| Artículos | 01 FEB 2004

Cómo encontrar software gratuito

Tags: Histórico
La descarga de software gratuito es una de las ventajas más importantes que proporciona una conexión a Internet. La Red ofrece un sinfín de aplicaciones gratuitas; saber qué necesitamos, dónde y cómo buscarlo es fundamental para evitar sorpresas desagradables.

Si no lo tenemos claro, buscar software gratuito se puede convertir en una tediosa sucesión de descargas e instalaciones para terminar conformándonos con un programa que no cumple con nuestras expectativas, o lo que es peor, desistir en el intento.
No siempre es posible encontrar el programa gratuito que se adapte a nuestras necesidades, hay ocasiones en las que sencillamente ese programa específico no existe. Otras veces, el desconocimiento y la falta de escrúpulos de unos pocos puede llevarnos a situaciones más o menos comprometidas, ya sea por descargar aplicaciones de dudosa legalidad o por obtener programas que incluyan código malicioso que pueda poner en peligro nuestra seguridad y privacidad en la Red.
A continuación le mostramos las claves necesarias para buscar la aplicación que necesita, evitando en la medida de lo posible descargas inútiles y otros problemas.

¿Qué programa necesito?
Es la primera pregunta que debe hacerse. Qué características necesita que tenga su programa, no sólo en lo referente a funcionalidad, también son importantes las posibles actualizaciones y mejoras, compatibilidad con diferentes sistemas operativos, documentación y soporte técnico.
Estos aspectos quizás resulten triviales en el caso de una herramienta sencilla, pero imagine por un momento una aplicación de contabilidad empresarial o un programa de gestión de nóminas. Analice cuidadosamente si realmente es una alternativa viable una aplicación gratuita para sus necesidades. Si bien la experiencia de estos últimos años ha demostrado que existen alternativas gratuitas serias y eficaces -por ejemplo, las distribuciones del sistema operativo GNU/Linux y muchas de sus aplicaciones- el ahorro económico puede salirnos caro si la documentación y el soporte técnico de una aplicación crítica son insuficientes.
Por otro lado, es más que probable que trabaje con programas comerciales de los que realmente sólo utiliza un pequeño número de opciones. En este caso quizás debería plantearse la posibilidad de sustituirlo por una herramienta gratuita que permita llevar a cabo esas tareas sencillas, con la ventaja que supone ahorrarse el coste de las licencias comerciales.

¿Dónde y cómo lo puedo encontrar?
Hay diferentes caminos para localizar programas gratuitos en la red: portales especializados, buscadores, servidores FTP, redes P2P, etc. Independientemente del camino elegido, contar con una buena estrategia de búsqueda es casi más importante que la herramienta utilizada.
Tenga en cuenta que buscar software gratuito supone navegar por lo más variopinto de la Red. Para evitar sorpresas desagradables debería antes de nada actualizar su antivirus y proteger el equipo con un cortafuegos (firewall). Aunque esté descargando programas desde un sitio fiable no ejecute el fichero descargado hasta comprobar que está libre de virus y otros elementos no deseados (ver cuadro ¿Spyware? ¡No, gracias!).
A continuación le presentamos los métodos habituales para localizar aplicaciones gratuitas en la Red. Le recomendamos que, como norma general, siga este orden para buscar sus programas.

Sitios especializados en software gratuito
Sin duda la forma más rápida, segura y sencilla de buscar programas gratuitos en la Red. Actualmente son muchos los sitios web dedicados a recopilar aplicaciones gratuitas. Sin embargo, casi todos comparten diseño y funcionalidades similares.
Se organizan principalmente en categorías según la temática de las distintas aplicaciones y el sistema operativo para el que han sido desarrolladas, de manera que localizar un programa es una tarea muy sencilla. Además, la mayoría de estos sitios incluye un buscador de texto con el que podremos localizar un programa concreto siempre y cuando conozcamos su nombre o alguna palabra clave.
Dentro de las categorías existe un listado con descripciones breves explicando las características principales de cada programa y una valoración global. Seleccionando una aplicación concreta se accede a una pequeña ficha donde podremos ver toda la información necesaria: descripción, captura de pantalla del programa, fecha de publicación, tamaño del fichero de descarga, sitio web del desarrollador o fabricante, compatibilidad con otras plataformas, y datos sobre la licencia y condiciones de uso.
Una opción muy útil para decidirnos por una u otra aplicación es consultar la valoración y comentarios publicados por otros usuarios que descargaron el programa. El número de veces que ha sido bajada una aplicación puede ser un dato muy significativo para sacar nuestras propias conclusiones.
Siempre que descargue programas desde estas páginas es recomendable consultar también la dirección del desarrollador para ampliar información sobre las características del programa, y leer atentamente las condiciones y limitaciones de la licencia –vea el cuadro Licencias de software-.
Muy importante: desconfíe siempre de sitios web que anuncian recopilaciones de programas gratuitos pero le obligan primero a descargar algún tipo de “complemento adicional” para navegar por sus páginas: suelen enmascarar los temidos dialers que establecen costosas conexiones telefónicas para acceder a sus páginas.

Buscadores de Internet
Los buscadores de Internet pueden ser una poderosa herramienta para localizar programas gratuitos. Principalmente se dividen en tres tipos: directorios temáticos, motores de búsqueda y metabuscadores.
Los directorios temáticos funcionan como un catálogo de direcciones clasificado en diferentes categorías. Toda la información se recopila y organiza manualmente, y en la mayoría se evalúan los sitios web antes de incluirlos en una determinada categoría. Por este motivo, y pese a no tener grandes bases de datos, ofrecen muy buenos resultados. Su manejo es sencillo y son útiles para búsquedas generales por tema.
Los robots o motores de búsqueda analizan constantemente la web para añadir todo tipo de páginas a sus índices. Almacenan una copia de las páginas rastreadas que actualizan frecuentemente, pero no ordenan ni organizan la información recopilada. Las búsquedas pueden ser algo más complejas que en un directorio debido a la gran cantidad de resultados devueltos. Su uso es recomendable para información especializada y actualizada.
Los metabuscadores no disponen de base de datos propia, utilizan otros motores de búsqueda para llevar a cabo el rastreo de la web. Su éxito depende del número de robots disponibles en un determinado momento. Normalmente se emplean como último recurso en búsquedas complejas.
Como consejo general, en cualquier buscador utilice siempre varias palabras clave y sinónimos para evitar enormes listados de resultados irrelevantes. Escriba siempre en minúsculas y sin acentos encerrando entre comillas las frases que quiera buscar completas. La mayoría de buscadores aceptan los operadores and, or y not, que le serán de gran utilidad para combinar palabras y limitar el número de resultados devueltos.

Servidores FTP
Los servidores FTP son la fuente más importante de recursos gratuitos que existe

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información