| Artículos | 01 MAR 2001

Cómo convertir nuestro disco duro en una unidad extraíble

Tags: Histórico
José C. Daganzo.

Número: 174, Marzo de 2001
Sección:
Práctico
 Página: 266

Cómo convertir nuestro disco duro
en una
unidad extraíble

Si necesitamos un dispositivo que nos permita trasladar fácilmente grandes cantidades de datos, y los métodos más comunes no acaban de satisfacernos, convertir un disco duro en una solución extraíble puede hacer nuestra vida más fácil.

José Carlos Daganzo
jcdaganzo@idg.es

Beneficios: Gran capacidad para mover información y mejora de nuestro PC
Coste:
El precio del adaptador ronda las 3.000 PTA (18 euros)
Tiempo requerido:
Nivel de experiencia:
Herramientas necesarias: Destornillador y pulsera antiestática

La consideración del coste y del nivel de experiencia van de uno a tres iconos que equivalen a un nivel bajo, medio o alto de requerimientos.


En ocasiones necesitamos mover una gran cantidad de datos de un lugar a otro, y para esta labor solemos buscar una manera cómoda y segura. Lo más común pasa por disponer de una unidad regrabadora de CD-ROM y un disco CD-RW, pero esta opción resulta un tanto engorrosa, ya que si sólo queremos mover unos cuantos bytes, el tiempo que tarda en copiarse es muy alto y no es proporcional al espacio que ocupa dentro del CD-RW. También disponemos de unidades removibles, como las unidades Zip de Iomega de 100 MB y 250 MB, las unidades Jaz de 1 ó 2 GB, las unidades SuperDisk (LS-120) con una capacidad de 120 MB y, en menor medida, los magneto-ópticos con capacidades de 128, 230, 640 MB y 1,3 GB. Pero el principal inconveniente de estas otras soluciones es su limitado espacio, ya que si deseamos mover más de 1,3 GB deberemos andar cargando con varios discos removibles.

Si miramos a nuestro alrededor, encontraremos que la mejor solución siempre ha estado allí: un disco duro. Solo existe un problema, cómo hacer que un disco duro pueda desplazarse de un ordenador a otro sin que la información corra peligro. A lo largo de este artículo práctico vamos a explicar cómo convertir un disco duro en una unidad extraíble. Para ello se detallará cómo hacerlo a partir de un disco duro EIDE. Si deseamos usar un disco SCSI el proceso será el mismo, con la salvedad de que deberá poseer una tarjeta controladora SCSI, que la caja adaptadora debe ser para disco SCSI y que a la hora de configurar el disco duro ha de tener un número de identificación distinto al de cualquier dispositivo SCSI del sistema.

Existen varios modelos de adaptadores para convertir el disco duro en extraíble dependiendo del tipo de disco que se vaya a modificar. Dichas cajas se pueden encontrar cualquier tienda de informática o electrónica, y no tienen un precio demasiado elevado. Vamos pues, a comenzar.


1- Compruebe su sistema

Verifique que no existe ningún conflicto interno entre sus dispositivos. Para ello acceda al administrador de dispositivos mediante Inicio-Configuración- Panel de control-Sistema-Administrador de dispositivos y examine los dispositivos de su ordenador en busca de conflictos. Imprimir Subir

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información