| Artículos | 01 JUN 2001

Cómo montar una pequeña red con un concentrador

Tags: Histórico
José C. Daganzo.
Cuando adquirimos un segundo ordenador solemos dejar de lado el PC que en otras ocasiones fue nuestro mejor compañero, e incluso cambiamos de S.O. La mejor solución para no dejar en el olvido ningún PC es construir una pequeña intranet en nuestro domicilio, y mediante un concentrador ir añadiendo sucesivamente equipos.

El uso de un concentrador o hub va a permitirnos crear una intranet de manera muy sencilla, permitiéndonos incorporar múltiples equipos a nuestra red con un esfuerzo mínimo, además de las innumerables ventajas que estas redes ofrecen a la hora de compartir archivos, impresoras y recursos, lo que aumenta la productividad de nuestras labores de manera considerable.
Existen muchas maneras de comunicar dos equipos entre sí y crear una pequeña red: mediante una solución inalámbrica, por medio del módem, mediante USB, por medio del puerto serie o paralelo, y la que abordaremos en este artículo, crear una pequeña intranet mediante un concentrador. La mejor opción es crear una red por medio de un hub porque nos va a proporcionar unas velocidades de transmisión notablemente superiores al resto de conexiones mencionadas.
A la hora de elegir el concentrador tenga en cuenta varias cosas: que soporte redes Fast Ethernet, que tenga suficientes conectores para comunicar a todos nuestros equipos y que admita la conexión de otro hub más en una de sus conexiones por si deseamos ampliar en un futuro nuestra red.
El uso de un concentrador nos permite conectar varios dispositivos (dependiendo del número de conexiones que nos proporcione). Para nuestro artículo vamos a configurar una red local con dos equipos por medio de un hub, lo que nos va a permitir compartir recursos entre dichos equipos sin ningún tipo de problema.

1- Comprobar las conexiones
Lo primero que deberá de hacer es comprobar que cada uno de los equipos a conectar disponga de conexión RJ-45. En caso de que alguno de ellos no tenga dicha conexión deberá proporcionársela, bien mediante una tarjeta de red PCI en el caso de los sobremesa o mediante un adaptador de red PC Card (aunque la mayoría de los portátiles incluyen dicha conexión de serie). La instalación de estos dispositivos es bastante sencilla: apague el PC, pinche la tarjeta en una ranura PCI y, cuando encienda el ordenador, Windows deberá detectar el nuevo dispositivo, y nos pedirá sus controladores. Si el sistema operativo no detectara el nuevo dispositivo, realice los siguientes pasos: InicioConfiguraciónPanel de ControlAgregar o Quitar Hardware; esto lanzará un asistente que le permitirá instalar la tarjeta sin problemas.

2- Preparar los cables para conexión LAN
Llegados a este punto podemos hacer dos cosas, comprar los cables o crearlos. Si quiere aprender a hacer los cables, siga las instrucciones que a continuación se detallan, pero si tiene mucha prisa o simplemente no quiere hacerlos, pase al punto número 3. Estos cables se pueden comprar en cualquier tienda de electrónica/informática: dos cables ya preparados de 2 metros cada uno vienen a costar unas 4.000 PTA (24,04 euros). Aunque es más económico comprarlos hechos, realizarlos es bastante fácil y además conservará la crimpadora para realizar más trabajos en el futuro.
Constuir los cables no requiere ninguna experiencia, sólo necesita comprar 4 metros de cable de par trenzado sin apantallado para LAN (unas 200 PTA, 1,20 euros), cuatro conectores RJ-45 (unas 200 PTA, 1,20 euros) y una crimpadora (unas 5.000 PTA, 30,05 euros).
Primero: pele el cable trenzado y localice los cuatro pares (naranja, azul, verde y marrón, con su correspondiente cable trenzado).
Segundo: coloque los cables según la ilustración e introduzca dichos cables fuertemente en el conector RJ-45 hasta llegar al final del conector, según aparece en la fotografía.
Tercero: ahora coja la crimpadora y apriete con fuerza hasta que los pines del conector corten los cables y la conexión se realice. Ahora ya dispone del cable para su LAN.

3- Comprobar los cables
Después de comprar/elaborar los cables hay que comprobar que funcionan correctamente. Para ello bastará con conectar el cable entre el concentrador y el PC, y comprobar que la conexión es correcta, ya que si el cable no funciona bien el LED verde de la tarjeta no se iluminará (no tendremos link). También podemos comprobar la integridad de nuestro cable mediante el disquete que suele acompañar a las tarjetas de red. Dicho disco trae consigo normalmente un programilla que testea el estado de la conexión del cable, que deberá ejecutarse en los dos puestos para comprobar su correcto funcionamiento. Opcionalmente podemos usar un tester para cables de red, muy útil para comprobar cables y detectar si existe algún error.

4- Montar el concentrador
Ya estamos finalizando el proceso de instalación. Conecte un cable LAN en cada uno de los equipos a comunicar, y ahora coja los extremos de cada uno de los cables y llévelos hasta el hub, encienda el concentrador y compruebe que los LED correspondientes a las ranuras donde insertó sus cables tienen link (se encienden). Si quiere llevar el cable por la habitación sin que le moleste, puede utilizar canaleta para guiarlo más fácilmente.

5- Configurar el Sistema Operativo
Finalizaremos configurando el protocolo TCP/IP en cada uno de los equipos. Para ello haga clic sobre InicioConfiguraciónPanel de ControlRed. Ahora acceda a las Propiedades de TCP/IP, y una vez aquí marque la casilla de Especificar una dirección IP:, donde tendrá que especificar la Dirección IP: y la Máscara de subred:. La dirección IP para el primer equipo será 192.168.0.1 y su máscara será la 255.255.255.0, mientras que el segundo equipo la IP será la 192.168.0.2 y la máscara será de nuevo 255.255.255.0. Esto se corresponde con una intranet de tipo C reservada para no tener conflictos al conectarnos a Internet.
Hecho esto, identifique a sus equipos. Para ello, siga esta secuencia: InicioConfiguraciónPanel de ControlRed. Una vez aquí, pulse sobre la pestaña Identificación, e indique Nombre del PC: por ejemplo; PCWorld1 para el primer sistema y PCWorld2 para el segundo, mientras que el Grupo de trabajo: dependerá de nosotros, pero en ambos equipos ha de ser el mismo para poder compartir archivos correctamente. También es necesario activar las dos opciones que aparecen dentro de Compartir archivos e impresoras... en la opción Red.
Si tiene un equipo con Windows 95, es posible que necesite instalar el protocolo TCP/IP. Seleccione InicioConfiguraciónPanel de ControlRedAgregar protocolo, y llegado a este punto sólo resta seleccionar el protocolo TCP/IP y Windows nos pedirá los controladores y reiniciar la máquina.
Únicamente queda comprobar que todo funciona correctamente. Para esto utilice el comando Ping, bien desde InicioProgramasMS DOS o desde InicioEjecutar, de esta forma: ping 192.168.0.2, para que el sistema nos informe del estado de dicho PC (PCWorld2). Otra forma consiste en hacer doble clic en Entorno de red, y debería aparecer un icono con todos los equipos conectados a la red. Pulse F5 para actualizar, pues muchas veces no se ven los equipos si no refrescamos la red.


Beneficios: Podrá compartir recursos de manera rápida y fiable entre varios equipos.
Coste: (1) ó (2) Dependiendo del tipo de concentrador y si se realizan los cables.
Tiempo requerido: (1)
Nivel de experiencia: (3)
Herramientas necesarias: Concentrador, tarje

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información