| Artículos | 01 MAR 2007

Cómo elegir teléfonos inteligentes y PDA

Tags: Histórico
Similares en funciones y prestaciones, diferentes en importantes detalles
Pablo Oliveira.
Los nuevos desarrollos en el campo de la movilidad centrados en las tecnologías convergentes han llevado a que en la actualidad diferentes dispositivos realicen funciones muy similares. Con el objetivo de viajar ligeros de equipaje y centrar en un solo aparato el trabajo, las necesidades de comunicación y el ocio, los profesionales móviles deben conocer cuál es el dispositivo que mejor se ajusta a sus necesidades. En la actualidad parece que la línea trazada entre los teléfonos inteligentes y las PDA está cada día menos definida. Los usuarios quieren transmitir voz y datos desde el mismo dispositivo.

Todos los fabricantes de dispositivos móviles, grandes y pequeños, con cada presentación de producto, con cada gama o familia de dispositivos, con cada modelo de terminal, se afanan en ofrecer más y más funciones a medida que aparecen en el mercado nuevas tecnologías. Los usuarios profesionales, por su parte, buscan también el dispositivo ideal, que responda a todas sus necesidades de trabajo, comunicación y ocio mientras realizan sus labores diarias lejos de la oficina. Todos, fabricantes y profesionales, están de acuerdo en que el dispositivo ideal para cubrir estas necesidades tiene que reunir múltiples funciones, resultar fácil de manejar, cómodo de transportar, pequeño, compacto, tiene que ser compatible y conectable y disponer de mucha autonomía.
Después del éxito cosechado por los ordenadores portátiles, que han demostrado ser una de las herramientas más versátiles para el trabajo con aplicaciones y documentos, los profesionales móviles se han dejado encandilar por las virtudes de las PDA y los avanzados teléfonos inteligentes, sobre todo por sus dimensiones y peso. Durante un tiempo, estos dispositivos han convivido debido a que unos incorporaban funcionalidades que los otros no poseían. Sin embargo, esta duplicidad ha obligado al usuario a tener que llevar siempre consigo diferentes aparatos. Lentamente, los pequeños ingenios portátiles se han popularizado y, en parte, esto es debido a que han ido resolviendo estas necesidades y haciéndose cargo de funciones que, en principio, no les correspondían. De este modo, se han diluido casi por completo las definiciones que apuntaban hacia qué consiste una PDA y qué es un teléfono inteligente o SmartPhone. Hoy, ciertamente, todos son dispositivos para la comunicación, el trabajo y el ocio móvil.

La voz de los profesionales móviles
Los trabajadores móviles procuran que sus constantes desplazamientos se realicen con la mayor comodidad posible. Y en esta comodidad se incluyen los dispositivos móviles, como ordenadores portátiles, PDA o teléfonos móviles, y sus necesarios accesorios. Como fruto de esta búsqueda han surgido todo tipo de ingenios por parte de los fabricantes para facilitar el transporte de estas herramientas. Pero más allá de maletines, carteras y cargadores universales, la innovación se centra en dos ideas: la unión de diferentes tecnologías (voz y datos) en un solo dispositivo y la reducción de las dimensiones de éstos. Así es como surgen productos que permiten al usuario aprovechar los últimos avances en servicios móviles tanto para su trabajo como para el ocio. Dejando a un lado los ordenadores portátiles que aún centran sus prestaciones mayoritariamente en el propio trabajo informático de gestión de documentos, los últimos compañeros de viaje de los profesionales móviles son las vanguardistas PDA u ordenadores de bolsillo de hoy y los teléfonos móviles, que con avanzadas prestaciones se han convertido en lo que conocemos como teléfonos inteligentes. El diseño de estos dispositivos es fundamental a la hora de elegirlos, pero aún cobra mayor importancia el sistema operativo que incorporen (Symbian, Windows Mobile o Palm OS) y las tecnologías que integren (programas profesionales, diferentes redes de comunicación, aplicaciones como GPS o multimedia), entre otras tecnologías.

Los fabricantes responden
Integración de funcionalidades y tecnologías parece ser la clave que estimula el desarrollo de nuevos dispositivos móviles. En busca de la comodidad, el usuario demanda constantemente disponer sólo de un dispositivo para el trabajo móvil y esta necesidad ha generado el desarrollo de soluciones que fusionan herramientas de trabajo, comunicación y ocio. De este modo, en la actualidad disponemos de plataformas tecnológicas que encierran funcionalidades para las que en principio no habían sido diseñadas. Y la voz cantante en este terreno la tienen, sin duda, los propios profesionales, que han conseguido que los fabricantes atiendan a sus demandas incluso transgrediendo algunas de las habituales fórmulas del mercado.
La dinámica de la integración acarrea consigo una serie de inconvenientes que aparecen en el sentido contrario a lo que los fabricantes han adoptado como una norma a la hora de desarrollar nuevos productos. Esto es: facilidad de uso y precios más reducidos. Aglutinar diferentes tecnologías y funciones en estos aparatos móviles ha llevado a que los fabricantes lancen algunos dispositivos que, por resultar convergentes, no son ni más fáciles de manejar, ni más económicos. Pero la demanda está ahí y ninguno de los grandes actores en este terreno ha querido dejar pasar la oportunidad de resultar innovador, aún a costa de lanzar dispositivos complejos y ciertamente no muy económicos, al menos por el momento.
Sin embargo, los usuarios han preferido comenzar a apostar por estas tecnologías, aún teniendo que aprender a gestionar todas sus funciones y siendo conscientes de que el coste, tanto del dispositivo como de los servicios convergentes, es aún elevado. El argumento de la mayoría de los profesionales es que merecen la pena porque ofrecen mayor comodidad y más prestaciones.

¿Qué prefiere el usuario?
Dilucidar qué dispositivo portátil es el más utilizado entre los trabajadores móviles es una tarea complicada. En esta pugna entre dos, para cubrir lo que demanda la transmisión de voz y datos, parece que las preferencias de los profesionales se reparten entre PDA y teléfonos, aunque estos últimos estén más extendidos. El hecho de que el cien por cien de los trabajadores móviles utilice constantemente un teléfono móvil ha generado también que muchos de ellos hayan decidido cambiar su sencillo terminal para enviar y recibir llamadas por un completo dispositivo inteligente. Así, las PDA u ordenadores de bolsillo son utilizadas por aquellos que requieren un uso extensivo de herramientas de datos. En este terreno, la aparición de la tecnología push e-mail que ofrece BlackBerry y su rápida introducción y aceptación en el mercado ha dado un vuelco en la respuesta comercial por parte de los profesionales. A ello también ha contribuido la aparición de nuevas líneas de producto en fabricantes como Palm o Nokia, que se han volcado en el desarrollo de teléfonos inteligentes que incorporan diferentes posibilidades de comunicación y todo tipo de herramientas para el trabajo y el ocio móvil. Junto con BlackBerry, la línea Treo de Palm, la familia Nseries de Nokia y algunos modelos de SonyEricsson están cambiando el panorama actual de teléfonos inteligentes, combinando aplicaciones avanzadas para la transmisión de datos y diferentes posibilidades de comunicación de voz.
Sesenta y cuatro millones de teléfonos int

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información