| Artículos | 28 FEB 2008

Cómo mantener el spam alejado de sus sistemas

Tags: Actualidad
Encarna González

Los crecientes e incesantes volúmenes de mensajes de correo electrónico no deseado (spam) que cada día han de gestionar los usuarios de los sistemas de mensajería on-line hacen necesario la falta de encontrar una solución a esta problemática.

Algunas empresas sostienen que el volumen de correo spam que llega diariamente a las bandejas de entrada de los sistemas de correo electrónico alcanza el 90 por ciento del total de los mensajes de correos electrónicos. Esto, sin duda, conlleva unos costes a las empresas difíciles de calcular pero que son claros debido a la reducción del ancho de banda que causan en los sistemas, así como la posibilidad de liminar mensajes de correo electrónicos importantes por equivocación al querer borrar muchos de ellos con rapidez.

Ante esta preocupación, GFI, firma dedicada al desarrollo de soluciones de seguridad de red, seguridad de contenido y mensajería, ha hecho públicas una serie de directrices con la mirada puesta en ayudar a los administradores y responsables de sistemas, qué deben de tener en cuenta a la hora de elegir una solución de seguridad con la que evitar la entrada de spam en sus sistemas.

En concreto, desde GFI apuntan que a la hora de escoger un software anti-spam idóneo que bloquee todos aquellos mensajes de correo electrónico no deseado se debe mirar que sea una solución específica basada en servidor. La apuesta de la compañía por este tipo de soluciones se basa en el hecho de que su instalación en la pasarela (gateway) elimina todos aquellos pasos que implican la implantación de soluciones basadas en escritorio, así como su administración. 

Además, en opinión de los responsables de GFI, las licencias son más económicas y es un software que contiene más información y, por ende, mayor capacidad para detectar con más eficacia el spam. Es por ello que, para esta compañía, las soluciones anti-spam basadas en servidor previenen que el spam entre en las infraestructuras de correo, lo que significa que los “almacenes” de correo no estarán llenos de este de mensajes de correo electrónico no deseado.

Junto a estas características, la incorporación de un filtro Bayesiano, un mecanismo que utiliza una aproximación matemática para detectar spam en los mensajes de correo electrónico, es otro de los puntos clave que los responsables de seguridad deben tener en cuenta a la hora de controlar estos mensajes de correo electrónico no deseado.

Con todo ello, la idea es que la solución antispam escogida sea lo más efectiva posible y permita gestionar estos mensajes de forma rápida y eficiente. Esto permitirá que los responsables de administración de sistemas no tengan que destinar mucho tiempo a la administración del sistema de mensajería, algo a menudo también facilitado por la instauración de una serie de reglas que permiten que, una vez detectados los mensajes calificados como spam, éstos vayan directamente a una carpeta determinada donde se van almacenando y el usuario debe vaciar manualmente y de forma periódica. No obstante, disponer de un software que permita clasificar el spam en diferentes carpetas en función de por qué ese mensaje de correo electrónico es considerado spam

Asimismo, la creación de listas blancas es otra cuestión que, desde GFI hay que tener muy en cuenta. Estas listas permiten tener identificadas a todas aquellas personas de las que deseas recibir mensajes de correo electrónico, por lo que éstos nunca serán catalogados como spam si proceden de estos usuarios.

Con todo ello, desde GFI se muestran confiados en que la lucha contra los mensajes de correo electrónico catalogados como spam no está del todo perdida. Seguir estos consejos puede ayudar a acabar con ellos.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información