| Artículos | 01 ABR 2005

Cómo librarse del spam

Tags: Histórico
Blanca Salvatierra.
El spam se ha convertido en la lacra del correo electrónico. son muchos los usuarios que ven cómo su bandeja de entrada se llena cada día de mensajes no solicitados con publicidad, ofertas, promociones e información comercial de todo tipo. en este artículo práctico vamos a ver varias fórmulas para librarse de ellos.

BENEFICIOS: Dejar de recibir mensajes no deseados que saturan nuestro buzón.
TIEMPO REQUERIDO: 20 minutos
NIVEL DE EXPERIENCIA: Medio
COSTE: 39,95 ¤ (Norton Antispam 2005)
HERRAMIENTAS: Ninguna

Se calcula que entre el 60% y el 80% de los mensajes que se reciben son spam. Se trata de una práctica perjudicial tanto para el receptor, que ve cómo su buzón se llena cada día de mensajes inútiles, como para el emisor, ya que el nombre de su producto se asocia al tan denostado spam.
La opción más conveniente para intentar librarse del spam es aplicar filtros (los que proporciona el propio programa de correo electrónico o un programa externo). En este artículo práctico vamos a ver tanto la utilización de filtros como en qué consiste un antispam y cómo configurar ambos adecuadamente. Para ello hemos utilizado Norton Antispam 2005, aunque podemos emplear cualquier herramienta de este tipo, pues básicamente su funcionamiento es parecido. Además de ello, también vamos a detallar una serie de consejos que pueden evitar que nuestra dirección forme parte de esas interminables listas de e-mails publicitarios. Y, sobre todo, veremos cómo actuar cuando recibamos un correo electrónico de este tipo.

1- Filtro del gestor de correo
El filtrado de los mensajes de correo electrónico no deseado variará en función del gestor que utilicemos. En Outlook 2003 el filtro de correo no deseado está activado por defecto, aunque configurado en un nivel bajo, y sustituye a las reglas para filtrar mensajes que tenían las versiones anteriores de este gestor. El mensaje que el programa considere como spam, se moverá de forma automática a la carpeta Correo electrónico no deseado. Esa característica permite la revisión de los mensajes por si alguno fuera almacenado en ella por error. Es recomendable revisarla con regularidad.
Si al revisar esta carpeta vemos que Outlook ha considerado como spam un mensaje que no lo era, podemos indicar al programa que no vuelva a considerar como correo no deseado los mensajes provenientes de ese remitente. En ese caso, pulsaremos con el botón derecho sobre el mail y seleccionaremos Correo electrónico no deseado. Las cuatro primeras opciones que encontraremos nos van a permitir configurar opciones específicas tanto para este mensaje como para los relacionados con él. Así, podemos configurar que el remitente de ese mensaje sea considerado siempre como alguien no seguro mediante la opción Agregar el remitente a la lista de remitentes bloqueados o que sus mensajes cambien de carpeta y permanezcan siempre en la Bandeja de entrada porque se trata de un mensaje que no es spam (Agregar el remitente a la lista de remitentes seguros). A partir de ese momento, sus e-mails permanecerán siempre en la Bandeja de entrada, sin que tengan lugar más confusiones. Por otro lado, también es posible que el mensaje haya sido considerado spam por Outlook no tanto por su contenido como por el dominio al que pertenece su correo electrónico. En ese caso, activaremos la opción Agregar el dominio del remitente a la lista de remitentes seguros.

2- Opciones del correo no deseado
Si la recepción de nuestros mensajes va a depender únicamente del filtro de Outlook, es conveniente que revisemos sus opciones y las configuremos a medida. Para ello, podemos hacer clic con el botón derecho del ratón sobre un mensaje, ir hasta Correo electrónico no deseado y pulsar sobre Opciones para el correo no deseado. La pestaña Opciones muestra los niveles de seguridad disponibles. Cada uno de ellos incluye una pequeña explicación de lo que supone, por lo que no los detallaremos. Simplemente tendremos en cuenta que cuanto más alto configuremos el nivel de protección más probabilidades hay de que correos que no son spam terminen en esa carpeta. Pero, por otro lado, será muy difícil que un correo no deseado aparezca en nuestra Bandeja de entrada. Hay que tener presente la última opción que aparece en esta ventana. Por un lado, si recibimos mucho spam quizá sea conveniente activarla, pero desde aquí no lo recomendamos. Con ella conseguiremos que la carpeta de correo no deseado esté siempre vacía, ya que Outlook borrará estos mensajes. Pero borrará todos los sospechosos de ser no deseados, por lo que si él interpreta que alguno lo es, lo borrará directamente. Esto puede ocasionarnos a largo plazo más inconvenientes que ventajas.
El resto de las pestañas de esta ventana permiten agregar directamente (sin tener que recibir ningún e-mail de su parte) las direcciones de correo electrónico de las personas que consideramos remitentes o destinatarios seguros y remitentes bloqueados. Si deseamos especificar estas direcciones, en primer lugar marcaremos la pestaña que necesitamos y pulsaremos sobre Agregar. Si estas opciones se utilizan de forma correcta (lo que requiere un trabajo minucioso con las direcciones o dominios) podemos estar seguros de que habremos solucionado en buena parte el problema del spam.

3- Instalación de un antispam
Podemos recurrir a la instalación de un programa específico externo a nuestro gestor de correo para librarnos del spam. Si contamos con un antivirus, es más que probable que nos ofrezca una opción para acabar con el spam. En el caso de que no sea así, recomendamos adquirir el antispam del mismo fabricante que ya nos provee del antivirus.
El paso más importante de la instalación es la integración con nuestro gestor de correo electrónico. Una vez que hayamos instalado Norton AntiSpam, cuando volvamos a abrir Outlook, nos aparecerá una ventana en la que se nos pregunta si estamos dispuestos a esa integración. Pulsaremos sobre Sí y, una vez hecho esto, el programa agregará una serie de botones adicionales en la barra de herramientas de Outlook para que podamos clasificar el correo. Si realizamos la clasificación de mensajes mediante estos botones, al igual que nos pasaba con las opciones de Outlook, estaremos no sólo clasificando el mensaje en cuestión sino también configurando el motor que identificará los mensajes en posteriores ocasiones. Si marcamos un mensaje que no ha sido considerado como spam siéndolo, veremos cómo se encuentran activadas todas las opciones a excepción de Esto no es spam. Si fuera al revés y el e-mail se encontrara dentro de Carpeta Norton AntiSpam, veríamos cómo están disponibles todas las opciones a excepción de Esto es spam, en una clara regla lógica. Al seleccionar un mensaje y pulsar sobre la opción correspondiente, el mensaje se moverá a la carpeta de spam o a la Bandeja de entrada.

4- Opciones y configuración
Aunque es posible comenzar a trabajar sin haber visualizado la configuración del antispam, es conveniente estudiarla y hacer sobre ella los cambios necesarios. Para ello, pulsaremos sobre el botón Abrir Norton AntiSpam. Nos aparecerá una ventana principal desde la que podemos controlar todos los aspectos, desde las opciones de configuración hasta la ayuda y las estadísticas. Pulsando sobre Opciones tendremos acceso a todas las posibilidades del programa. Aunque podemos utilizar esta pantalla para esta

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información