| Artículos | 29 OCT 2007

Cómo afrontar la innovación en las empresas

Tags: Actualidad
Encarna González

Cada vez más, las organizaciones son conscientes de la necesidad de innovar para hacer frente a su supervivencia en el futuro. Sin embargo, y a pesar de que cada día se salvan más obstáculos en esta carrera por la innovación, aún quedan muchos pasos que las empresas deben afrontar para que esta innovación les sea realmente útil en sus negocios.

Tal y como sostiene un reciente informe sobre el índice de innovación en 2007 elaborado por Fujitsu, en el último año las organizaciones han hecho progresos muy significativos en lo que a innovación se refiere. Así, según reza este estudio, a pesar de que las organizaciones están incrementando su gasto en innovación, el aún escaso personal dedicado a estas tareas sigue siendo el principal obstáculo, en un 41 por ciento de los casos, Mientras, un aspecto que siempre se ha criticado, como es la falta de presupuesto, es un elemento que se encuentra por detrás de la falta de personal ya que, cada vez más, gobiernos e instituciones, públicas y privadas, son conscientes de la necesidad de innovar para adaptarse a los cambios. Y no sólo en nuestro país, sino a nivel global.

De hecho, el personal dedicado a la innovación es tan importante que la resistencia al cambio es otro de los factores en los que los expertos están trabajando para promover e incentivar la innovación. Para Tom Dissing, consultor de Fujitsu, las organizaciones han tomado buena nota de la necesidad de invertir más en innovación, por lo que este aspecto ha pasado en el último año a un segundo plano. Ahora, el principal punto de interés reside en las personas que dentro de las organizaciones pueden dedicarse a las tareas de innovación, y en cómo llevar a cabo esta innovación sin que ello cambie sobremanera la forma de trabajar en las empresas, es decir, sin resistencia al cambio.

“Las organizaciones tienen que tener un fuerte liderazgo y un entorno de negocio en el que la innovación pueda florecer si queremos incrementar nuestro rendimiento en innovación”, apunta Dissing. En este sentido, desde Fujitsu señalan que hay que innovar pensando en el futuro a largo plazo y, para que este enfoque tenga éxito, han de tener en cuenta las demandas de los clientes, así como que su esfuerzo en innovación sirva para incrementar su eficiencia operacional.


Este aspecto esta siendo uno de los que, tal y como apuntan los responsables de Fujitsu encargados de este informe, está adquiriendo mayor importancia ya que, la inclusión de una cultura de la innovación dentro de las organizaciones está siendo una de las grandes novedades que se han visto este año. No obstante, aún hay muchas empresas que encuentran dificultades para introducir en sus organizaciones esta cultura de la innovación y no saben qué pasos seguir para establecerla.

Según el estudio de esta compañía, las organizaciones que han conseguido establecer una cultura de la innovación en sus corporaciones, han utilizado una amplia gama de técnicas y procesos para animar a llevar a cabo esta innovación, tales como programas de incentivos o innovación embebida en los valores de la compañía. Para Dissing, las organizaciones que están funcionando de forma óptima son aquellas que tienen una aproximación a la innovación pensando en el futuro más que aquellas que los rezagados que se resistes o tienen verdaderos problemas para innovar.

De hecho, uno de los aspectos por los que las compañías que quieren innovar no prosperan es porque tienen su mirada, más que en una innovación a largo plazo, en obtener beneficios económicos en breve espacio de tiempo. Como resultado, estas organizaciones, al no percibir de forma prácticamente inmediata ese beneficio económico deseado, pierden el interés en la innovación.

El estudio realizado por Fujitsu mediante la realización de entrevistas a 271 organizaciones en Australia y Nueva Zelanda, muestra que las organizaciones deben tener una aproximación a la innovación de forma que tengan en cuenta cómo puede ayudarles a proporcionar valor a su negocio. Por ejemplo, los más rezagados en innovar podrían mejorar la adquisición y retención de empleados del orden de un 125 por ciento e incrementar la rentabilidad por empleado un 120 por ciento si implementan la misma aproximación a la innovación que los líderes.

Sin embargo, desde otro prisma, algunos responsables de sistemas apuntan que, no es que no quieran innovar sino que, para tener departamentos de TI innovadores, tienen que estar preparados para asumir ciertos riesgos tecnológicos y aceptar que, en los procesos de innovación, también se producen muchos errores (ya que no siempre se acierta a la primera) ante los que hay que estar preparados.

Como casi siempre, el apoyo de la dirección de la empresa resulta fundamental, y no sólo económicamente, respaldándoles en todo cuanto necesiten.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información