| Artículos | 01 SEP 2005

Cómo comprar una impresora

Tags: Histórico
Por muy “expertos digitales” que creamos ser, la mayoría de nosotros necesita llenar de tinta un papel de vez en cuando.

Puede no ser tan glamurosa como el último invento diminuto del mercado, pero esa fiel impresora cubierta de polvo del rincón es el caballo del que muchos dependemos aún. PC World prueba y analiza en profundidad cuatro tipos diferentes de impresoras: de tinta, láser monocromo, láser color y de sublimación. No importa qué clase de impresora esté buscando, aquí le damos la información que necesita para hacer su compra bien informado.

El cuadro general
Para la mayoría de la gente, elegir una impresora implica comparar precio, velocidad y calidad de impresión. Pero como los modelos mejoran, los fabricantes los diferencian de maneras distintas. Las impresoras de tinta, junto a las cámaras digitales, están cambiando nuestra manera de imprimir fotografías. Si están cargadas con tinta y papel especiales para fotografías, las impresoras de inyección de tinta se han convertido en una de las mejores opciones para transformar una imagen digital en una fotografía.
Con respecto a las láser monocromo, cuya calidad de texto es tan alta y uniforme que las copias de prueba de los distintos modelos son prácticamente indistinguibles las unas de las otras, la variedad de características es su punto fuerte. Esto está bien para oficinas con mucho trajín: por ejemplo, gracias a sus bandejas extra de papel y su mayor memoria, las láser pueden imprimir de manera más eficiente; también incorporan drivers de mayor capacidad y permiten de forma más sencilla el control a distancia. Conforme las láser color vayan bajando su precio, más usuarios podrán permitirse añadir color a sus documentos de trabajo. Las impresoras láser color más baratas que hemos podido ver hasta ahora cuestan menos de 400 euros.

Características clave
Velocidad. La guerra publicitaria entre los distribuidores de impresoras ha llegado tan lejos que han acabado anunciando velocidades de impresión realmente sin sentido. A menudo citan medias que se basan en la impresión sólo de los documentos de texto más sencillos o impresos en modo borrador, y algunos no incluyen el tiempo que tarda el PC en enviar el trabajo a la impresora. En cualquier caso, las supuestas velocidades que publican suelen ser dos, tres o más veces mayores que las que podrá disfrutar en una impresión real. En cuanto a los mejores modelos de nuestro ranking, la velocidad de impresión de textos medida variaba de 5,2 a 21 páginas por minuto. Pero en nuestras pruebas, la velocidad de impresión verdadera variaba tan sólo entre 1,9 y 7,2 ppm.
De forma similar, los distribuidores apelaban a velocidades de impresión de gráficos de entre 2,2 y 15 páginas por minuto, mientras que nuestras pruebas nos daban valores entre 0,5 y 1,5 páginas. Aunque estas promesas engañosas también se pueden encontrar en los distribuidores de láser monocromo y color, al menos las velocidades serán superiores. En nuestras pruebas, las láser monocromo imprimían texto entre 10 y 18 páginas por minuto; las láser color imprimían entre 7 y 12 ppm, en torno a un tercio más lento. En cuanto a los gráficos, las velocidades de impresión en color variaban entre 1 y 3 páginas por minuto, hasta ocho veces más lento de lo anunciado.
Calidad de impresión. Prácticamente todas las láser color y monocromo imprimen texto con una precisión imponente. Las láser color imprimen cuadros en color y otros gráficos bidimensionales correctamente, pero no pueden compararse a las de inyección de tinta a la hora de enfrentarse a fotografías. Por contra, aunque las fotos de tinta pueden ser preciosas, especialmente en papel satinado, la mayoría de las impresoras de tinta crean textos algo borrosos e irregulares y no pueden reproducir detalles precisos en dibujos técnicos o gráficos.
Resolución. Las impresoras de tinta generalmente tienen una resolución de color máxima de 2.400 x 1.200 puntos por pulgada (ppp); los modelos más recientes llegan hasta 4.800 x 1.200 ppp. Pero aunque piense imprimir una fotografía a todo color de 10 x 15 cm, no es probable que vaya a apreciar muchas mejoras una vez esté por encima de los 1.200 x 1.200 ppp, lo que está al alcance de cualquier impresora de tinta en el mercado. Además, muchas impresoras utilizan software para interpolar las imágenes y suavizar los tipos de color, rellenar espacios y definir mejor las secciones de mayor detalle. Esas mejoras afectan la calidad de impresión tanto como la propia resolución de la impresora. La mejor manera de determinar la calidad de impresión consiste en no mirar la resolución anunciada, sino imprimir una prueba y juzgar por uno mismo.
Las láser monocromo tienen normalmente una resolución máxima de 600 x 600 ó 1.200 x 1.200 ppp y las láser en color ofrecen una resolución de color máxima de 1.200 x 1.200 ppp ó 2.400 x 1.200 ppp. Incluso estas resoluciones bastante modestas para las láser son suficientes para imprimir texto con precisión y gráficos sencillos.
Coste por página. Para las impresoras de tinta, el coste de la tinta supone el mayor impacto en el precio de la impresora a lo largo del tiempo. Los distribuidores generalmente cobran entre 21 y 38 euros por un cartucho de tres colores y entre 12 y 34 euros por un cartucho negro independiente. Normalmente, cuanto más barato sea un cartucho, menos tinta contendrá, variando entre 300 y 800 páginas por cartucho. Las pruebas de PC World con cartuchos individuales demuestran que una página de texto negro puede costar de 1 a 7 céntimos y una página a color, de 6 a 18 céntimos. Muchos distribuidores ofrecen cartuchos de mayor capacidad: aunque son más caros contienen el doble de tinta, con lo que el precio por página es menor. También hay marcas que venden modelos con cartuchos individuales para cada color en vez de un cartucho para los tres colores. Aunque se ahorran pequeñas cantidades de tinta al reemplazar cada cartucho de manera separada, los cartuchos individuales cuestan un poco más, con lo que, por página, suponen más o menos lo mismo.
Los cartuchos de láser monocromo y color cuestan en torno a 2-4 céntimos por página de texto en negro, pero las láser color tienen cartuchos de tóner distintos para cada color, que pueden costar hasta 250 euros cada uno (menos para el negro). Incluso con un precio tan alto, sin embargo, con el volumen suficiente, el coste por página de los cartuchos de una láser en color es todavía menor que el de color en una impresora de tinta, porque los réditos son mucho más altos, variando entre 6.000 y 12.000 páginas.
Características. Prácticamente todas las impresoras de tinta ofrecen las mismas características: una bandeja de papel en la que caben 100 ó 150 hojas y 10 sobres, memoria de buffer limitada y ninguna opción para trabajo en red. Pero unos pocos distribuidores ofrecen impresoras de tinta orientadas a empresas que incluyen mayores capacidades: bandejas de papel opcionales, Ethernet o red inalámbrica 802.11b, y más memoria.
Las láser tienen generalmente más componentes y opciones que las de tinta. Las láser monocromo admiten de 150 a 700 hojas, con modelos para empresas que pueden llegar fácilmente a las 600 hojas. Las láser color admiten de 200 a 1.200 hojas. Se pueden aña

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información