron la comercialización de modelos específicos para el usuario doméstico por parte de los fabricantes de periféricos de consumo.
Actualmente existe una amplia gama de escáneres domésticos con distintos modelos de varios fabricantes. Las prestaciones, características, accesorios y software incluido en los distintos escáneres de cada firma son muy variados, así que para acotar los modelos orientados al sector doméstico, en esta comparativa hemos limitado el precio de los dispositivos analizados a un máximo de 50.000 PTA (300,51 euros). Entendemos que por encima de este precio se sitúan ya dispositivos más profesionales destinados a otro tipo de necesidades de escaneo. Por debajo, las diferencias de precio entre los modelos analizados son provocadas por el número de accesorios y software que adjuntan, y, sobre todo, por la tecnología de adquisición utilizada, el clásico sensor CCD (Charge Couple Device) o los nuevos sensores CIS (Contact Image Sensor), tecnología mucho más barata.

Tecnologías CIS y CCD
Existen otros tipos de tecnologías de adquisición de imágenes, como PMT (photomultiplier tube), utilizada en escáneres profesionales de tambor, pero en el sector doméstico únicamente vamos a encontrar modelos con sensores CCD o CIS. Esta última es más barata debido a que no necesita elementos ópticos para realizar la adquisición. Dispone de un sensor lineal formado por una serie de circuitos fotosensibles integrados que cubre todo el ancho de la superficie de escaneo. Estos circuitos son los que realizan la conversión de la luz en datos digitales. En cambio, en la tecnología CCD entran en juego una serie de elementos ópticos, espejos y lentes, además del sensor de carga acoplado, del cual toma su nombre la tecnología, más caro de fabricar.
No se puede decir que una tecnología sea mejor que otra, ambas tienen unas características propias con ventajas e inconvenientes (ver cuadro Ventajas e inconvenientes de los sensores CIS). Si hablamos de calidad de imagen, los sensores CCD ofrecen mejor definición y mayor sensibilidad en las sombras. Además, disponen de mayor profundidad de campo, mientras que los sensores CIS necesitan que la imagen esté completamente pegada al cristal. En principio, para adquisiciones de imágenes en papel esto no tiene excesiva importancia, pero al escanear una fotografía dentro de un marco sí notaremos la diferencia. Puede apreciar la mayor profundidad de campo de los sensores CCD en la digitalización que hemos realizado de una cámara fotográfica. Hasta los más mínimos detalles aparecen perfectamente representados, a pesar de que algunos estaban a tres centímetros del cristal del escáner. Con un modelo con sensor CIS, esta digitalización no se podría haber realizado.
Los fabricantes que no disponen dentro de su gama de escáneres de ningún modelo con sensor CIS, critican esta tecnología y su peor calidad de adquisición. Sin embargo, dentro del sector doméstico, para algunos usuarios puede ser una opción perfectamente válida que cubra sus necesidades a bajo precio. La calidad es menor, efectivamente, pero el desarrollo del sensor ha mejorado lo suficiente como para ofrecer adquisiciones con resolución más que de sobra para este sector, y suficiente para muchos compradores que no necesitan llegar a los niveles de calidad del CCD.

Cómo funciona un escáner
Un escáner es un dispositivo de adquisición de imágenes que convierte una señal luminosa en datos digitales interpretables por el ordenador personal. Ésta sería la definición de este periférico, pero el proceso para llevar a cabo este propósito es más complejo. Para generar la imagen que se envía al equipo, ésta se va escaneando moviendo el carro del sensor, mediante un motor y un mecanismo de tracción. Una lámpara o conjunto de lámparas (tecnología CCD), o una combinación de diodos LED (tecnología CIS), proyectan luz sobre el original; ésta rebota, transportando ya la información de la superficie, y llega hasta el sensor directamente en el caso de los sensores CIS o mediante un juego de espejos y lentes de enfoque en los CCD.
Para poder generar una imagen en color antes tenemos que descomponer la luz reflejada en canales primarios de color, rojo verde y azul, para después volver a generarla, esta vez en formato digital. El proceso seguido por el escáner para lograrlo varía según el tipo de sensor.
- Sensores CCD: hay que distinguir entre dos formas de adquisición, de una pasada o de tres pasadas. La primera es la que utilizan los modelos domésticos, mientras que la de tres pasadas está reservada a equipos más profesionales debido al mayor realismo que ofrece en los colores.
La diferencia principal radica en que en la tecnología de tres pasadas dispone de un único sensor que realiza la adquisición de la imagen escaneando los tres colores principales por separado en tres pasadas. La descomposición de la luz en este caso se realiza a través de tres filtros que dejan pasar únicamente uno de los colores primarios en cada caso. El modo de una única pasada utiliza tres sensores diferentes, uno para cada color. La luz es dividida a través de un prisma o directamente se utilizan tres lámparas: roja, verde y azul. El prisma o las tres lámparas proyectan un haz de color primario en cada uno de los sensores a la vez, por lo que la adquisición se puede realizar en una única pasada.
Una vez que la luz incide en el sensor CCD, éste genera unas tensiones analógicas que se deben convertir en información digital. Para ello se utilizan unos conversores analógico/digital, que interpretan el nivel de tensión de entrada devolviendo un valor digital. Según el tipo de conversor utilizado, el valor de salida tendrá un número específico de bits que serán los que indiquen la profundidad de color del escáner. Por ejemplo, si el conversor soporta hasta 12 bits, la paleta de colores que podrá ofrecer el escáner será de 36 bits, 12 multiplicado por los tres canales de color prima-rios, ya que cada uno de los píxeles o puntos que componen la imagen está compuesto por la mezcla de tres puntos (rojo, verde y azul).
- Sensores CIS: son mucho más simples que los CCD, no tienen elementos ópticos, ni espejos ni lentes. Una banda de sensores alineados ocupando todo el ancho del carro del escáner recoge la luz directamente reflejada del original. Para generar los tres canales de color primarios, en vez de lámpara, utiliza tres filas de diodos LED, rojos verdes y azules. El sensor, en realidad, tiene que realizar tres adquisiciones distintas cada vez, adquiriendo en cada una de ellas un canal de color. Esto lo hace, en teoría, ser má

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información