| Artículos | 19 NOV 2008

Código abierto para todos

Tags: Hardware
Paula Bardera

El fenómeno Linux se explica únicamente si lo ligamos al desarrollo de Internet. Desde su creación a principios de los años noventa por parte de Linus Torvalds, su evolución ha estado ligada a la Red, donde se ha creado toda una comunidad mundial de adeptos que contribuyen a su crecimiento.

Pero pocos de los que comenzaron a desarrollarlo podían imaginar que acabaría siendo un rival de los grandes y que contaría con el apoyo de Dell, HP,IBM, Novell, Oracle, Red Hat o Sun Microsystems. Así, aunque sus inicios están indisolublemente ligados a los servidores, en estos años ha extendido sus redes hasta los equipos de sobremesa, portátiles e incluso dispositivos de bolsillo.

En este tiempo, su evolución y popularidad han estado impulsadas por las distribuciones que se han hecho de él, tanto las gratuitas como las de pago, que lo han acercado a todo tipo de usuarios. Y es que una de sus principales ventajas es que es libre; esto no sólo quiere decir que sea gratis, sino que además es posible modificar el software según las necesidades, siempre y cuando se cumpla con la licencia GNU que utiliza este sistema operativo. Pero también puede volverse en su contra, pues una de las críticas a Linux es la cantidad de versiones que existen, lo que puede dificultar la implantación de determinados programas y aplicaciones, que pueden ser compatibles con algunas versiones Linux pero no con otras. Sus defensores argumentan que es un problema común a todos los entornos, incluido Windows. Por ello, muchos optan por las distribuciones de pago, que ofrecen mayor seguridad, calidad, soporte y disponibilidad.

Eso sí, aunque la potencia y las posibilidades de Linux puedan deslumbrar, es preciso tener en cuenta sus limitaciones, pues es tan complejo como cualquier otra opción de Unix. Pero a pesar de ello, el avance de Linux es imparable, pues ha traído a los clientes la posibilidad de elección y la independencia del sistema de código abierto respecto del resto de plataformas. Pero no sólo ha acaparado la atención de los profesionales de TI, sino que también los responsables de negocio se han dejado seducir por la independencia de esta plataforma y su potencial para ampliar las aplicaciones elegidas. linux, pinguino, código abierto

Un nuevo modelo de negocio

Lo cierto es que la apuesta de Linux es arriesgada y difiere mucho del modelo de negocio de Microsoft, el dominante en el mercado. Por eso será muy difícil que llegue a alcanzar su nivel de facturación. Aún así, las previsiones de IDC para los entornos de servidores Linux rondan el 8,2 por ciento de crecimiento anual entre 2007 y 2012, tanto para desarrollos de pago por suscripción como para aquellos que no optan por esta opción. Según esta consultora, el crecimiento estará impulsado por las suscripciones de pago de las distribuciones comerciales de Linux que están instaladas en servidores físicos, virtuales y otro tipo de hardware como PC o estaciones de trabajo que son utilizadas como servidores.

De hecho, un reciente estudio realizado por ABI Research afirma que Linux está posicionado para hacerse con la parte del león del mercado de MID, esto es, dispositivos que son mayores que un teléfono móvil, pero más pequeños que un portátil y que sirven para navegar por Internet. Aún así, también es cierto que esta categoría de productos aún no ha logrado el éxito esperado en el mercado, pero algunos de los que ya están disponibles trabajan con Linux y se espera la aparición de nuevos modelos próximamente. Al tratarse de un mercado emergente que requiere un nuevo sistema operativo, Linux tiene una buena oportunidad para hacerse con él. En este punto coincide Forward Concepts, otro grupo de investigación, que también destaca el potencial de Linux en el mercado MID. Ambas consultoras tienen predicciones similares respecto al crecimiento futuro de MID. Según Forward Concepts, las ventas crecerán desde las 305.000 unidades de este año hasta los 40 millones en 2012. Por su parte, ABI es más optimista y cree que se venderán 50 millones de unidades en 2013. 

linux, código abierto, softwarePero para lograr que Linux siga creciendo y consiguiendo mayores cuotas en todos los nichos de mercado, es fundamental el trabajo de los desarrolladores. El código abierto ya no es ninguna novedad, ni tan siquiera en las grandes corporaciones. Hoy en día, el 53 por ciento de los negocios utilizan software de código abierto, según un estudio de CIO. En cualquier caso, no son muchas las empresas que, aunque lo utilizan, contribuyan a desarrollar código, explica Jim Whitehurst, presidente y CEO de Red Hat. Al parecer, el 75 por ciento del software es escrito para uso interno y la mayor parte de él nunca se comparte, lo que supone un derroche de recursos. De hecho, según este informe, sólo el 49 por ciento de los que utilizan sistemas de código abierto informan sobre problemas o contribuyen con sus cambios a su desarrollo y crecimiento.


Puede leer este artículo completo a través de la edición en Zinio de nuestra revista.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información