| Artículos | 01 MAY 2002

Comienza la era de la Internet de pago

Tags: Histórico
Javier Pulido.
¿Se acabaron los días del contenido gratuito en Internet? Esa es la pregunta que se hace un gran número de analistas de TI tras observar la evolución de los negocios en la Red en los últimos meses.

La crisis del sector tecnológico durante 2001 conllevó un proceso de selección natural que acabó afectando a las empresas puntocom que ofrecían contenidos gratuitos. Una crisis publicitaria que afecta tanto a medios impresos como a portales y los pocos resultados de los métodos publicitarios en Internet, como los banners, han provocado que se imponga una nueva forma de ofrecer servicios online: pago por contenido.
Esta tendencia ya se está notando en los grandes portales que, como negocios que son al fin y al cabo, están estudiando nuevas formas de rentabilidad. Uno de los primeros en dar el gran salto ha sido Terra Lycos. Su presidente, Joaquim Agut ha señalado que entre las directrices de la compañía durante los próximos meses se encuentra el paso hacia un modelo de pago. En su apuesta por Internet como canal transaccional, la compañía ha desarrollado iniciativas como Uno-e, el banco online creado junto con BBVA, o Educaterra, proyecto de enseñanza, educación y formación en red con oferta de cursos previo pago. Esta migración hacia la suscripción de pago sigue un modelo que a buen seguro imitarán otros portales en breve. Sobre una oferta de servicios gratuitos y en abierto, otros contenidos de pago llevan de forma escalonada hacia el pago por suscripciones. Con esta política, la compañía espera aumentar sus ingresos en unos 750 millones de euros, cifra que se suma a los 2.200 millones de euros con los que la entidad ha cerrado el último año fiscal, después de haber incrementado en un 22% sus beneficios y reducido en un 16% sus costes fijos. Otros portales, en este caso enfocados al ocio y entretenimiento como Guay.com, también contemplan el paso a Internet de pago en algunos de los servicios que venían ofreciendo gratuitamente.
Una de las experiencias pioneras de Terra en este sentido ha sido la de pago por visión en Internet, que ha estrenado con un concierto de Operación Triunfo. La compañía compró los derechos de la gala ofrecida por los chicos de la Academia el 9 de abril en Barcelona, y desde el día 12 cualquier usuario puede ver el concierto en su PC, eso sí, al coste de 4 euros si es cliente de la zona ADSL de Terra, y de 6 euros si no lo es. Al cierre de esta edición se desconoce la aceptación que ha tenido la iniciativa.
No sólo los portales tienden a ofrecer sus contenidos previo pago. Algunos de los más importantes diarios se plantean dejar de ofrecer sus versiones online gratuitamente. Es el caso del tabloide británico Times Online, que cobrará por determinados contenidos, o Financial Times, que pretende cobrar 100 libras esterlinas (162,64 euros) por acceder a su portal. En España, la caída en un 10% de la facturación publicitaria y el descenso en el número de lectores (en concreto, 150.000 menos) está dando pie a que las principales cabeceras busquen obtener mayores beneficios de su presencia online. El primero en dar el paso ha sido abc.es, que se ha convertido en el primer periódico digital español en lanzar un servicio de suscripción personalizado de pago. "Mi abc" permite acceder directamente a los contenidos del periódico online en una única pantalla (portada, lo más reciente, noticias, bolsa). El servicio se ofrecerá gratuitamente durante un mes de prueba.

Pague por sus e-mails
La nueva forma de hacer negocios en Red también está afectando a uno de los instrumentos de comunicación más importantes de la era online: el correo electrónico. Sin ir más lejos, Yahoo ha empezado a cobrar tanto a los clientes que tengan sus cuentas de Yahoo Mail utilizando programas POP3, como a aquellos que tengan correo electrónico Yahoo automáticamente dirigido a otras cuentas. Las cuotas por estos servicios, efectivas desde el 24 de abril, son de 30 dólares (33,71 euros) al año y permiten enviar y recibir correo electrónico con contenidos de hasta 5 MB. Otro de los servicios gratuitos de correo electrónico basados en web más famosos, Hotmail, también está empezando a aplicar políticas restrictivas. Al llegar al límite de megabytes permitidos, se bombardea al usuario con mensajes que le recuerdan las ventajas de pagar una cuota de suscripción. Es ésta una de las tácticas más empleadas por parte de las compañías: comenzar ofreciendo servicios gratuitos para después cobrar al usuario por las nuevas funciones que incorpore el sistema de correo. Peor es el caso de Altavista, que recientemente ha clausurado su servicio de correo electrónico gratuito.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información