| Artículos | 01 SEP 1999

Comentarios al código

Tags: Histórico
¿Para qué programaremos mañana?
Francisco Charte.
Actualmente, Windows es el sistema operativo dominante en la mayoría de los ámbitos, desde el empresarial, donde compite con Unix y otros, hasta el doméstico, donde su dominio es casi absoluto. Esto explica que gran parte de los programadores trabajen desarrollando aplicaciones para Windows, concretamente para la tradicional plataforma PC en la que se ejecuta este sistema.
Según visionarios y análisis de futuro, el fin del PC está cercano. Al parecer, su espacio lo ocuparán dispositivos más específicos y sencillos de usar, desde los ya conocidos asistentes personales hasta los set-top-box o dispositivos de navegación conectables al televisor, pasando por las tarjetas inteligentes. Todo parece indicar que, en los próximos años, la informática se centrará más en las tareas que en los dispositivos o sistemas, lo cual es una muy buena noticia para el usuario.
Los programadores, que en este momento centramos nuestro trabajo en un tipo de equipo bien conocido y con herramientas que simplifican en gran medida el desarrollo, no tendremos por menos que preguntarnos para qué dispositivo deberemos programar, o para qué sistema operativo. Los recursos de dispositivos como los indicados son, generalmente, bastante menores que los disponibles en los PC actuales, por lo que es difícilmente imaginable el uso de los actuales entornos RAD y marcos de aplicación para su desarrollo.
Otro tema es el de los sistemas que actuarán como base de estos dispositivos. A los veteranos EPOC y Palm OS, hace algún tiempo se sumó Windows CE, una versión de Windows específica para sistemas embebidos. Recientemente Windows CE salió del mundo del PC de mano, en el que cada vez tiene mayor peso, para entrar también en el de las consolas de juegos, como sistema operativo de la Sega DreamCast. La plataforma Java también prepara su presencia en todo tipo de dispositivos e, incluso Linus Torvalds, en un evento reciente, hablaba de versiones de Linux para sistemas embebidos.
Sin duda, todo este movimiento, tanto de intenciones como económico, tiene una sólida base y es una apuesta firme por opciones de futuro. Este humilde programador, no obstante, cree que el PC aún tiene cuerda para rato. Hace una década, cuando comenzaba a tener ya una cierta presencia y Windows aún era casi un desconocido, ya había quien auguraba el fin de las tradicionales estaciones de trabajo y los mainframes, sectores que, por el contrario, siguen gozando de buena salud.
Si, a pesar de todo, finalmente el PC tiende a desaparecer en favor de otros dispositivos, parece ser que siempre nos quedará Windows, o Linux... o Java ¿quién sabe?

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información