| Artículos | 01 JUL 2009

Compactas de gama alta

Tags: Histórico
Alfonso Casas y Daniel Comino.
Algunos modelos compactos de gama alta incorporan ciertas reminiscencias de sus hermanas mayores, las réflex digitales, tanto a nivel estético como de funcionalidad, aunque, en algunos casos, también tendremos que renunciar, en parte, a ciertas ventajas tradicionales, como es su tamaño compacto y su peso.

Contrariamente a lo que podríamos esperar, algunos modelos de cámaras compactas en la gama alta están muy próximos (en cuanto a prestaciones y capacidades) que la mayor parte de modelos réflex de gama baja. Lógicamente, un modelo compacto no permitirá, en condiciones generales, aplicar niveles de creatividad tan altos como una réflex, pero sí aprovechará ciertas funcionalidades avanzadas, lo que siempre resulta una ventaja adicional. Eso sí, como es lógico, cuanto más avanzadas sean sus funciones, en mayor medida tendremos que renunciar a su cuerpo compacto y a su ligereza. A continuación, presentamos cinco cámaras compactas que proporcionan grandes capacidades de personalización y calidad.


Canon Powershot SX 1 IS
Probablemente uno de los modelos (si no el que más) de referencia dentro de la familia de cámaras compactas de gama alta en Canon sea el modelo SX1 IS, que ahora nos ocupa.
Bastante ligera (tiene un peso de 696 gramos) y compacta (mide 9 x 12,6 x 8,9 centímetros con el objetivo plegado), lo que facilita el manejo incluso con una mano, puesto que la mayor parte de funciones que incluye para manejar la cámara se encuentran al lado derecho, fácilmente alcanzables con una mano, así como su empuñadura, robusta, que se complementa, además, con un peso compensado. Cuenta con un sensor CMOS con capacidad para realizar capturas de hasta 10 megapíxeles (con un tamaño máximo de imagen de 3.840 x 2.160 puntos por pulgada) y un objetivo de 5 - 100 mm (equivalente a un 28 - 560), que le aporta un zoom de 20 aumentos en modo óptico. En este caso, el estabilizador de imagen está ya incluido, lo que, sin duda, resulta una ayuda adicional.
En lo que se refiere a la configuración de los modos, esta SX1 IS incorpora una rueda muy similar a la de algunas versiones réflex, donde podemos acceder directamente a los distintos modos de disparo (retrato, automático, paisaje o deporte, por ejemplo). Además de esto, con el fin de mejorar el manejo del zoom, contamos con un control que nos permite alejar o acercar la imagen, aunque al tratarse de un control semiautomático, no de botón (como ocurre, por ejemplo, con el modelo de Kodak), es menos preciso en cuanto a respuesta y enfoque. Además, en la parte superior de este control tenemos el disparador, aunque únicamente es válido para fotografías, ya que para la grabación de vídeo tenemos que dirigirnos al que está situado en la parte trasera.
La zona posterior queda dominada por una pantalla gran panorámica de 2,8 pulgadas a color que nos permite visualizar tanto los menús como las capturas en formato panorámico nativo. Aunque inicialmente está plegada, ésta se abre hacia fuera y nos permite girar hasta 180 grados hacia delante y 90 hacia abajo, lo que nos facilita la visión de las capturas en casi cualquier condición.
Además de la pantalla, el cuerpo en su parte trasera también cuenta con un controlador de acceso varias funciones (modo macro, ISO o ráfaga, por ejemplo), pero además añade la posibilidad de navegar entre los menús y las capturas de forma muy rápida, gracias a su rueda giratoria (como si de un iPod se tratara), característica heredada de algunos modelos réflex profesionales.
A nivel de rendimiento dispone del procesador Digic 4, que aporta más capacidad de procesamiento, mejoras en la reducción de ruido al tomar capturas con un ISO alto, capacidad para detectar caras en modo Live View, así como soporte para codificación de vídeo en formato Full HD (1.920 x 1.080 puntos) mediante H.264 (con resultados bastante dignos, tratándose de una cámara fotográfica), aspectos, todos ellos, que incorpora esta PowerShot SX 1 IS. Otro aspecto mejorado es la capacidad de procesamiento en modo ráfaga, que ahora nos permite disparar algo más de una foto por segundo en modo JPEG (también permite disparar en RAW, aunque para ello es necesario descargar el último firmware del producto).
Una vez encendida, los menús son bastante sencillos e intuitivos, de hecho están organizados por colores y por tipos de configuración (aspectos referentes a la captura, configuración general o sobre los modos, temas o sonidos del panel). Junto a esto también se incluye un apartado adicional, denominado Mi Menú, que nos permite situar las opciones que más utilizamos en nuestro caso, de tal forma que podamos acceder a ellas de forma directa. Otro aspecto interesante es que cuando realizamos un disparo, el propio panel (también el visor), nos muestra, de forma instantánea, las propiedades de la captura (el tamaño del fichero, la resolución, fecha y hora o el ISO personalizado), así como una tabla de niveles que nos permite, de un vistazo, comprobar la calidad de nuestras fotografías.
Por otra parte, en lo que se refiere a la conectividad con el exterior, esta SX1 IS dispone de puerto HDMI, mini USB y salida de vídeo analógico, así como entrada de audio.
Por último, un aspecto importante es que a la hora de comprar el producto no encontraremos tarjeta de memoria en su interior (acepta formato SD), algo que otros modelos sí incorporan (tampoco integra cable HDMI). Asimismo, tratándose de modelos de un cierto coste, desde nuestro punto de vista sí comienza a ser interesante plantearse el hecho de incluir una batería recargable, ya que las pilas (que tampoco encontraremos en el modelo de Canon al adquirirla), se nos antojan insuficientes e ineficientes. En su lugar sí encontramos el cable USB para conectarlo al PC y un mando a distancia para controlar remotamente el dispositivo.

Lo mejor: Grabación en Full HD
Pantalla LCD Pivotante
Lo peor: Alimentación pilas AA


Kodak Easyshare Z980
Resultan interesantes las cámaras digitales que logran agrupar todos sus botones de control junto a la zona de la empuñadura de la cámara, con el fin de poder manejarla por completo utilizando una sola mano, dejando la otra libre para la sujeción o llevar a cabo otros menesteres. Éste es el caso del modelo EasyShare Z980 tope de gama de Kodak, dejando en el lado izquierdo tan sólo el botón que habilita o desactiva la visualización en la pantalla LCD de 3 pulgadas para basar el enfoque de las imágenes en el visor. Un punto a su favor, que se ve reforzado cuando tenemos en cuenta que es uno de los modelos más ligeros de los comparados, apenas medio kilo para que no resulte pesada en las tomas de gran tiempo de exposición.
La Kodak también madura este factor y ofrece un botón dedicado para habilitar la captura de imágenes con la cámara en posición vertical. Otro botón dedicado, ubicado en la parte baja de la empuñadura, hace las funciones de disparador, aunque a diferencia del modo horizontal, el manejo del zoom con el pulgar no ofrece una posición lógica y cómoda de la mano. En este punto, es mejor enfocar y posteriormente girar la cámara para pasar al modo vertical. El resto de botonera viene complementado por la función de flash, el retardo en la captura, y la conmutación en los modos de escena, algo que se agradece, ya que no será necesario recurrir al menú de la cámara.<

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información